McLaren se atreve con la Extreme E en 2022

0
Comparte

De todos los anuncios que podrían hacer los de Woking, este es de los menos esperados. McLaren competirá de manera oficial en la Extreme E a partir de 2022, corriendo con SUV eléctricos. Según afirman en su comunicado, añaden este programa a su calendario además de mantenerse en Fórmula 1, IndyCar y presencia en eSports – es decir, simracing. Se trata de la primera vez en la que el equipo McLaren hará acto de presencia en competiciones offroad, pues hasta ahora se han limitado a carreras de circuitos.

Se trata de una joven categoría, que tras años de gestión ha comenzado en este 2021 en algunos de los lugares más inhóspitos del mundo. De hecho, apenas se han disputado dos carreras de momento. Lejos de ser una variante del rallycross con SUV eléctricos, es un mundo muy diferente de la F1. O todo en lo que hemos visto a McLaren en sus décadas de historia. De hecho, es impactante porque, en teoría, esto descartaría la llegada a McLaren a la Fórmula E. Al mismo tiempo, tampoco hay señales oficiales de que vaya a entrar en resistencia y en Le Mans con un Hypercar como muchos pensaban.

Cabe destacar también la curiosa posición en la que se encontrará Zak Brown a partir de 2022. Brown es, por supuesto, CEO de McLaren Racing a día de hoy, un personaje clave en la remontada del equipo en F1. Pero al mismo tiempo es copropietario y cofundador de la estructura United Autosports, un equipo que ya está en Extreme E. United Autosports – comúnmente visto en categorías de resistencia como el Mundial de Resistencia o las European Le Mans Series – participa en conjunto con la estructura Andretti Autosport, contando con el que campeón mundial de rallycross de 2019 Timmy Hansen y la piloto británica Catie Munnings.

¿Extreme E?

Esto lanza muchas preguntas al aire, por supuesto. Para empezar, hay que recordar cómo funciona Extreme E. Este campeonato consiste en diversas mangas de clasificación con dos o tres coches compitiendo al mismo tiempo sobre terrenos fuera de pista. Puede recordar al rallycross, pero su formato varía de manera considerable. Eso sí, cuenta también con semifinales y una final. También coincide en el rallycross en una de sus figuras más representativas, pues Johan Kristoffersson (tres veces campeón mundial de rallycross) ha ganado junto con Molly Taylor tanto en Al-Ula como en Dakar. Se trata además del campeonato capitaneado por el visionario español Alejandro Agag, quien fue también el fundador de la Fórmula E. Además la Extreme E cuenta con un transporte poco habitual. Los coches viajan por todo el mundo utilizando, como paddock flotante, el Santa Helena.

Además de competir en algunos de los lugares más ‘extremos’ del mundo, la Extreme E pretende concienciar a la población de algunos de los grandes problemas producidos por el cambio climático. En el caso de Arabia Saudí fue la conservación de las tortugas en el Mar Rojo mientras que en Dakar fue la restauración de los manglares o bosques de mangles. En el caso de la prueba del Amazonas la temática ecologista será, por supuesto, la reforestación del pulmón de la Tierra.

La parrilla de esta primera temporada cuenta con nombres de primera línea. Sébastien Loeb, Carlos Sainz, Kristoffersson, Hansen o Mattias Ekström son solo algunos de los nombres. También hay que tener en cuenta que es una categoría donde piloto masculino y femenino comparten coche durante las sesiones. Cristina Gutiérrez, Laia Sanz y Christine GZ forman la armada española femenina, compitiendo también Munnings y Taylor, entre otras. Varias marcas de peso están involucradas en Extreme E como Cupra, Hispano Suiza o Hummer.

Agenda sostenible

Y he aquí una de las claves para la entrada de McLaren. La agenda sostenible, la búsqueda de reducir como sea la huella de carbono para la empresa. La entrada en Extreme E tiene también como objetivos apoyar la igualdad de género, diversidad y el reciclado de materiales. La reducción de residuos y la descarbonización, la llamada huella neutra en carbono, es un objetivo que diversas marcas persiguen de cara al futuro.

Estos objetivos, la ilusión por competir al máximo nivel en terrenos desconocidos y la ‘magia’ de Agag han logrado atraer a McLaren. Será interesante ver como se desenvuelve el equipo británico. No tendrá que desarrollar nada dado que todos los equipos utilizan el mismo coche, el Odyssey 21, un SUV eléctrico basado en la tecnología de Fórmula E. En la cual precisamente McLaren sí ha trabajado en su desarrollo, en concreto en las baterías. La cuestión está en que pareja de pilotos será la que represente a McLaren…

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *