George Russell acaricia una impensable Q3 con Williams

0
Comparte

A pesar de que, hace unos meses, hablábamos de que el equipo Williams afrontaba este 2021 como un año gris, solo por delante de Haas en ritmo puro, los de Grove parecen haberse puesto de acuerdo en romper con lo establecido. Una jornada más, a pesar de que Nicholas Latifi dio señales de vida en Imola, ha sido George Russell quien ha comandado a Williams a un resultado digno de elogio en una clasificación algo fuera de lo común.

Desde la Q1, quedó claro que el británico venía con ganas de repetir la sobresaliente actuación en clasificación del Gran Premio de la Emilia-Romaña, dejando a su compañero a unas cinco décimas de distancia. Eso sí, la desaparición de Daniel Ricciardo con el McLaren sería lo que propiciaría que Russell pasase el corte. El australiano caería en una incomprensible decimosexta posición que permitiría al Williams número 63 salvarse por tercera vez consecutiva.

Pero todavía faltaba la traca final. En una clasificación donde las condiciones han sido inestables a más no poder y donde el viento ha complicado la existencia de todos los pilotos en pista, George Russell fue capaz de plantar su mejor tiempo del fin de semana, un 1:19.109 y quedarse a unas escasas 57 milésimas de dejar a Pierre Gasly fuera de la Q3. En igualdad de condiciones, con el piloto de AlphaTauri con neumáticos blandos, el Williams se quedó a un margen diminuto de regresar a la Q3, algo que no sucede desde el Gran Premio de Italia de 2018, donde Lance Stroll fue décimo, 42 milésimas por delante del Haas de Kevin Magnussen.

Para poner en perspectiva lo complejo de la clasificación en el Autódromo Internacional do Algarve, ese mismo 1:19.109 podría haber supuesto en la Q3 que, en el día de mañana, George Russell habría partido desde la séptima posición de Lando Norris, que en la sesión definitiva marcó un 1:19.116. Curiosamente, las mismas siete milésimas que decantaron la pole a favor de Valtteri Bottas en el día de hoy.

Esta undécima posición en parrilla se transforma en la mejor clasificación de George Russell con Williams, aunque el británico ya partió desde esta posición anteriormente. Fue en el Gran Premio de Estiria del pasado curso, si bien es cierto que esto debió a las sanciones de otros pilotos. Por primera vez, esta «minipole» es completamente fidedigna, confirmando que el Williams y George Russell rinden bien en un Portimão donde, en 2020, clasificaron también en la Q2.

Si obviamos el séptimo lugar que alcanzó el británico en la extraña FP1 del viernes, falta por ver si George Russell tendrá el ritmo de carrera suficiente. Por detrás partirán monoplazas con una velocidad superior más que constatada, como es el caso del Alpine de Fernando Alonso o, evidentemente, el McLaren de Ricciardo. Con lo que sí contará el de Williams será con una ventaja estratégica que puede ser clave. Arrancar con los neumáticos medios o incluso los duros (esta última opción más improbable) frente a los endebles neumáticos blandos de Pirelli en esta ronda podrán ayudar a Russell a mantenerse en pista de cara al final de la prueba.

La gran debilidad del piloto británico se ha presentado en varias ocasiones como la incapacidad de materializar una gran clasificación o una gran oportunidad inesperada durante el propio Gran Premio. Mañana no serán pocos los ojos encima de un George Russell que podría estar ante una nueva ocasión de llevar puntos a Grove, algo que no sucede desde aquel caótico Gran Premio de Alemania de 2019, donde Robert Kubica alcanzó la décima plaza frente al propio Russell.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *