F1 Básica: Barreras TecPro

0
Comparte

Antaño, la palabra “seguridad” no era la más popular en el Campeonato del Mundo de Pilotos, y durante muchos años no fue siquiera una gran preocupación. Esta visión durante los primeros 60 años de existencia de las competiciones motorizadas no solo se reflejaba en coches que en la práctica suponían tumbas de acero, si no también en los circuitos, cuyas medidas de seguridad eran notoriamente deficientes en el mejor de los casos, y absolutamente inexistentes en el peor, a un nivel que hoy en día sería inadecuado hasta para un rally.

Mucho han cambiado las cosas desde que aquel incidente que acabó con su maltrecho cuerpo en un cobertizo de Spa-Francorchamps llevó a Jackie Stewart a iniciar una cruzada personal que terminaría haciéndose global, en pos de mejorar la seguridad de los circuitos. Medio siglo después, los trazados de competición con los mayores estándares cuentan con amplias escapatorias, instalaciones de primer nivel y el equipamiento médico necesario para cualquier emergencia. Con todo, nada de eso puede impedir que un coche termine encontrando un muro contra el que golpear. Y para reducir los daños en maquinaria y piloto, la respuesta más óptima por parte de la industria a día de hoy son las barreras TECPRO.

Denominadas así por la empresa francesa encargada de su fabricación y desarrollo, las barreras TECPRO están hoy en día presentes en la gran mayoría de circuitos permanentes, hasta en los de karting, y por muy buenas razones. Las barreras de neumáticos habían sustituido en su mayoría los muros de cemento, las balas de paja y las vallas, pero presentaban sus propias complicaciones. Por ello, el piloto francés Rafaël Galiana investigó hasta dar con el concepto de las barreras TECPRO, que empezó a producir en 1998.

Cada uno de los bloques de poliestileno que compone una barrera TECPRO están rellenos de una espuma de densidad modular, se refuerzan con láminas de metal, y se conectan unos a otros a través de tres eslingas. Con ello, se encontró una solución que no solo absorbe la energía en accidentes a alta velocidad de forma más efectiva, si no que también resulta fácil de instalar y reemplazar, ligera y atractiva a nivel estético.

Con todo, las TECPRO no han sido siempre una solución a prueba de bombas, ya que, en ocasiones, algunos impactos a alta velocidad han resultado en coches que quedaban engullidos bajo las dañadas protecciones, como en el accidente de Carlos Sainz en Sochi en 2015, y otros han rebotado los vehículos de forma inoportuna, con fatales consecuencias en el trágico accidente de Anthoine Hubert en Fórmula 2 en 2019.

Huelga decir, por tanto, que esta no es la única solución en protecciones. En Estados Unidos, y algunos circuitos europeos, se usa desde 2002 en curvas con muy poca escapatoria las barreras SAFER, compuestas de tubos de metal unidos en una estructura semi-sólida situada delante del muro de cemento, y que cuenta con bloques de poliestireno descubiertos entre medias para absorber la energía del impacto. Estas serán las protecciones empleadas en las curvas peraltadas de Zandvoort, donde son la solución más óptima en los casos en los que la escapatoria es reducida.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *