Aston Martin AMR21: Brotes verdes (y rosas) en Silverstone

0
Comparte

Las presentaciones se siguen sucediendo y, poco a poco, nos acercamos al final de esta emocionante época de descubrimientos. Después de que McLaren abriese la veda y fuese seguida por AlphaTauri y compañía, hoy fue el momento de recuperar una marca tan clásica en el automovilismo como la de Aston Martin, que con Sebastian Vettel y Lance Stroll como pilotos deja a un lado la breve pero intensa historia del equipo con sede en Silverstone bajo el nombre de Racing Point.

El Aston Martin AMR21 es una realidad y se transforma en el primer monoplaza de la marca tras más de 50 años enfocando su estrategia deportiva a otros mundos del motor. Esto supone el regreso del British racing green a la parrilla, si bien es cierto que, al igual que Caterham la última vez que disputó un Gran Premio en 2014, se trata de una interpretación por parte de la escuadra británica. Sea o no ese verde, lo cierto es que Aston Martin recupera un aire que se echaba en falta en la parrilla de la Fórmula 1.

Si nos centramos en los entresijos del monoplaza, Aston Martin se mantiene fiel a la filosofía del «Si algo funciona, ¿para qué arreglarlo?». Como siempre, las imágenes que nos ofrece el equipo el día de la presentación deben ser tomadas con pinzas, pues muy seguramente las novedades comenzarán a llegar cuando veamos el monoplaza de «carne y hueso». Por lo pronto, se pueden apreciar los cambios aerodinámicos que venimos pregonando en el fondo plano debido a la normativa y conceptos muy continuistas en los bargeboards, sumándose también a la moda de los laterales laminados que se han visto en Mercedes o AlphaTauri.

A donde se nos escapan las miradas es a la parte trasera, sobre todo a la zona que cubre el motor, donde apreciamos esas protuberancias que también se han visto en el Mercedes de este año. Todo el costado que alberga la unidad de potencia también ha sido revisada para esta temporada, con el alerón trasero siendo ligeramente distinto al visto en Abu Dabi. En definitiva, el veredicto a primera vista de estas imágenes es que cualquier cambio se ha centrado en la zona trasera y, si os interesa saberlo, sí, existen sutiles diferencias con el Mercedes, pero también las similitudes imaginables visto el caso de Racing Point en 2020.

Si repasamos la decoración, esta no ha dejado indiferente a nadie. Vuelve el verde a la parrilla y lo hace con un vistoso metalizado que va acompañado con detalles de una BWT que, finalmente, se quedó en la estructura de Silverstone antes de marcharse a Haas o Williams, tal y como se venía rumoreando.

Sebastian Vettel llega a un equipo que, de no ser por la sanción que recibiría el pasado curso, habría sido el mejor del resto. Un paso al frente teórico ante la caída de una Ferrari que espera espabilar en 2021, pero que parte por detrás, lo que deja a Aston Martin como uno de los principales candidatos a comandar la «Fórmula 1.5». A su lado permanece un Lance Stroll que ya sabe lo que es subirse al podio con el equipo de Silverstone y que, poco a poco, comienza a ofrecer más destellos de lo que es capaz de dar como piloto de Fórmula 1. Pendientes quedamos de más novedades pero, hasta el Gran Premio de Baréin, tocará esperar.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *