F1 Básica: ‘undercut’ y ‘overcut’

3
Comparte

Las paradas en boxes son un componente esencial de una carrera de Fórmula 1, y uno de los que mejor representa la espectacular evolución que ha atravesado el deporte a lo largo de su historia, incluso en comparación con tiempos relativamente recientes. En la actualidad, estas paradas no implican repostajes, incluyen una trabajadísima coreografía en acción de más de una decena de mecánicos, y deparan detenciones de menos de dos segundos, cifras absolutamente impensables hace apenas una década.

Estas detenciones mínimas, en las que los errores se paga caro y perder tiempo es muy fácil, aportan también algunas de las mejores oportunidades para ganar posiciones, en especial si se usa un truco estratégico que tiene una doble cara dependiendo de la necesidad: el ‘undercut’ y el ‘overcut‘. Dada la naturaleza de los neumáticos de Fórmula 1, que en muchas ocasiones solo da pie a carreras de una parada, estos recursos se han hecho todavía más presentes.

Undercut

El más frecuente y efectivo de los dos es el ‘undercut’, consistente en que un piloto que rueda por detrás de otro consiga situarse por delante tras parar en boxes antes que él. Esta estrategia requiere una estimación aproximada de cuando el rival hará su detención, el cálculo adecuado con los compuestos a utilizar y, sobre todo, un gran ritmo en la vuelta de salida. Al parar antes, el coche que efectúa el ‘undercut’ puede ir mucho más rápido que cuando rodaba detrás de su rival, quien puede encontrarse con la posición perdida tras completar después su parada en boxes.

Asimismo, una buena lectura de la carrera por parte del muro de pits es fundamental para el éxito de un ‘undercut’, ya que el piloto ha de efectuarlo cuando se considera que podrá rodar en las vueltas siguientes con aire limpio, sin tráfico (pilotos doblados o más lentos) por delante. En estas situaciones, todo lo que puede hacer el coche atacado es rodar lo más rápido posible para neutralizar a su rival, o intentar variar su estrategia, ya sea reduciendo paradas sin comprometer en exceso el ritmo, o alargar su stint para intentar recuperar el tramo enjuagado.

Overcut

En ello se basa en parte la maniobra contraria, el ‘overcut’, en la que un piloto trata de ganar la posición a base de parar más tarde que su rival. Como norma general, suele ser más útil cuando se trata de un coche más veloz que el de delante en esa circunstancia de carrera, de tal forma que el coche más lento no consiga compensar esa diferencia, incluso con gomas nuevas. También suele ocurrir en situaciones de diferencia de neumático, por lo que las diferentes planificaciones de duración del compuesto juegan un papel fundamental.

El ‘overcut’, en muchos casos, suele ser la única alternativa en carreras donde adelantar se convierte en una quimera y el tráfico es prácticamente inevitable, como ocurre en Mónaco. No obstante, en caso de que la situación en pista implique a un grupo de coches, el piloto que efectúa el ‘overcut’ puede perfectamente ser víctima de un ‘undercut‘ por parte de un tercero si la estrategia y el ritmo juega a su favor. En ese sentido, una pista que genere gran desgaste en las gomas puede premiar al piloto que mejor sepa conservarlas si lleva a cabo un ‘overcut’.

Quizá te interese
3 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *