‘SimRacing’: el ‘crossover’ definitivo entre categorías.

3
Comparte

Ni la saga de los Vengadores propuso un crossover tan ambicioso. Hace unos años nos preguntábamos cuando veríamos pilotos de F1 a los mandos de otros coches en otras categorías. En 2020, hemos encontrado la solución en mitad de una pandemia global que nos ha obligado a quedarnos en casa. Porque sí, la clave es quedarse en casa. La clave es el SimRacing.

Vale, a los puristas no os gustan las carreras virtuales. No hay fuerzas laterales, no hay visión de túnel a alta velocidad… y no se hacen daño. Aunque pueda parecer raro, ese es un factor clave. El instinto de supervivencia entra en juego. En el mundo virtual, no importa tanto, con lo que ello conlleva. Pros y contras que ayudan a humanizar lo que puede ser una serie de números interpretados por un ordenador.

Primero, la facilidad para competir y el nivel que se puede alcanzar. Los pilotos más jóvenes actuales han crecido entre simuladores, a diferencia de los más veteranos que llegaron a vivir la época de los test en pista casi cada semana. Ese conocimiento del medio (léase por simulador) ayuda a que gente como Lando Norris, Charles Leclerc o Max Verstappen no desentonen en absoluto en las carreras. Y, que puedan ganar, les motiva. Si a ello se le suma su inteligencia al volante, aprendemos mucho más del comportamiento de los pilotos en una cabina.

Ese es el segundo aspecto positivo y el primer negativo. A nivel positivo, les encanta ser el número 1. Ya sea en el parchís, o incluso en el cara o cruz, los pilotos quieren estar por encima de los rivales. Añadamos que pueden medirse contra otros pilotos profesionales en igualdad de condiciones… todo evoluciona exponencialmente.

Lando Norris y su IR18 en Indianápolis © Twitter Lando Norris

Los ejemplos más claros han sido los mencionados Norris y Verstappen. El primero, participó en las series virtuales de la IndyCar y Supercars. En ambas consiguió una victoria, y ambas llegaron en el CoTA. En el caso de Verstappen, éste participó en los Supercars (podios incluidos en la ronda de Silverstone y el Circuit de Barcelona-Catalunya) y está en liza en la Porsche Supercup eSeries, contra otros pilotos virtuales.

El rendimiento de ambos ha sido impoluto, aunque la parte negativa también ha salido a la luz. No por parte de Norris o Verstappen, sino en general. Ganar es prioridad, y debe conseguirse a toda costa. Sea con sobrepasar los track-limits o, en extremos, llegando a buscar venganza de forma directa.

Esa es la parte negativa del SimRacing: no hay consecuencias a gran escala. Echar a alguien de la pista sólo genera enfado para quien lo recibe, y risas para quien lo provoca. Obviamente, hablamos a nivel exhibición, que es lo que se ha visto estas últimas semanas. El incidente de Simon Pagenaud y Lando Norris en Indianápolis ha sacado a relucir la forma de pensar de los pilotos: si pudiesen, muchos ni se pensaban en echar de pista al rival. Cueste lo que cueste

Dejando de lado la “imitación” a la vida real, gracias al SimRacing podemos ver formatos de carrera muy variados, así como combinaciones circuito-coche que no se pueden realizar en el mundo real. ¿Quién se hubiese imaginado que Fernando Alonso y Sebastian Vettel competirían con un Brabham BT42? Y no son los únicos de esa parrilla. Mika Salo, Dario Franchitti, Jan Magnussen, Jenson Button… todos se han divertido y nos han permitido ver dichos nombres pelear en pistas como Zandvoort, Malasia o Silverstone.

Ya por último, veremos incluso a un jefe de equipo al volante. Zak Brown ha confirmado su participación en la carrera de famosos de los Supercars, a disputarse mañana lunes 18. Lástima no ver a Toto Wolff o a Christian Horner en un simulador, para divertirse un rato. Porque para eso está el SimRacing. A parte de ver competición, también es entretenimiento. Un lugar para reunirlos a todos.

Lando Norris en Spa con el Holden Commodore ZB © Twitter Lando Norris

Fotos | Twitter Lando Norris Max Verstappen

Quizá te interese
3 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *