Hermanos a la sombra: Nicolas Hamilton

6
Comparte

Es relativamente habitual que los pilotos de Fórmula 1 tengan hermanos en la competición automovilística. En ocasiones, la pasión por la velocidad se transmite de padres a hijos, pero no siempre todos los vástagos pueden alcanzar la categoría máxima. En esta serie presentaremos a los hermanos de los pilotos actuales de la parrilla de Fórmula 1 que también compiten, o han competido, en automovilismo. Comenzamos por Nicolas Hamilton, el consanguíneo del seis veces Campeón del Mundo de Fórmula 1, Lewis Hamilton.

Nicolas Hamilton es hermano por parte de padre del piloto de Mercedes, con quien se lleva siete años de diferencia. Nació el 28 de marzo de 1992, siendo diagnosticado de parálisis cerebral. El trastorno le afecta al lado derecho de su cerebro, por lo que la parte diestra del cuerpo y sus piernas padecen las consecuencias. A base de ejercicios específicos y sesiones de fisioterapia, ha podido enfrentarse a la enfermedad desde muy pequeño para que esta le afectara lo menos posible en su vida.

A pesar de todo ello, Nicolas tuvo las mismas oportunidades desde niño que su hermano. Pronto probó un kart, pero su discapacidad le privó de poder continuar. Su tiempo en las carreras empezó mucho después. Comenzó disputando competiciones virtuales, donde se labró un nombre. Al tiempo, decidió inscribirse en la escuela de conducción de Jonathan Palmer, donde aprendió y demostró que sus capacidades al volante poco tenían que envidiar a las de su hermano. En 2011, dio el salto al automovilismo real y se inscribió en la Copa Clio británica.

Nicolas y Lewis, los hermanos Hamilton

Repitió experiencia al año siguiente, contando en todo momento con el apoyo de Lewis. El equipo Total Control Racing se esmeró en conseguir un sistema para adaptar el Renault Clio y que el joven británico pudiera sacar todo su potencial. Los resultados no fueron destacados, pero sí suficientes para ganar experiencia. El gusanillo le había picado y buscó la manera de continuar en el mundo de la competición.

En 2013, puso sus miras en dar un paso más. La Copa de Europa de Turismos parecía un buen lugar donde continuar con su aprendizaje. El equipo español Baporo Motorsport puso en sus manos un Seat Leon Supercopa adaptado a sus necesidades y allí se fue el pequeño de los Hamilton a probar suerte. Disputó tres citas, en Monza, Slovakia Ring y Salzburgring, siendo el 7º lugar logrado en la segunda manga en el trazado italiano su mejor resultado de la temporada. Salvo en la cita eslovaca, logró terminar todas las carreras en las que participó.

El año siguiente fue en blanco para el inglés, antes de regresar al volante de un coche en 2015. Enrolado en las filas de AmD Tuning, compitió en cuatro fines de semana como piloto invitado en el Campeonato Británico de Turismos (BTCC). Otro nuevo paréntesis de un año para regresar una vez más en 2017 a las carreras y a la Copa Clio. También estuvo presente en el Rallycross de Canadá, donde participó en una de las pruebas soporte al volante de un buggy Can-Am Maverick X3. Todo ello le sirvió para recuperar el ritmo de cara a 2018.

Nicolas Hamilton pilotando el Seat León Supercopa de Baporo Motorsport en la Copa de Europa de Turismos de 2013

Repitió certamen, disputando todos y cada uno de los eventos con el equipo WDE Motorsport. Terminó vigésimo en la clasificación general, con 20 puntos y dos décimotercer lugares como mejor resultado. Esto le valió para encontrar asiento en el conjunto Motorbase Performance para disputar la temporada 2019 del BTCC con un Ford Focus RS, retornando al máximo campeonato de turismos de las islas británicas. Los resultados destacados fueron esquivos para Nicolas Hamilton, que poco pudo hacer para no cerrar la clasificación general.

De cara a 2020, se espera que el inglés participe de nuevo en el británico de turismos, esta vez con la estructura Team HARD de Tony Gilham, al volante de un Volkswagen Passat CC. Si bien es cierto que su rendimiento en las carreras reales no es tan espectacular como el de su hermano, es en las competiciones virtuales donde destaca el de Stevenage. Es uno de los pilotos de pruebas del videojuego Project Cars y participa habitualmente en este tipo de competencias. Una muestra clara de su pasión por el automovilismo, la energía vital que le da fuerzas para superar cada día los obstáculos que la parálisis cerebral le pone en su camino.

Quizá te interese
6 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *