Los errores se pagan caros en la clasificación al sprint

0
Comparte

El de hoy no ha sido un sábado cualquiera. Hoy el GP de Gran Bretaña celebraba una nueva jornada de clasificación, pero no se ha asemejado a ninguna de las que ha vivido la Fórmula 1 a lo largo de su historia. Ahora es momento de reflexiones por parte de equipos y de la propia Fórmula 1, ver qué acogida y qué reacciones ha tenido entre los aficionados y los accionistas y tomar las decisiones pertinentes para eventualmente mejorar este formato.

Tras la clasificación habitual de ayer en la que se definió la parrilla de salida de la clasificación al sprint de hoy sábado, tan solo 17 vueltas separaban a los pilotos de la codiciada pole. Momentos de máxima tensión, puesto que había libre elección de neumáticos para todos los pilotos. La sensatez decía que uno debía escoger los neumáticos medios, que aquella era la mejor opción, pero no fue la única. Hubo quien arriesgo con el neumático blando.

Los errores se pagan caros

Tras aquella delicada decisión era el momento de enfundarse el casco, concentrarse y darlo todo en una carrera al sprint, algo a lo que la Fórmula 1 no está habituado en los tiempos modernos. Eran 17 vueltas de absoluta incerteza, pero lo que parecía evidente es que cualquier error, con tan poco margen de error iba a pagarse muy cara, especialmente pensando en la jornada dominical.

Sobre las cabezas de todos los pilotos levitaba el mismo fantasma y es que cualquier error, ya fuese un accidente o una avería te mandaba al fondo de la parrilla de salida de la carrera del domingo. El primero en tener uno de esos toques ha sido el piloto español de Ferrari, Carlos Sainz que ha visto como tras la tercera curva tan solo tenía por detrás a los Haas tras un impacto con el Williams de George Russell.

Todo ello ha obligado a la remontada, puesto que por fortuna los daños en su Ferrari han sido leves. No obstante, llegar tan solo hasta la undécima posición tan solo sabe como una minimización de daños, especialmente después de ver que su compañero de filas, el monegasco Charles Leclerc mañana partirá cuarto. La de mañana también será una carrera complicada para el piloto madrileño.

La peor parte, sin embargo, se la ha llevado Sergio Pérez que no está disfrutando de su mejor fin de semana, precisamente. El mexicano de Red Bull se ha visto superado por Fernando Alonso y Lando Norris a las primeras de cambio ye n su afán por recuperarse rápidamente ha perdido el control de su RB16B en las enlazadas de Silverstone, perdiendo el control del coche y perdiendo muchas posiciones.

A la postre, Sergio Pérez se ha visto obligado a no ver la bandera a cuadros debido a las vibraciones que estaba experimentando. De esta forma el de Red Bull saldrá mañana en última posición, viéndose en la tesitura de tener que hacer una remontada como la que tuvo que hacer en el GP de Sakhir de la temporada pasada.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *