NODA Racing – De cero a COVID-19 pasando por España

2
Comparte

Qué locura, ¿no? Cuando el 1 de enero arrancó mi primer año oficialmente dentro del motorsport en lugar de ser un ‘mero’ espectador, jamás imaginé que tres meses después todo estaría patas arriba. Confinado en España y sin poder viajar al lado de mi equipo, que a pesar de todo sigue trabajando para preparar una temporada cuyo inicio debería llegar en mayo… pero que nadie espera que acabe siendo así. La situación mundial con el COVID-19 lo ha puesto todo del revés y hay que lidiar con ello lo mejor que se pueda. Dicho esto, a muchos niveles y a pesar de lo que cualquiera podría pensar, el trabajo sigue adelante. ¡El ‘motorsport’ no descansa ni en tiempos de pandemia!

La mayoría de la gente que me conozca sabrá de mi trabajo como periodista escribiendo en varias webs y revistas o de mi tarea como uno de los comentaristas oficiales del WRC en español, además de mis apariciones en televisión en beIN o en GOL, con el motorsport como mi constante. Pero desde mediados del año pasado (¡cómo pasa el tiempo!) empecé un proyecto apasionante como es el de trabajar con Juju Noda, una piloto que llamaba la atención por subirse a un Fórmula 4 con 9 años y a un Fórmula 3 con 11. Sus tiempos iban mejorando hasta marcar los récords de sus clases respectivas en el circuito de Okayama.

Recuerdo, cuando descubrí hace varios años la existencia de esta chica, sentirme muy intrigado por su historia. Pensé que no podía esperar a ver cuándo y dónde empezaba a competir de forma oficial. ¡Jamás imaginé que acabaría formando parte de esta historia! Las expectativas sobre Juju son muy grandes y era lógico que su padre, Hideki Noda (expiloto de Fórmula 1, IRL, Le Mans, Fórmula Nippon y Super GT), quisiera buscar el mejor camino para su hija.

Hideki Noda (derecha) con los mecánicos de NODA Racing.

El plan inicial no era el de competir en Dinamarca. Esa idea la traje conmigo desde el principio y de alguna manera fué lo que convenció a Hideki de contar conmigo. Entendió que la Fórmula 4 danesa tenía una serie de ventajas y quiso que le ayudara con el proyecto. Tras conocernos en persona, el ‘feeling’ fue excelente desde el primer momento y llegó la propuesta de convertirme en el mánager de Juju. De nuevo, jamás lo habría imaginado.

Las cosas siguieron su proceso a lo largo de 2019 y al terminar el mes de octubre, teníamos claro que el camino era el de competir con nuestro propio equipo. Así nació la idea de llevar NODA Racing a Europa. El desafío es grande de por sí pero con una estructura familiar como este, todo se complica mucho más. La logística y el presupuesto de nuestro equipo no está a la altura de grandes nombres como Prema o Carlin. Es importante saber dónde se puede ahorrar y dónde hay que gastar.

Todo esto tiene que ver con nuestra situación actual. La lógica detrás de nuestro trabajo en NODA Racing en estos tiempos es muy sencilla. Debemos asumir que los demás equipos van a seguir trabajando y no podemos quedarnos atrás con respecto a ellos. Si estamos en lo cierto, evitaremos estar en desventaja. Y si nos equivocamos y en realidad nuestros rivales están parados… ¡entonces es una oportunidad de oro para reducir su ventaja! Porque, en efecto, tienen ventaja. Es un hecho. Sería muy fácil cruzarnos de brazos hasta que todo se normalice… pero las consecuencias podrían ser enormes. Para nosotros, no era una opción.

NODA Racing, inmerso en el trabajo tanto técnico como comunicativo.

El futuro es difícil de predecir, pero lo que sí os puedo contar por encima (hay que guardarse algo para el documental) es cómo han sido estos primeros meses después del arranque oficial del equipo en enero. Durante casi dos meses estuve viviendo de forma errante entre Dinamarca y los varios circuitos de España, lo que me mantuvo relativamente lejos del seguimiento del proceso del COVID-19. Lo primero era poner a punto nuestra base de operaciones.

El equipo está asentado en el sur de Dinamarca, a menos de media hora del circuito de Padborg Park. Allí realizamos nuestras pruebas cuando no estamos fuera del país y hemos tenido la suerte de poder rodar aún durante el mes de marzo a pesar de toda la situación que se está viviendo en Europa. ¡El que no se consuela es porque no quiere! Pues en enero hubo que ponerlo todo en su sitio. Eso significa organizar una casa para que pueda vivir todo el personal que forma el equipo.

Por si no os lo habéis planteado nunca, los equipos de carreras están formados por personas… así que algunas de mis primeras tareas como ‘Team General Manager’ de NODA Racing incluyeron la compra de comida, material de oficina, toallas y productos de higiene y limpieza… ¡necesario para la comodidad de todos! Y después de un par de semanas poniéndolo todo en orden mientras los mecánicos se encargaban de montar nuestra máquina, tocó volver a España… aunque antes, dedicamos una fría y húmeda jornada a realizar el ‘shakedown’ del coche en Padborg.

Juju Noda, realizando sus pruebas de pretemporada en España.

La primera vez que Juju Noda salió a pista resultó algo verdaderamente especial. «Mi» coche con «mi» piloto, arrancando un proyecto singular. Además, en este caso en particular los días previos a las pruebas en Motorland Aragón fueron un desafío que incluyó un pinchazo de nuestro camión en mitad de Francia y algún otro problema que hizo que logísticamente tener el coche rodando cuando tocaba fuera casi un milagro. Eso sí, un milagro para el que hubo que trabajar duro.

Como en todas las buenas historias, todo es mejor bien acompañado y en Motorland se fraguó el ingreso de Víctor Forner, compañero de esta casa y un gran amigo con el que espero vivir experiencias muy especiales. Víctor es nuestro ingeniero de datos y sus habilidades han resuelto a menudo problemas que de otra forma habrían sido mucho más lentos de resolverse. Y en el mundo del motor, un retraso en pretemporada puede llevarte a una reacción en cadena que acabe con un mal rendimiento en carrera.

Claro que por mi parte siento el orgullo de haber podido resolver problemas de ingeniería (en el apartado de ‘software’ y ‘firmware’) antes de la llegada del segundo miembro español de nuestro equipo. ¡Quién me habría dicho a mí hace unos meses que acabaría hasta bien entrada la madrugada para poner a punto un coche de Fórmula 4. A veces, aún no me lo acabo de creer del todo. Pero es necesario poner a la persona ideal para cada trabajo y la llegada de Víctor nos permitió ser más eficientes.

Àlex Garcia (izquierda) es el hombre para todo. Mánager del equipo y piloto, traductor y hasta ingeniero a tiempo parcial.

Motorland, Barcelona, Calafat, Albacete, Cremona y Varano. Una pretemporada con un total de diez días en pista en seis circuitos distintos en España y en Italia. Aprendimos mucho en cada una de las jornadas tanto por los desafíos a los que hubo que enfrentarse como por la información recopilada. Además, Juju sigue creciendo como piloto y aunque parezca un proceso lento, vamos sintiéndonos más preparados para el inicio de la temporada.

A día de hoy, aún no sabemos cómo va a quedar el calendario de la Fórmula 4 danesa, aunque sí sabemos que hay carreras de otros campeonatos locales que debían disputarse en abril y que no tendrán lugares. Por mi parte, estoy seguro que la primera carrera va a tener que cambiar de fecha y no podremos arrancar en mayo. La segunda cita debería ser en junio pero estando ahora a principios de abril, no me atrevo a sacar la bola de cristal. ¿Sería un inicio en julio algo razonable? El tiempo dirá…

Fotos | Marc de la Fuente

Quizá te interese
2 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *