Alfa Romeo C41: Elegancia para combatir al resto

0
Comparte

Tras una breve pero cuidada actuación musical que parecía vaticinar lo que vendría a continuación, el tercer monoplaza de esta temporada 2021 tras el McLaren MCL35M y el AlphaTauri AT02 ha salido a escena: el Alfa Romeo C41. La marca italiana, que trasladó a Varsovia la presentación de su nuevo bólido ante la fuerte presencia de la petrolera polaca ORLEN, presentó al mundo el arma para 2021 de Kimi Räikkönen, Antonio Giovinazzi y, durante algunos entrenamientos libres, Robert Kubica. Cabe destacar el salto de nomenclatura de C39 a C41, pues el C40 estaba destinado a ser el monoplaza con la nueva normativa, pero el retraso de la misma hasta 2022 ha trastocado los planes de Alfa Romeo, que así ha decido solventar el inconveniente.

El Alfa Romeo C41 parte con la complicada tarea de llevar a la escudería de bandera suiza (recordemos que Sauber sigue cargando con el peso de la dirección del equipo) a abandonar la octava posición en constructores que ocupa desde 2018 de forma continúa. Para ello, la estructura de Hinwil no ha escatimado en una estilización bastante pronunciada en su morro, la zona que más variación ha sufrido a simple vista. Alfa Romeo se suma a la moda de un morro más estrecho acabado al estilo Mercedes, redondeado, aunque mantiene la «boca» principal que desarrolla desde 2019 y la gran «capa» que se extiende por debajo del mismo. Una hibridación curiosa de ideas.

Como cabía esperar, el resto del monoplaza se ciñe a la última versión vista en Abu Dabi, pero con matices. La zona de los pontones prolonga la filosofía vista por los de Alfa Romeo, el fondo plano se adapta a la nueva normativa que busca acabar con el exceso de alicientes aerodinámicos en el mismo y se mantienen los pequeños detalles que el monoplaza de la marca del trébol ya propuso, como los pequeños añadidos aerodinámicos en la zona superior del morro, donde se encuentra el dorsal, y pequeños flaps a los laterales del piloto. Que tampoco os asuste la curiosa «melena» del C41 en la tapa motor, pues esa solución se prolonga desde 2020, año en el que McLaren y Williams la descartaron.

Evidentemente, los cambios estéticos también están presentes y, de hecho, Alfa Romeo revoluciona su decoración con un sencillo toque: darle la vuelta. Las partes blancas se sustituyen por rojas y viceversa en comparación con 2020, una sustitución que ya ha llamado la atención en las redes sociales y que nos desvela detalles que el curso pasado no estaban, como la reaparición del logo de Autodelta, legendario departamento de competición de Alfa Romeo, en la toma de admisión superior, desplazando el Quadrifoglio al lateral del monoplaza.

En resumen, Alfa Romeo progresa en este 2021 y, pendientes de que el motor Ferrari acompañe en este curso un poco más, se postula como un equipo que ansía abandonar la zona baja de la parrilla y auparse a posiciones más dignas, sumergiéndose en la lucha de la «Fórmula 1.5» en la que ya se encuentran AlphaTauri, Aston Martin, Alpine, McLaren y su hermana mayor, Ferrari, de la que se espera que abandone con más frecuencia esta zona.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *