Las Claves del Gran Premio de Francia de Fórmula 1 2021

0
Comparte

De nuevo hay carrera. De nuevo, Lewis Hamilton y Max Verstappen se citan en pista. ¡Menudo mundial nos están dando! La vuelta de la ‘Pole’ se ha decidido por un vértice mal pasado por Hamilton, que ha dado la ventaja a su rival. La carrera puede decidirse por el más mísero detalle. Bakú es el claro ejemplo, y tenemos previsión de lluvia en el Paul Ricard.

Adaptarse a la meteorología

Si las previsiones no se adelantan (algo muy recurrente en el clima mediterráneo), hay altas opciones de que llueva en el transcurso de la prueba. Eso pondrá en alerta a todos los equipos y pilotos, con la consiguiente versatilidad necesaria. Sabemos que los dos mejores pilotos en lluvia están al frente de la parrilla, por lo que la pelea se prevé a cara de perro.

Ambos quieren ser los primeros en la primera curva. Ambos quieren resarcirse de lo visto en Azerbaiyán, en especial Hamilton. Verstappen sí, sufrió un pinchazo, pero su carrera fue perfecta en cuanto a lo que se le pidió. En cuanto al británico, las ganas le pudieron en la resalida. Nos viene bien a todos los aficionados tener a Hamilton encendido.

Si tuviese que señalar a un favorito en lluvia para esta carrera, este sería Hamilton. Su configuración tiene mejor paso por curva y, sobre todo, mejor tracción. Recordemos que los monoplazas están en régimen de parque cerrado, por lo que se mantiene el mismo ‘setup’ que en clasificación.

Pelea por el podio

Aquí es donde los guantes volarán de nuevo. Esta vez, entre Valtteri Bottas y Sergio Pérez. Si ya tenemos un buen plato fuerte en la pelea entre Verstappen y Hamilton, sus compañeros de equipo también tienen objetivos personales. Eso sin pensar en la guillotina de los puntos de equipo.

En el caso de Bottas, dicha guillotina oscila cerca de su posición en Mercedes, y necesita sumar puntos como sea. Salió sin un punto de Bakú pese a terminar la carrera. No pudo adelantar a nadie, y encima su contraparte en Red Bull ganó. Su mala praxis generó 25 puntos extra de diferencia a favor de los de Milton Keynes en la general. Aquí toca resarcirse, y parece decidido a hacerlo.

Mientras, Pérez quiere continuar la serie de buenos resultados. Es el primer piloto en ganar para dos equipos diferentes en toda la era de los V6 turbo (no es difícil tampoco, pero algo es). Se siente integrado en Red Bull, y sabe que pueden apoyarle si la carrera se pone de cara. La salida será la clave para él, ya que, si adelanta a Bottas, puede ejercer presión sobre Lewis Hamilton y respaldar una posible escapada de Verstappen en el mundial.

©Scuderia Ferrari Press Office

Alpine quiere brillar en casa

No ha sido la mejor de las clasificaciones para Alpine. Fernando Alonso se ha quedado en la segunda mitad del top-10, mientras que Esteban Ocon no ha podido pasar a Q3. Aunque, para ellos, estos resultados son mucho mejores que los de las últimas semanas, en especial en cuanto a clasificación.

En el otro lado del cuadrilátero tendrá a Ferrari, y quizá a los McLaren. Los de Maranello han demostrado ritmo semejante a los azules, al menos el viernes. Carlos Sainz tiene la batuta en esta pelea, ya que sale quinto tras una muy buena clasificación. Ojo a lo que pueda hacer el madrileño.

Lo que alteraría el ‘status quo’ y dejaría a todos ante lo desconocido sería la lluvia. Lo vimos en Imola: es muy sencillo quedarse fuera de carrera en la zona media, así como de perder el ritmo encontrado para la clasificación. Todos pendientes del cielo.

De esta forma se nos plantea una carrera excepcional. Las expectativas son altas, para qué negarlo, incluso en un trazado como el Paul Ricard. Si aparece el líquido elemento, todo puede cambiar de un momento a otro. Tenemos los ingredientes, sólo queda que salga un buen guiso.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *