Ferrari se va del GP de Turquía con una sonrisa

0
Comparte

Después de la clasificación de ayer, pocos se atreverían a decir que los chicos de la Scuderia Ferrari iban a sacar un resultado como el que han acabado obteniendo. Puede que incluso, nadie pensase en un podio, pero al final los italianos han abandonado el Istanbul Speed Park con una gran sonrisa tras una carrera complicada y en la que su veteranía y experiencia se han impuesto.

Al igual que ayer, los pilotos y los equipos de la Fórmula 1 han tenido que lidiar con unas condiciones realmente complicadas en el GP de Turquía. El asfalto estaba mojado por la lluvia, lo cual acompañado de bajas temperaturas se antojaba como un coctel de alto voltaje, como bailar sobre el filo de una afilada navaja. Pero Sebastian Vettel y Charles Leclerc no se han amilanado por este panorama.

Sabedores que tras la paupérrima clasificación de ayer tenían más bien poco que perder, han puesto toda la carne en el asador para dar su mejor versión. Algo inédito esta temporada, puesto que todavía nunca ambos pilotos habían firmado una buena carrera conjunta. Mientras el alemán empezaba la carrera con una salida espectacular, en la cual se colocaba tercero al final del primer giro, a su compañero le costaba un poco más.

Todo se trataba de conducir con finura y no cometer errores. Fácil decirlo, pero salir a pista y hacerlo se demostraba que era extremadamente complicado, que le pregunten sino a Valtteri Bottas que protagonizó varios trompos a lo largo de la carrera. A cada vuelta que pasaba, parecía que los Ferrari iban a más y que, con la carga de combustible descendiendo, y así también el peso del monoplaza, las prestaciones de Vettel y, especialmente Leclerc, iban mejorando.

Mención especial al piloto del día hoy en Turquía según la afición, Sebastian Vettel. Luchó de tú a tú con Lewis Hamilton, rememorando los duelos con el de Mercedes de las últimas temporadas. Pero cuando muchos pensaban que el alemán iba a trompear o cometer un error que le dejase en la escapatoria, se puso el traje de las grandes ocasiones, mostrando un grandísimo nivel que llegó a frustrar al ahora heptacampeón.

El final de la carrera, como no podía ser de otro modo, fue de infarto. Sergio Pérez tenía que aguantar su posición con unos neumáticos en las lonas mientras que los dos Ferrari, liderados por Leclerc y Alex Albon buscaban ganarle la posición al piloto de Racing Point. Al final, Leclerc lo consiguió, pero lo hizo con un error que permitió que el mexicano recuperase la posición y Vettel aprovechó el hueco para colarse en le podio, consiguiendo su primer cajón de lo que va de temporada.

De forma inesperada, Ferrari pasó en tan solo un Gran Premio, de estar luchando por algo tan preocupante como ser el mejor equipo italiano de la parrilla, contra Alpha Tauri; a meterse de lleno en la lucha por el tercer lugar de Constructores, contra Racing Point, McLaren y Renault. La cosa en la Fórmula 1.5 se pone aún más interesante.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *