El Coche Médico de la FIA

0
Comparte

Está claro que la lucha de la FIA para proteger a los pilotos de las consecuencias de cualquier incidente se libra en muchos frentes. Y uno de ellos es el coche médico de la FIA. Este vehículo es uno de los primeros en llegar en caso de accidente, y se encarga de que el piloto pueda ser atendido lo más rápido posible por un médico.

Actualmente, dos modelos cumplen este rol alternativamente. En el caso de los grandes premios en los que sea el Mercedes AMG GT R el coche de seguridad, será un C63S AMG de la marca alemana el que le acompañe en las labores médicas. En cambio, cuando sea Aston Martin el encargado de proveer los vehículos de seguridad, será un DBX especialmente modificado.

Coche medico AMG
Aunque espaciosos, los modelos usados deben ser rápidos para poder llegar a la escena en cuestión de segundos.

Se trata de dos modelos que, aunque deportivos, tienen la capacidad suficiente para transportar al doctor Ian Roberts y al expiloto Alan Van Der Merwe hasta donde sea necesario. Junto a ellos, en el asiento trasero, viaja normalmente un doctor local del país donde se celebre la prueba. Para ayudar, no solo en los procedimientos médicos, sino también en la coordinación con los comisarios de pista y demás personal desplegado en el circuito.

Van Der Merwe se encarga principalmente del pilotaje y transporte. Y raramente es necesario que baje del coche, si bien ha recibido preparación para asistir al Doctor Roberts en caso de ser necesario. Ian Roberts, en cambio, viaja en el asiento del pasajero junto a un pequeño kit de primeros auxilios que le permite actuar en los instantes iniciales tras el incidente. Momentos críticos para la salud y seguridad de la posible víctima.

Por si fuera necesario, en el maletero del coche, el equipo dispone de todo lo necesario para una actuación más en profundidad. Oxígeno y otros utensilios para garantizar la respiración, un kit de trauma, dos extintores, un kit contra quemaduras y guantes aislantes para lidiar con un posible problema eléctrico. Además de todo el conocimiento acumulado a lo largo de los años por este equipo.

Coche médico Aston Martin
En los Grandes Premios en los que Aston Martin se encarga de los vehículos de seguridad, su modelo DBX es el coche médico.

El coche equipa, además, una serie de pantallas y equipos para mantenerse en contacto con dirección de carrera y a la vez saber la posición exacta del coche respecto a los participantes en la pista. Además, los tripulantes reciben en tiempo real la información recogida por los guantes biométricos que equipan los pilotos. De esta forma, pueden hacerse una idea de la fuerza del impacto y del estado del piloto incluso antes de llegar a la escena.

El coche médico está presente, además, durante la salida de cada carrera. Suele ser uno de los momentos más problemáticos del fin de semana, así que sale desde la parte final de la parrilla, cuando las luces se ponen en verde para poder actuar rápidamente en caso de accidente durante la primera vuelta. Al cumplirse esta, el equipo se retira a la calle de boxes. Aunque siempre están en guardia para salir, si es necesario, en la ambulancia más rápida del mundo.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *