Grandes Premios cancelados en la historia de la F1

0
Comparte

La temporada 2020 de Fórmula 1 está siendo la más inusual y extraña de toda la historia. En Melbourne, dos horas antes de inaugurar la campaña con los primeros entrenamientos libres, se canceló el GP de Australia debido a la afectación del coronavirus. Además, poco después se anunciaría que las siguientes cuatro carreras también caían del calendario por ese mismo motivo, mientras el GP de Mónaco se cancelaba definitivamente y no se correría por primera vez desde 1954. Sin embargo, a lo largo de la historia se han producido diferentes capítulos en los que se han tenido que cancelar Grandes Premios por diferentes motivos, especialmente burocráticos y problemas financieros. En Efe.uno vamos a dar un repaso de todas esas pruebas planificadas en el calendario de la F1 y que nunca llegaron a disputarse.

GP de Alemania y GP de Corea del Sur del 2015

Los casos más recientes fueron las cancelaciones más leves y camufladas. El boceto de calendario previsto para 2015 incluía los Grandes Premios de Alemania y Corea del Sur, que se tenían que disputar en Nürburgring y en Yeongam, respectivamente. La prueba alemana se canceló debido al cambio de propietarios del circuito, que no lograron llegar a un acuerdo con la FIA para continuar la alternancia con Hockenheim para albergar el GP. Por otro lado, el GP en Corea no se disputaba desde 2013, pero se añadió en los borradores de 2014 y 2015 «por razones legales y contractuales», según confesó Bernie Ecclestone en su día. Sin embargo, desde la última edición de 2013 y tras aplazarse en 2014, el circuito nunca tuvo intenciones reales de albergar de nuevo la prueba y, por ello, fue excluida definitivamente del calendario.

GP de Baréin del 2011

La última gran cancelación de un Gran Premio de Fórmula 1 fue en Baréin el año 2011. El circuito de Sakhir tenía previsto albergar la inauguración de la temporada 2011 el 13 de marzo. Sin embargo, en el mes de febrero surgió la denominada «primavera árabe», que fueron diferentes revueltas en varios países árabes -entre ellos Baréin- exigiendo reformas democráticas en los sistemas políticos de esos países. La situación no permitía ofrecer la seguridad total de la prueba y los integrantes que viajaran a ella, mientras se veían duras imágenes de disturbios en las calles de todo el país con informaciones de muertos y abusos.

Bernie Ecclestone quiso apurar hasta el último momento las opciones de celebrar la prueba pero, tras darles un ultimátum para frenar los disturbios, tuvo que posponer el Gran Premio de Baréin hasta anunciar una cancelación definitiva. La idea era situarlo al final del calendario pero, frente a la gran tensión que vivía el país, se decidió cancelar la prueba. No obstante, la situación no acabó de calmarse para 2012 y, aún así, esta vez la Fórmula 1 si decidió correr en Baréin y provocar una fuerte polémica humanitaria al respecto.

GP de Bélgica del 2006

El circuito de Spa-Francorchamps tiene varios capítulos en esta saga de cancelaciones en la Fórmula 1. El circuito belga ha tenido que adaptar su complejo trazado a las regulaciones que se han exigido a lo largo de los años, lo que siempre ha sido un desafío para los organizadores del GP. La última vez que tuvo que ser cancelada la prueba fue en 2006, donde estaba previsto disputarse el GP de Bélgica el 17 de septiembre. No obstante, los problemas financieros del circuito provocaron que la remodelación exigida por la FIA no estuviera a tiempo para la prueba. Los cambios se basaban en el aumento de la capacidad de las tribunas existentes, modificar las instalaciones que acogerían los equipos y la chicana del circuito. Al prever que todo esto no estaría a tiempo, acabaría obligando en el mes de febrero a anunciar la cancelación final de la 16ª prueba del calendario de ese año.

GP de la China y GP de Argentina de 1999

La temporada de 1999 sufrió dos bajas seguidas del calendario. Desde hacía tiempo estaba previsto la celebración del primer GP de la China durante la segunda ronda del campeonato en el novedoso circuito de Zhuhai, en la provincia de Guangdong. El circuito, construido por el gobierno chino, no cumplió los estándares de seguridad exigidos por la FIA en ese momento, lo que provocó la cancelación de la prueba. El trazado de Zhuhai nunca logró entrar de nuevo en el calendario de la Fórmula 1, ya que el gobierno del país centró sus esfuerzos en construir un nuevo circuito en Shanghai, que junto a la ayuda de la organización del GP de Macau, logró aterrizar en el calendario de la categoría reina en 2004.

Esta suceso obligó a buscar un reemplazo para la segunda cita de la campaña de 1999. Allí fue cuando apareció la opción del GP de Argentina, que se disputaba en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez desde 1995. Tras un fuerte impulso económico en las últimas dos ediciones junto a la restricción municipal entrada en vigencia de la publicidad de tabaco, el circuito sufrió grandes problemas financieros que hicieron inviable económicamente la disputa de ese GP de Argentina en 1999. De esa forma, el calendario sufrió un vacío de cinco semanas entre la prueba inaugural en Australia y la siguiente cita prevista en Brasil.

GP de Portugal de 1997

El circuito de Estoril era el encargado de acoger el Gran Premio de Portugal desde el año 1984. Sin embargo, las instalaciones del trazado se fueron quedando viejas a lo largo del tiempo hasta el punto que la FIA tuvo que pedir una importante remodelación para continuar albergando la prueba. El calendario de 1997 tenía previsto ir a Estoril, pero las obras de dicha remodelación no estaban previstas acabarlas a tiempo, lo que forzó a la Fórmula 1 a tener que reemplazar la prueba por el GP de Europa, que cerró la temporada en el circuito de Jerez. Un año después, Estoril volvió a tener un lugar en el calendario de la categoría reina. Las instalaciones seguían sin estar listas, manchando del todo la reputación de dicho GP, que no volvió aparecer en un calendario de F1 hasta el momento.

GP del Pacífico de 1996

El Gran Premio del Pacífico fue la denominación que utilizó la Fórmula 1 para poder disputar dos carreras en Japón. Tras su debut en 1994, la carrera en el circuito de Okayama tuvo que ser aplazada en 1995 debido a las consecuencias originadas por un fuerte terremoto en la prefectura de Hyogo, que provocó más de seis mil muertos y graves daños en edificios e infraestructuras. El circuito estaba situado en Aida, en la provincia de Okayama, muy cerca de donde hubo el sismo, lo que provocó daños en sus instalaciones que obligaron a retrasar la prueba del inicio al final de la temporada.

Prevista para ser la cuarta carrera del calendario de 1996, tuvo que ser cancelada por los problemas financieros derivados por los daños del terremoto. De esta manera, la Fórmula 1 reemplazó la prueba con el GP de Europa que se acabó disputando en el circuito de Nürburgring. Aida nunca volvió a entrar en el calendario, siendo Suzuka y Fuji los únicos escenarios de la F1 en Japón desde entonces.

GP de Argentina de 1994

Como hemos explicado en el capítulo de 1999, la historia del Gran Premio de Argentina no acabó bien. Sin embargo, los inicios de esta prueba tampoco tuvieron mucha fortuna. Argentina no entraba en el calendario de la Fórmula 1 desde que dejó de correrse en el Autódromo de Buenos Aires en 1981 y la ilusión se apoderó del país tras el anuncio de que el nuevo Autódromo Oscar Alfredo Gálvez acogería la vuelta de la Fórmula 1 en Argentina en 1994. La cita estaba prevista para el 16 de octubre, pero la lentitud en las obras del trazado hicieron que la previsión hecha no encajaba con la realidad. Sin tener todo preparado para ese fin de semana, la Fórmula 1 decidió cancelar el GP y aplazar un año la vuelta del GP de Argentina, que si se disputó en 1995 con normalidad.

Ese mismo año de 1994 estuvo cerca de ver como se cancelaban más Grandes Premios como el GP de Mónaco a raíz de los fuertes accidentes sucedidos y los fallecimientos de Ayrton Senna y Roland Ratzenberger en un también dudoso GP de San Marino. Además, el GP de Italia en Monza estuvo originariamente cancelado en agosto después de que los funcionarios locales se negaran a talar más de cien árboles en la curva de Lesmos por razones de seguridad. Finalmente, tras una reunión posterior entre las dos partes interesadas se llegó a un acuerdo y permitió la permanencia de la carrera que se acabó disputándose el 11 de septiembre.

GP de Fuengirola de 1983 y 1984

La localidad malagueña de Fuengirola estuvo cerca de tener el sueño de llevar los Fórmula 1 por sus calles en 1983 y 1984. El Ayuntamiento de Fuengirola junto a un inversor privado estuvieron negociando la entrada de un GP de España en la provincia de Málaga. Con un presupuesto acordado de 350 millones de pesetas Fuengirola entró en el calendario de 1983 y 1984, no obstante, la cuantía fijada nunca acabó de reunirse y se cancelaron ambas pruebas. Andalucía tuvo que esperar a que Jerez de la Frontera acogiera el Gran Premio a partir de 1986. Nuestro compañero Victor Abad hizo meses atrás un vídeo detallado sobre el sueño frustrado de Fuengirola en la Fórmula 1.

GP de Nueva York de 1983

Nueva York se resiste a entrar en la Fórmula 1 pero, sin embargo, se han cancelado hasta tres Grandes Premios previstos por sus calles. En 1983 estaba previsto disputarse un GP por el área metropolitana de Nueva York, concretamente en el Meadowlands Sports Complex, en Meadow Lake. Finalmente, acabó siendo cancelada y reemplazada por el GP de Europa en el circuito inglés de Brands Hatch. Lo mismo ocurrió los dos años siguientes, hasta que el proyecto acabó por descartarse del todo. Quién si corrió en este circuito urbano fue el campeonato americano de la Champ Car, que aprovechó las calles neoyorquinas para disputar el GP de Meadowlands hasta el 2007.

En 2011 se volvió a planificar un GP de las Américas en Nueva Jersey por la misma zona, entrando incluso en el calendario de la Fórmula 1 del año 2013. Sin embargo, el proyecto nunca acabó de definirse bien y fue cancelado del calendario final de ese año. Se rumoreó una posible entrada para las próximas campañas, sin acabar de encontrar el éxito de los Fórmula 1 pisar las calles de Nueva York.

GP de Sudáfrica de 1981

El Gran Premio de Sudáfrica de 1981 es, seguramente, uno de los casos más extraños y polémicos de toda la lista. Esta prueba si que se disputó, pero fue cancelada dentro del campeonato de la Fórmula 1. El circuito de Kyalami tenía previsto inaugurar la temporada de 1981 el 7 de febrero, pero la FISA (Federación Internacional de Deportes de Automovilismo) insistió en que quería que el campeonato se iniciara en Kyalami el 11 de abril. El enfrentamiento se originó contra la FOCA (Asociación de Constructores de la Fórmula 1), que quería mantener la fecha original dada la negativa de los organizadores de correr en abril. Finalmente, se acordó cancelar la prueba dentro del Mundial de F1 y disputarse la carrera como «Fórmula Libre» sin ser puntuable. Los constructores de ese momento (Ferrari, Alfa Romeo, Ligier y Renault) y el modesto equipo Osella no disputaron una inusual prueba que acabó con victoria del Williams de Carlos Reutemann.

GP de Bélgica de 1969

El circuito de Spa-Francorchamps tuvo unos años muy complicados entre las décadas de los sesenta y los ochenta. Tras acoger el GP de Bélgica desde el inicio de la competición en 1950, el circuito que se adentraba por las montañas de las Ardenas solo había estado ausente del calendario en 1957 y en 1959. No obstante, en 1969 los pilotos, liderados por Jackie Stewart en la GPDA (Asociación de Pilotos de Grandes Premios), vieron que la pista no ofrecía los parámetros de seguridad necesarios para correr y exigieron a los dueños una serie de medidas. Los propietarios de ese momento se negaron a hacerse cargo de los gastos para esas medidas y la mayoría de pilotos se negó a disputar el Gran Premio, obligando a la Fórmula 1 a tener que cancelar la prueba.

La prueba se disputó en 1970 por última vez hasta 1985, siendo Zolder y Nivelles los nuevos escenarios del Gran Premio de Bélgica durante ese periodo de tiempo en el que Spa-Francorchamps tuvo que renovar por completo su trazado. En 1985 no tuvo una buena vuelta a la Fórmula 1, y es que tras los primeros entrenamientos libres la prueba tuvo que ser cancelada. Las obras del circuito acabaron momentos antes de empezar la actividad en pista y, con el paso de los primeros coches se rompió gravemente el recién asfaltado que se había hecho. Pese a la gravedad del asunto, la FIA consiguió recolocar la prueba en septiembre, pudiéndose disputar en buenas condiciones y manteniendo desde entonces Spa como única sede del GP de Bélgica.

GP de los Países Bajos de 1956 y 1957 – GP de Bélgica de 1957

Las temporadas de 1956 y 1957 estuvieron condicionadas por la Guerra de Suez, un conflicto bélico originado en el Canal de Suez con una alianza formada por Reino Unido, Francia e Israel contra Egipto y algunos países de la Liga Arabe. Este conflicto en oriente provocó una subida extrema del precio del combustible en países como los Países Bajos y Bélgica, afectando gravemente la disputa de los Grandes Premios. La Fórmula 1 pidió correr en dichos países por un menor precio para compensar la subida de precio del combustible, a la cuál se negaron los organizadores de ambas carreras al verlo inviable económicamente.

De esta forma, en 1956 el circuito de Zanvoort vio como quedaba cancelado el GP de los Países Bajos. Sin embargo, en Bélgica si se llegaba a un acuerdo para disputar la carrera. El año siguiente, en 1957, ambas pruebas fueron canceladas y se colocó en substitución el inusual GP de Pescara, en Italia, que solo se disputó en esa ocasión gracias a un menor precio del combustible en el país. El circuito de Pescara tiene la curiosidad de haber sido el trazado más largo en el que se ha corrido en Fórmula 1 con 25 kilómetros de pista.

GP’s de Francia, Alemania, España y Suiza de 1955

La sexta temporada del Campeonato del Mundo de Pilotos se vio muy afectada por el peor accidente de la historia del automovilismo, ocurrido durante las 24 horas de Le Mans, el 11 de junio de 1955. Un trágico malentendido en la entrada de boxes entre varios pilotos terminó con el bólido del francés Pierre Levegh en las gradas de la recta principal. Los múltiples impactos y el incendio desencadenado causaron la muerte de 83 espectadores, más el piloto, y más de 160 heridos, generando también una respuesta muy negativa de la opinión popular hacia las carreras. Las presiones generadas obligaron a los gobiernos de Francia, Alemania, España y Suiza, entre otros países, a prohibir con efecto inmediato toda competición en sus territorios hasta que no se cumpliesen unos determinados estándares de seguridad. Estos cuatro países en particular tenían previsto albergar carreras de Fórmula 1, y todas quedaron canceladas a raíz de ello.

Pasado un año, solo Suiza mantuvo su decisión, cancelando con ello la edición que su circuito de Bremgarten debía haber organizado al año siguiente, manteniéndose dicha prohibición hasta la fecha con contadas excepciones (Formula E, subidas de montaña). En el caso de España, el accidente supuso una bendición para camuflar la falta de fondos de los organizadores de Pedralbes, las mismas que les harían cancelar su prueba al año siguiente. Debido a que todas las cancelaciones se produjeron tras la disputa del Gran Premio de Gran Bretaña del 16 de julio, aquel campeonato quedó decidido fuera de la pista, ya que la ventaja de Juan Manuel Fangio era insalvable a falta de un solo evento. Mercedes, que repetía título de pilotos, también optó por dejar el automovilismo a raíz del ‘Desastre de Le Mans’, una medida que solo se revirtió tres décadas después.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *