Formula 2: las figuras de 2019

2
Comparte

La Formula 2 vivió en 2019 su tercera temporada desde su reconversión de la ya expirada GP2 Series. Un año más, la ronda final se disputó en Abu Dhabi y con ella todavía en el recuerdo, toca echar la vista atrás a este curso de 2019 un tanto descafeinado y marcado por la triste pérdida de Anthoine Hubert.

La lucha por el campeonato terminó antes de tiempo en Rusia, donde Nyck de Vries se alzó como el mejor para entrar en la Formula E con la corona de campeón bajo el brazo. Tras un año impecable, la persecución duró prácticamente hasta Monza, donde Nicholas Latifi falló y de Vries se impuso a una exclusión en clasificación para alcanzar el podio por partida doble.

Nicholas Latifi dio su mejor versión en pista, pero nada pudo hacer frente a Nyck de Vries. / FIA F2 Media

Solo en la Formula 3, sustituta desde este año de la GP3 Series, tuvimos una mínima opción de lucha por el campeonato en la última prueba, disputada en Sochi. Con todo, estas opciones fueron tan nulas que el ruso Robert Shwartzman apenas tuvo oposición para alzarse con el título.

Entre ambas categorías son 63 los pilotos que han competido en, por lo menos, una ronda y hoy destacaremos a diez de ellos en la Formula 2: cinco por habernos sorprendido y otros cinco por lo mismo, pero por un matiz más negativo. ¿Arrancamos?

Las cinco sorpresas de la F2

No nos quedamos cortos si calificamos este año de Formula 2 como un poco falto de chispa, aunque hay que tener en cuenta que venimos malacostumbrados de pasados cursos donde la lucha se prolongó hasta los últimos giros del año o donde los protagonistas fueron múltiples.

El pistoletazo de salida a la temporada 2019 se volvió a dar en Baréin, ya un clásico de la categoría. / FIA F2 Media

Tras la brillante generación de Lando Norris, George Russell y Alexander Albon, el peso del «novato brillante» se repartió sobre unas figuras que no estaban listas para seguir a los más veteranos y al final, la lucha por el campeonato fue exclusiva para los pilotos curtidos en mil batallas.

Por otro lado, la ausencia en parrilla de un piloto excepcional destinado a triunfar, como Stoffel Vandoorne o Charles Leclerc, abrió el abanico a luchas más cerradas y a un reparto mayor del protagonismo, acrecentado por la igualdad mecánica en pista. Así, los cinco elegidos sin un orden establecido son estos:

Nyck de Vries — Por fin dio con la tecla

El caso de Nyck de Vries es bastante particular. Tras ser coronado como campeón, al nuevo piloto de la casa de Mercedes no se le han abierto las puertas de la categoría reina y, en un movimiento bastante inteligente, busca consuelo en la Formula E y en el WEC con el Racing Team Nederland.

Nyck de Vries ya se ha fogueado en la Formula E este año, con un quinto puesto como mejor resultado. / FIA F2 Media

Ahora, enrolado en las filas del Mercedes-Benz EQ, comparte filas con Stoffel Vandoorne y se suma a la lista de campeones de GP2/F2 sin asiento en Formula 1, siendo el último caso el de Fabio Leimer, que tras alzarse con el título de GP2 Series en 2013, aterrizó en el proyecto LMP1 de Rebellion.

En cuanto a su año, ¿qué otro calificativo que no sea «imponente» se le podría aplicar? Sin apenas errores, con solo tres carreras sin puntuar (dos de ellas en la ronda de Abu Dhabi, ya como campeón), cuatro victorias y ocho podios, el holandés ha dado con la tecla y tiene el futuro a corto-medio plazo asegurado.

Jack Aitken — Un cambio de aires crucial

2018 fue un año que hizo mucho, mucho daño al piloto anglo-coreano. Fuera de toda lucha, fue dejado en evidencia por su compañero, George Russell, que se alzó con el campeonato en su año como rookie, condición que compartía con Aitken.

Jack Aitken celebra su victoria en la carrera larga de Bakú, que volvió a ser caótica. / FIA F2 Media

Su movimiento al equipo de Adrián Campos suscitó ciertas dudas pero, después de un impresionante 2019, no solo disipó cualquier sombra sobre su figura, sino que logró captar la atención de una escuderia como Williams para firmarle como piloto reserva.

Más maduro, constante y con arrebatos de líder, su excelente progreso en su segundo año en Formula 2 le valió un TOP 5 final y, ahora sí, debe aspirar a lo más alto con Campos sin excusa alguna .

Guanyu Zhou — Rookie del año sin cuentos chinos

Cuando la única pega que puedes ponerle a un debutante es que no haya logrado una victoria, sabes que ha hecho un buen año. El caso de Guanyu Zhou, séptimo en la clasificación final, es el de un piloto que planteaba ciertas dudas a su llegada y que, ni corto ni perezoso, se ha desecho de ellas de un plumazo.

El séptimo puesto de Guanyu Zhou es su mejor resultado en un campeonato desde 2016. / FIA F2 Media

Acompañado por un buen monoplaza, Zhou ha sido quien de destacar por encima de pilotos con más experiencia y quedarse a menos de veinte puntos de un TOP 5 muy congregado por pilotos avezados. Mucho cuidado con su 2020, ahora que sabemos que su destino estará ligado a UNI-Virtuosi una temporada más.

Anthoine Hubert — Brilló en pista; brillará en la memoria

No cabe duda de que la pérdida de Anthoine Hubert ha sido un golpe tremendo, no solo para la vida del paddock, sino también para la competición. El talento demostrado por el joven francés le llevó a ganar dos carreras cortas, Mónaco y Francia, su carrera local, pero este se ha apagado.

Tras ganar la GP3 Series, Anthoine Hubert no perdió el tiempo y comenzó a ganar en su año de debut y así será recordado: como un ganador. / FIA F2 Media

El Arden no siempre acompañaba, pero él se aseguró de situarlo en unas buenas posiciones. Además, su ritmo le hubiese llevado casi sin ninguna duda a la lucha por ser el mejor debutante con Guanyu Zhou y quién sabe qué más con su progresión. Una pena tan grande como el hueco que deja en el automovilismo.

Nicholas Latifi — El único ascenso del año

No, Nicholas Latifi no es un piloto que marcará una época, ni tampoco es un fuera de serie, pero decir que no cumplió en 2019 sería una falta de respeto a su gran año. En su cuarta temporada a tiempo completo, ha luchado por el título y ha logrado un subcampeonato que le lleva a las filas de Williams para 2020, siendo así el único ascenso.

La última vez que un solo piloto ascendió de GP2 Series o Formula 2 a Formula 1 fue en 2014. ¿El afortunado? Felipe Nasr, que pilotaría para Sauber en 2015. / FIA F2 Media

¿Qué esperar de él para la temporada que se avecina? Todo dependerá de lo que pueda ofrecer la escuadra de Grove, pero no es descartable que, con el rodaje y los tiempos demostrados en los entrenamientos libres y en pretemporada, no esté tan lejos de George Russell. Solo el tiempo dirá.

Cinco decepciones en la F2

Por otro lado, en la pasada temporada también hubo nombres que nos dejaron con ganas de más. Algunos lucharon por metas menores o, directamente, no alcanzaron las expectativas. Entre veteranos de los que esperábamos mucho y debutantes que se tropezaron con la adaptación, estas son las cinco figuras que nos dieron algo menos de lo esperado en 2019:

Luca Ghiotto — La inexplicable puerta giratoria

Tras cuatro años en Formula 2, el italiano Luca Ghiotto parecía decir adiós tras su mejor año en la categoría. Después de que el piloto de Arzignano encontrase una interesante vía de escape como piloto de la marca Aston Martin en la GT World Challenge Europe, la llegada de Hitech a la Formula 2 le rebotó de nuevo a la parrilla con Nikita Mazepin de compañero.

Tras 90 carreras donde ha cosechado seis victorias, veinticuatro podios y dos poles, Luca Ghiotto dejaba la Formula 2… hasta que llegó Hitech. / FIA F2 Media

Ahora, el italiano afronta un 2020 con dos calendarios que coincidirán en, mínimo, cinco carreras y, por si esto no fuese suficiente, lo hace con dos monturas completamente nuevas para él.

Su tercer puesto, a tan solo siete puntos del subcampeonato, no le dejó mala imagen en 2019, pero sí que es cierto que esperábamos algo más de lucha y, sobre todo, que esta lucha llegase algo antes. Con el monoplaza de una estructura que ya conocía de 2017, su mejor versión regresó a los circuitos, pero no fue suficiente.

Sérgio Sette Câmara — Cuando tu mejor resultado no vale

Si algo esperábamos del piloto brasileño a estas alturas era rapidez y lo cierto es que, en este 2019, la ha demostrado. Tras un 2018 algo deficiente con un coche ganador, Sette Câmara llegaba a DAMS con la esperanza de dar el golpe de efecto que, aunque ha llegado, no ha tenido la potencia suficiente.

Los cantos de sirena de la IndyCar podrían llevar a Sérgio Sette Câmara a seguir el camino de Santino Ferrucci. / FIA F2 Media

Sí, su cuarto puesto, a tres puntos del podio y con dos victorias, es un esfuerzo muy loable por su parte, pero eso no quita que era lo mínimo que se le podía pedir al joven piloto brasileño. Ahora, su futuro parece apuntar hacia Estados Unidos con Carlin.

Ralph Boschung — Se le empieza a acabar el tiempo… y algo más

Como piloto que afrontaba su tercer año en Formula 2, los resultados que han llegado no han sido lo esperable con su experiencia. El piloto suizo no olió las cinco primeras posiciones y fue ampliamente superado por su compañero, el debutante Giuliano Alesi.

El futuro de Ralph Boschung en Formula 2 es incierto. ¿Se atreverá a buscar otras opciones? / FIA F2 Media

Cierto, las máquinas que ha tenido a su disposición no han sido las mejores, pero la escasez de ritmo y las pocas esperanzas de que este vaya a mejor comienzan a pasarle factura. En 2019 ya se perdió un par de rondas por, presuntamente, falta de efectivo y si los resultados no llegan…

Mahaveer Raghunathan — No será recordado como el indio más rápido

Al ganador de la BOSS GP en 2016, campeonato disputado con monoplazas de distintas épocas y de enfoque amateur, no se le atragantó la Formula 2, sino que, directamente, le machacó sin ningún tipo de miramiento.

El apodo de «El indio más rápido del mundo» seguirá en manos de Narain Karthikeyan. / FIA F2 Media

Asiduo de las últimas posiciones, con ritmo nulo y con una ronda que no pudo disputar por acumulación de infracciones (que deberían haber sido dos), llegó y se encontró de bruces con el elevado nivel de la parrilla. Lejos de comparación con otros compatriotas como Arjun Maini o Karun Chandhok, su destino está ligado al efectivo que le quede en la cartera.

Mick Schumacher — Cocción a fuego demasiado lento

El apellido Schumacher está ligado a la Formula 1 de forma inevitable y esa sombra pende sobre Mick desde el primer momento en el que se lanzó a la competición. Tras vencer en la Formula 3 Europea en un año irregular, su llegada a la antesala de la máxima categoría prometía, pero parece que su momento aún no ha llegado.

A pesar de no haber sido su mejor año, Mick Schumacher ha dejado ligeros destellos que dan lugar a la esperanza. / FIA F2 Media

A pesar de su victoria, con el asterisco de haber sido en la carrera al sprint en un trazado como es el Hungaroring, sus demás resultados fueron tímidos y le dejaron fuera de los diez primeros. 2020 debe de ser el año donde demuestre de qué pasta está hecho y más con la presión del ascendente Robert Shwartzman en el garaje contiguo.

Quizá te interese
2 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *