Kimi Räikkönen y el peor día para hacer historia

0
Comparte

Kimi Räikkönen ha hecho historia este domingo en Nürburgring. El finlandés ha superado a Rubens Barrichello como el piloto con más Grandes Premios disputados en toda la historia de la Fórmula 1. Una hazaña a la altura de pocos y que, beneficiado con el aumento de citas en los calendarios, le dejará como el piloto más veterano de todos los tiempos durante los próximos años. Desde 2008 este hito estaba en manos de Rubens Barrichello, quién superó a Riccardo Patrese en el GP del Canadá de esa temporada con 257 carreras. 12 años después Kimi ha repetido la hazaña y ha superado al brasileño.

Mal día para celebrar la hazaña

Sin embargo, el Gran Premio número 324 de Kimi Räikkönen no ha sido el ideal para celebraciones. El finlandés ha tenido un fin de semana para el olvido y hoy una odisea llena de contratiempos que le han impedido celebrar este dato histórico con una buena recompensa en puntos. Kimi salía desde la 19ª posición tras una mala clasificación, pero la salida ha estado lejos de ser óptima. En la tercera curva el finlandés ha perdido el control de su Alfa Romeo y se ha salido, cayendo de nuevo al fondo del pelotón.

Poco después ha tenido el primer gran susto del día. En plena lucho con George Russell, Räikkönen ha impactado contra el Williams del inglés en la primera curva y por poco le hace volcar. Ha dejado a Russell fuera de combate y, por ello, ha recibido una sanción de diez segundos. La odisea ha continuado con varias luchas con Kevin Magnussen y con el Ferrari de Sebastian Vettel, teniendo algún que otro ligero toque que han puesto aún en más apuros la carrera del finlandés.

La gran cantidad de abandonos le ha hecho terminar este histórico día en 12ª posición. En condiciones normales se podría considerar un buen resultado con el rendimiento de su Alfa Romeo. Sin embargo, al ver a su compañero de equipo, Antonio Giovinazzi, en décima posición y a su rival directo Romain Grosjean en la novena, hace pensar que Kimi ha desperdiciado un bonito día para sumar un buen puñado de puntos. En el mejor de los casos hubiese podido llegar a luchar entre la novena y la octava posición, resultados que han quedado lejos de su alcance al final de la prueba.

Kimi Räikkönen no ha tenido el mejor de sus días para celebrar su carrera récord número 324. Foto: Alfa Romeo

324 carreras de récord, 40 años y… ¿aún con futuro en la F1?

Räikkönen, en pleno foco de atención del mercado de pilotos, ha demostrado en este 2020 que sigue teniendo talento y ganas para seguir en la Fórmula 1. Por ello, todo parece indicar que seguirá por lo menos un año más en Alfa Romeo. 324 carreras es un número que puede estar lejos del legado final que puede dejar el finlandés el día que se retire.

18 temporadas en las que ‘Iceman’ nos ha regalado momentos únicos, entre otras cosas un campeonato del mundo en 2007, 21 victorias incluyendo la última en Austin 2018, 18 pole positions y hasta 103 podios en todos estos años. Números de leyenda que podrá seguir aumentando si continúa en la F1 a sus ya 40 años de edad. Hay que reconocer que pocos llegan hasta donde Kimi ha llegado, y donde seguramente en 2001 cuando debutó a bordo de un Sauber nadie pensaba que llegaría.

Hay que aplaudir los méritos de Räikkönen. Nadie le ha regalado nada en estos 20 años de trayectoria. Tendremos más Kimi, no al nivel de antes, pero si aún para regalar más alegrías entre los aficionados de la categoría reina. Además, según los últimos rumores podría compartir escudería con el hijo de Michael Schumacher, Mick. De ser así, será uno de los pocos que llegaron a pelear en pista con el padre y ahora con el pequeño de los Schumacher. Todo un hito, también. Gracias, Kimi.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *