10 Tips para pilotos de simracing (Parte 2)

0
Comparte

PARTE 1 DE LOS TIPS

He aquí la segunda parte de los consejos para todos aquellos que quieren iniciarse en el simracing o quieren mejorar. No todo lo que hay que decir al respecto es de técnica o de hardware, pues realmente hay mucho más. Hay que recordar el aspecto más importante de todos: el humano, o séase, nosotros mismos. De la misma manera en la cual debemos aprender a gestionar el simulador, debemos aprender a gestionarnos a nosotros mismos. Por suerte, en este aspecto cada vez se está creando una conciencia mayor, pudiendo evitar así caer en malos hábitos o conductas.

Actitud, mentalidad

Si, en una carrera, ves que otro jugador con el mismo coche te saca dos, tres o cuatro décimas por vuelta, evita pensamientos ‘nocivos’. No está logrando la ventaja porque tenga un volante mejor o una pantalla mejor. Por otro lado, esa forma de pensar no sirve para absolutamente nada. Correríamos el riesgo de desmerecer el talento o el esfuerzo de la otra persona, una actitud que no es muy beneficiosa. Ni en simracing ni a nivel deportivo en general.

¿Y si lo está haciendo a base de un exploit donde puedes recortar algo de tiempo en una curva? Si se trata de competición deportiva, es un buen momento de aprenderlo si es el caso. Si es cuestión de reglajes, también puedes aprender de ello pues igual no funciona en un sector determinado. O bien lo que falla está entre el volante y el asiento y es necesario más práctica y más técnica.

Si ese es el caso, y en un grandísimo porcentaje de situaciones lo es, no te preocupes. No pasa nada, no es una cuestión de vida o muerte y no te va a desmerecer ningún valor como persona. Es una cuestión de mantener la cabeza gacha, un gesto de refuerzo o para poner la mente en blanco y decirse a sí mismo “Ok, siguiente.” Volvemos a lo mismo: disfruta del simracing y haz disfrutar con él. Aplicar esto no es cuestión de un solo día, sino de asimilarlo, paliza tras paliza si es necesario por el nivel que tengamos.

Foto: Cupra

Experiencia en carrera

Una cosa es saber hacer los mejores tiempos en clasificación y otra cosa muy distinta es ganar carreras. En el caso de simuladores como Gran Turismo Sport, donde el enfoque está en esto último, la diferencia es bien clara. No sirve de nada poder hacer una vuelta perfecta si luego uno no es capaz de rodar frente a otros, defender su posición… también aquí se aplican otras variantes, como tener que adoptar trazadas diferentes a la habitual o lidiar con pilotos doblados si son carreras largas.

En este caso, habrá que improvisar de modo que uno se vaya curtiendo en la experiencia de tener batallas en pista. Y aquí la manera de aprender es sin miedo. Mientras que en GT Sport predomina más el rendimiento en carrera, en iRacing la qualy es más importante debido al modelado de daños. Michael Schumacher no nació siendo siete veces campeón del mundo, al fin y al cabo. Si uno ya está en un nivel más profesional, todo esto tendrá que estar más que aprendido para desempeñar un rol. Sobre todo para responder a lo que un equipo o una marca espera del piloto.

“No tienes miedo a tener que probar cosas nuevas. Si le metes el coche y te lo llevas puesto, ¿Qué va a pasar, que te insulte un desconocido por un chat? Se aprende cayéndose, si sale mal fracasas, aprendes y la próxima vez fracasas mejor. Es el lugar para cometer errores. Eso sí, si estás en un campeonato representando a un equipo, ahí tienes que llegar con los deberes hechos. Pero lo que recomiendo es tener la mente fría, estar ahí para disfrutar. No tienes que demostrarle nada a nadie. Y si le das a alguien…vas a dormir igual”, comentó Aroca al respecto.

Get a life

El viejo dicho, utilizado a menudo como insulto en partidas online, es de hecho un consejo útil en este caso. El clásico ‘Get a life’ nos viene muy bien, relacionado con el punto anterior. Es decir, que aparte del simracing, haya otros pilares importantes en la vida. Cuidar ámbitos como el social, laboral, personal, salud…

Un ejemplo de ello, aplicándolo a la vida real. En el Mundial de Rallyes, casi todos los campeones del mundo de los últimos años, como Sébastien Loeb, Sébastien Ogier, Ott Tänak… no solo tenían los rallyes. Todos ellos habían formado ya una familia y con varios hijos, incluso. De modo que, además del laboral, tenían cimentado y apuntalado su ámbito familiar y personal. Por el contrario, otros pilotos que no tenían este refuerzo eran más propensos a cometer errores de pilotaje bajo presión. En definitiva, cuidar este ámbito, tener más cosas en la vida, es un factor positivo a la hora de controlar los nervios.

De nuevo, hay que recordar que no nos va la vida en una carrera de simracing. Quede uno primero o vigésimo noveno, va a ser la misma persona, con el mismo valor, una vez se levante del simulador. Los de tu entorno más cercano te van a ver igual, tanto la familia como los amigos de siempre. A veces, cuando más igual te da una cosa, es más fácil mantener la calma y estar concentrado al máximo para lograrlo. En cambio, una persona sin otros pilares en su vida puede ser más inestable en ese sentido y sucumbir en los momentos clave.

Los reglajes son importantes…a partir de cierto punto

La misma idea que hemos comentado en párrafos anteriores sobre volantes o simuladores se pueden aplicar a los reglajes. Te van a ayudar a sacar esas décimas extra una vez ya se alcance un nivel determinado o un ritmo adecuado. Pero antes es necesario que te aprendas las físicas del juego. Antes será necesario que memorices cada curva del circuito y como sacar el mejor tiempo por vuelta. Si no, entre tener los reglajes de serie o los más refinados no van a marcar diferencia alguna.

Foto: Cupra

Disfrutar y hacer disfrutar

Nunca olvides esto último, seas novel o lleves desde los tiempos de Grand Prix 2. Un piloto de simracing que no es capaz de disfrutar en el simulador de lo que hace no va a tener la progresión que debería. Es al mismo tiempo disfrutar de lo que uno hace al mismo tiempo que se hace disfrutar a los espectadores. Incluso a los rivales si se da lugar a una bonita batalla en pista. Cuanto más aprendas y más pasión tengas, más vas a ‘sentir’ el simulador. También lo aprovecharás más y tendrás mejores resultados si a nivel psicológico estás en el estado idóneo para hacerlo. De lo contario, te expones a que te quemes no solo de un simulador, sino del simracing y a nivel personal. Y esto es algo que, sin duda, trasciende.

No debes dejar que la competitividad te coma vivo. Si luego no logras lo que esperas, te hundes en la m…se puede convertir en algo enfermizo. Hay que tener cuidado, todo en su justa medida. La percepción mental, la psicológica, es algo que muy importante en el mundillo”, puntualiza Aroca en este aspecto.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *