Incumpliendo el reglamento – Las sanciones del Gran Premio de Italia 2020

0
Comparte

Tras dos fines de semana con muy poco trabajo en las oficinas de Dirección de Carrera, esta vez en Monza se les acumularon los papeles. Durante el pasado domingo se vivió un intenso GP de Italia en el que las sanciones fueron determinantes para el desenlace de la carrera. El poleman y líder hasta mitad de la prueba, Lewis Hamilton, recibió una inusual sanción que le dejó en bandeja la victoria a un sorprendente Pierre Gasly. Además de explicar que originó esa sanción también repasaremos los otros sancionados durante el fin de semana: Daniil Kvyat, Alexander Albon y Antonio Giovinazzi.

Daniil Kvyat: sanción por exceder la velocidad máxima en el pit lane

El pit lane dio mucha guerra y fue uno de los escenarios más polémicos del fin de semana. Pero antes de explicar las acciones decisivas del Gran Premio de Italia repasamos la primera incidencia que sucedió en esta parte del circuito de Monza. Daniil Kvyat fue acusado por Dirección de Carrera por infringir el Artículo 22.10 del Reglamento Deportivo de Fórmula 1 de la FIA, el cuál prohíbe circular a más de 80km/h por el carril de boxes. En el caso del ruso, excedió esta velocidad en 1.1km/h durante la primera sesión de entrenamientos libres.

«El coche 26 (Kvyat) superó el límite de velocidad del carril de boxes, que se ha fijado en 80 km/h para este evento, en 1,1 km/h».

La resolución de los Comisarios en el Documento 7 de la FIA

Por ello, la Scuderia AlphaTauri recibió una multa de 200€ como castigo por esta infracción. En caso de haberse producido durante la carrera la penalización hubiese sido en forma de 5 segundos de tiempo al piloto, pero al tratarse de unos libres se salda con una pequeña multa para el equipo.

Esteban Ocon: sin sanción por un incidente en Q1 con Kimi Räikkönen

La clasificación tuvo como principal foco de atención la cantidad de tráfico que se generó en la pista, especialmente en la Q1 con los 20 coches. Se vieron escenas insólitas que parecían dignas de plena carrera, solo en la pugna entre pilotos para coger el mejor rebufo posible. Una de las acciones más al límite fue generada entre Esteban Ocon y Kimi Räikkönen, quiénes se vieron en medio de todo el tráfico y tuvieron que hacer dos bruscos movimientos para evitar chocarse en la Parabólica antes de empezar la última tentativa de la Q1.

El alto tráfico en libres y clasificación generó situaciones peligrosas y muchos bloqueos que podrían haber sido sancionables. Foto: Alfa Romeo

Esta acción se investigó debido a la posibilidad de que se infringieran los artículos 27.4 y 31.5 del Reglamento Deportivo de Fórmula 1 de la FIA, los cuáles se prohíbe obstaculizar y rodar demasiado lento en la pista. Realmente viendo las situaciones de tráfico que se generaron durante la clasificación es extraño pensar en qué no se acabara sancionando a nadie por bloqueos en la pista, como si ha ocurrido en muchos otros Grandes Premios con menos tráfico.

«Habiendo revisado múltiples ángulos de la evidencia de video, telemetría y datos de GPS, los comisarios concluyeron que lo que parecía ser un movimiento errático de los coches se debía a una combinación de circunstancias que ellos y los dos pilotos presentes acordaron que probablemente era inevitable y no peligroso.
El coche 44 (Lewis Hamilton) lideraba una línea de monoplazas en la vuelta de salida, seguido de los coches 6 (Nicholas Latifi), 31 (Esteban Ocon) y 7 (Kimi Räikkönen), en este orden. En la aproximación a la curva 11, el coche 6 redujo la velocidad (telemetría de referencia) para lograr una distancia razonable con el coche 44 de adelante. Esto hizo que el coche 31 tuviera evitar chocar moviéndose hacia la izquierda, lo que provocó que el coche 7 tuviera que frenar y moverse de sitio también».

La resolución de los Comisarios en el Documento 33 de la FIA

En resumen, la acción en la Parabólica antes de empezar la última vuelta lanzada de la Q1 quedó impune por un seguido de movimientos de varios pilotos que se ocasionó por el alto tráfico en pista. Eso seguidamente originó una disputa en pista entre Räikkönen y Ocon al límite. Sin embargo, ante tantos factores por en medio, los comisarios optaron por no tomar ninguna acción al respecto. De haberla tomado, el mayor culpable hubiese sido sancionado con tres posiciones de sanción en la parrilla de salida.

Alexander Albon: sanción por tocarse con Romain Grosjean

Alexander Albon no tuvo un gran día el domingo pasado en Monza. El Red Bull no funcionó en todo el fin de semana y la carrera fue de mal en peor hasta terminar fuera de los puntos mientras veía que Pierre Gasly en el filial de la marca austríaca lograba la victoria. El tailandés protagonizó la primera acción investigada de la carrera, al ser acusado de infringir el Artículo 2 b) Capítulo IV Apéndice L del Código Deportivo Internacional de la FIA, donde se prohíbe el contacto por no dejar el espacio suficiente con otro competidor en la pista.

Alexander Albon intentaba adelantar a Romain Grosjean por la 15ª posición de la carrera, cuando al realizar la maniobra a final de la recta de meta empujó a Grosjean fuera de la pista al intentar coger la primera curva. El contacto entre el Haas y el Red Bull fue evidente y el tailandés fue culpado por ello por no dejar el espacio suficiente entre ambos coches.

«Los Comisarios vieron evidencia en video. Era obvio que, aunque no fue intencional, el coche 23 (Alexander Albon) no dejó el espacio requerido de un coche cuando regresó a la línea de carrera, lo que resultó en contacto entre los dos coches».

La resolución de los Comisarios en el Documento 43 de la FIA

Por ello, Albon recibió una penalización de cinco segundos de tiempo que lo hundieron aún más en carrera. El piloto tailandés terminó el GP de Italia en 15ª y penúltima posición, solo por delante del también sancionado Antonio Giovinazzi. Además, Albon recibió dos puntos más en el carné de sanciones donde ya acumula 5 en los últimos 12 meses.

Lewis Hamilton y Antonio Giovinazzi: sancionados por entrar a boxes con el Pit Lane cerrado

Esta fue la acción clave que marcaría el porvenir del Gran Premio de Italia. Kevin Magnussen detuvo su Haas a un lado de la entrada de boxes debido a una avería mecánica, lo que ocasionó la entrada del Coche de Seguridad. Casi todos los pilotos tenían que hacer su primera parada a boxes, por lo que esta neutralización de la carrera era ideal para entrar a cambiar de compuestos. Sin embargo, por la ubicación del coche de Magnussen, Dirección de Carrera decidió cerrar el acceso al Pit Lane durante el tiempo que los comisarios de pista retiraban el Haas.

La sanción a Hamilton fue una de las claves en el desenlace por la victoria del Gran Premio de Italia. Foto: Mercedes Benz Archive

Lewis Hamilton y Mercedes cometieron un error inusual y a la vez extraño. Fueron los únicos en entrar a boxes a cambiar de compuestos. Todo el mundo se extrañó por las televisiones al ver que nadie más entraba. Un minuto después, para sorpresa de todos, entraría Antonio Giovinazzi. Dirección de Carrera había cerrado el Pit Lane diez segundos antes de que entrara Hamilton, quién debía haber sido advertido por su equipo de esta circunstancia. Además, dos paneles le avisaron de ello en la última curva del circuito. Por ello, Dirección de Carrera acusó al inglés y a Giovinazzi de infringir el Artículo 28.14 del Reglamento Deportivo de Fórmula 1 de la FIA, el cuál prohíbe entrar a boxes con el Pit Lane cerrado.

«Los Comisarios vieron evidencia de video, notificaron que el Pit Lane estaba cerrado a las 15:41:47.
El mensaje del Pit Lane cerrado se mostraba en la página 3 de los tiempos, y las luces de «Pit Lane cerrado» se mostraban en los paneles de luces 16 y 17 al mismo tiempo.
El coche 44 (Lewis Hamilton) entró en el Pit Lane a las 15:41:59.
Observamos que esta es una sanción obligatoria según el Reglamento Deportivo».

La resolución de los Comisarios en el Documento 44 de la FIA

Por ello, la carrera se puso patas arriba. Las sanciones llegaron durante el periodo de bandera roja por el accidente de Charles Leclerc. Una vez reanudada la carrera, ambos pilotos estaban obligados a hacer un Stop&Go de 10 segundos, que consiste en entrar a boxes, parar el coche 10 segundos en su puesto de pit stop, y volver a la pista. Es la sanción de tiempo más dura que un piloto puede recibir en carrera. Hamilton, que era primero, se desplomó al último lugar destacado, lo que facilitó que tuviésemos ese insólito podio con Gasly, Sainz y Stroll. Por lo contrario, el inglés pudo remontar en 25 vueltas hasta la séptima posición final. En el caso de Giovinazzi, el italiano cayó al 16º lugar dónde se quedó instalado hasta el final de la prueba.

Además, ambos pilotos también recibieron dos puntos en el carnet de sanciones. En el caso de Hamilton ya acumula unos peligrosos 8 puntos en los últimos 12 meses mientras que Giovinazzi solo suma 3 en estos momentos.

Lando Norris: sin sanción por conducir innecesariamente lento

Lando Norris fue otro de los investigados durante el pasado domingo. Sin embargo, el piloto inglés salió impune de una acción que rozó la legalidad. Al volver a abrirse el pit lane, todos los pilotos querían entrar a boxes a cambiar sus neumáticos. McLaren tenía sus coches colocados en primera y tercera posición con Sainz y Norris, tras la parada de Hamilton. Para coger suficiente distancia con el madrileño, Norris intentó frenar el grupo desde la Parabólica hasta la entrada de boxes con tal que el equipo realizase la parada de Sainz y cuando él entrara no tuviese que esperar y perder posiciones con los de atrás.

No obstante, Norris rodó de forma exageradamente lenta en los últimos metros antes de entrar a boxes, lo que abrió una investigación de Dirección de Carrera por una supuesta infracción del Artículo 39.5 del Reglamento Deportivo de Fórmula 1 de la FIA, que prohíbe la conducción innecesariamente lenta sin ninguna razón justificada.

«Los Comisarios vieron la evidencia de video y los datos de GPS y fue evidente que el coche 4 (Lando Norris) mantuvo una diferencia de tiempo razonable con el coche de adelante y el de atrás».

La resolución de los Comisarios en el Documento 46 de la FIA.

Sin embargo, a pesar de esta evidencia resaltada por los Comisarios, Norris salió impune de la acción y no fue castigado con ninguna sanción de tiempo. Por ello, pudo mantener la cuarta posición final sin problemas. De ser sancionado, probablemente el inglés hubiese sufrido una sanción de 5 segundos que le hubiese podido hecho caer hasta la sexta posición.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *