Haas inicia su agonía de 2021 con el desastre de Mazepin por ‘bandera’

0
Comparte

No había muchas expectativas respecto al desempeño de Haas en la primera carrera de la temporada 2021, pero no cabe duda de que el equipo estadounidense ha cumplido muy pocos de los modestos objetivos que se habían propuesto en Bahréin. Las circunstancias eran claras y contundentes: el coche aún está en una fase beta de la que no saldrá hasta Imola, el desarrollo ha sido mínimo, y sus dos pilotos, Mick Schumacher y Nikita Mazepin, se enfrentaban a su primer Gran Premio de Fórmula 1.

Los temores de bajo rendimiento se cumplieron en una sesión clasificatoria en la que coparon los dos últimos puestos, lejos del rendimiento de los Williams. Solo la sanción de Sebastian Vettel y los problemas mecánicos de Sergio Pérez antes del inicio del Gran Premio les permitieron huir de esos puestos, pero no fue una situación permamente. En efecto, Nikita Mazepin consolidó uno de los peores debuts que se recuerdan en la Fórmula 1 moderna.

Sus fortunas ya se habían torcido en una Q1 en la que, pese a sus nulas esperanzas, procedió a adelantar a tres vehículos antes de iniciar su vuelta lanzada final, alegando que su equipo le había instado a ello, y el desconocimiento del ‘pacto de caballeros’ sobre mantener posición en esos instantes. Su posterior trompo en la primera curva, arruinando la vuelta a varios pilotos, le condenó al último lugar, desde el cual tuvo el debut más breve de las últimas dos décadas.

Al llegar a la tercera curva, su paso por el piano se saldó con un contravolante salvaje que acabó con su coche en las protecciones. De este modo, Mazepin se convirtió en el primer piloto en abandonar en su debut antes de completar una sola vuelta desde Felipe Massa y Allan McNish, atrapados en la montonera que inauguró la temporada 2002 en Australia. Con anterioridad, Tarso Marques hizo lo propio en Brasil 1996, al igual que Emanuele Naspetti en Italia 1993, siendo aquel uno de los debuts más breves de la historia.

«Muy simple, he cometido un error«, aseguraba Mazepin a posteriori. «Las ruedas estaban frías y me subí al piano, aceleré demasiado y trompée. Error mío totalmente. Lo siento mucho por el equipo porque merecen algo mucho mejor que eso, y estoy muy enfadado conmigo mismo».

En el lado opuesto del equipo, Mick Schumacher no gozó de un inicio mucho más provechoso, ya que la resalida le tuvo como protagonista con otro trompo en solitario. En su caso, ocurrió en una zona más abierta y no hubo contacto, lo que le permitió volver a pista para completar su estrategia normal. Llegó a dar caza a Nicholas Latifi antes de que el canadiense abandonase, y culminó la carrera en 16ª y última posición.

Sea como fuere, Haas tiene ante sí una temporada con dificultades similares a las que Williams se ha encontrado en años anteriores. Su coche recibirá los toques finales de cara a Imola, pero ya no habrá más a posteriori, y un campeonato de 23 carreras en estas condiciones se puede hacer muy largo. Más aún, con los claros problemas de manejo que presenta el VF21, y dos pilotos que no obtendrán en su maquinaria la confianza necesaria para desplegar su pilotaje en su periodo de aprendizaje.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *