Conoce la transformación del circuito de Albert Park

0
Comparte

Sede del GP de Australia desde la temporada de 1996. El circuito de Albert Park es un circuito de aquellos semi urbanos, creado para la causa y ha servido prácticamente en todas sus ediciones para dar el pistoletazo de salida al Campeonato Mundial de Fórmula 1. Durante estos 25 años, tan solo una vez no se ha corrido y fue por culpa de la pandemia del coronavirus en el año 2020.

No obstante, el trazado ha sido noticia recientemente por los cambios que sus organizadores están realizando, aprovechando que la cita ha sido pospuesta nuevamente por la pandemia a finales de año hasta el mes de noviembre. Son varios los cambios y alguno bastante significativo con la clara intención de hacer de este GP de Australia una cita mucho más veloz.

Pista más ancha

Los cambios a un nivel más pequeño se reducen básicamente en hacer más ancha la pista en algunas curvas. Es el caso de la primera curva, realmente característica, puesto que se traza a una velocidad bastante alta y, ahora con una pista más ancha se debería poder trazar a una velocidad incluso mayor y así enlazar con la segunda y hacer esa chicane inicial a una velocidad realmente alta.

La curva tres también recibe una modificación al ampliar su anchura hasta cuatro metros. De esta forma se facilitan las maniobras de adelantamiento y rebufo hasta llegar a la gran frenada de la curva cuatro. Se siguen sucediendo los cambios de anchura, puesto que en la curva seis también se amplía con hasta siete metros y medio de anchura, propiciando, una vez más, los rebufos y la posibilidad de que alguien pueda colocarse en paralelo de otro monoplaza.

Finalmente, la curva 15 también va a recibir una variación en su anchura, la cual se amplia en tres metros y medio. Tratándose de una frenada tan fuerte, la anchura podría facilitar la maniobra de adelantamiento a pesar de que tan solo una curva más tarde se lega a la recta de meta y, por tanto, una zona en la que se va a poder abrir el DRS con la ganancia que ello implica.

El cambio más significativo

La joya de la corona de estos cambios es, sin lugar a dudas, la eliminación de la chicane que componían las curvas nueve y diez. Este hecho convierte esa zona en una zona recta y cambiará por completo el adn del trazado. Esto está hecho adrede, por supuesto, pues esperan ganar hasta 5 segundos por vuelta y convertir el Albert Park en un trazado realmente veloz.

Hay que tener en cuenta, además que con los cambios en la curva seis, puesto de frenada más fuerte hasta la llegada de esa chicane, se va a ensanchar y, por ende, la frenada ya no será tan potente y se llegará a mucha mayor velocidad. De bien seguro que, tras las dos rectas del principio del trazado, esta podría convertirse en la tercera zona de activación del DRS del GP de Australia.

En definitiva, los promotores del GP de Australia han aprovechado la situación y han querido adaptarse a la transición que está viviendo una Fórmula 1 en la que priman las grandes velocidades.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *