Los fantasmas de la curva 15 protagonizan la clasificación

0
Comparte

Se ha ganado su fama a pulso y no es para menos. La curva que cierra el segundo sector del Baku Street Circuit ha robado todo el protagonismo durante el fin de semana, y es que no ha habido punto más negro en el trazado de seis kilómetros. Tras la desaparición del piano interior de la curva 8, que anteriormente suponía la zona con mayor peligro del trazado, el decimoquinto viraje se ha vuelto el mayor quebradero de cabeza para los pilotos.

La complicación de la última gran frenada del circuito reside en, precisamente, el momento de pisar el pedal del freno. Viniendo de una de las zonas más vertiginosas del trazado tras dos curvas a izquierdas, la 13 y la 14, sin levantar el pie y con el muro interior apremiando, colocar el coche es vital para no hacer todavía más inestable una frenada que, de hacerse mal, sólo deja dos opciones.

Desde fuera, lo lógico una vez se falla en la frenada tiende a ser dejar que el coche se vaya recto y utilizar la escapatoria correctamente situada para girar o dar marcha atrás y seguir sin problema. Pero una vez se está dentro y las dificultades deben encontrar respuestas en milésimas de segundo, la historia es distinta. Que se lo pregunten a pilotos de la talla de Charles Leclerc o Max Verstappen, las principales víctimas en lo que llevamos de fin de semana.

En el caso del monegasco, una pasada de frenada a la altura del cartel de 50 durante la segunda sesión de libres llevó al de Ferrari a dudar en si el monoplaza se daría recuperado a tiempo o no para hacer la curva. El resultado sería un accidente frontal contra las protecciones a pesar de los intentos de girar. Un claro ejemplo de subviraje en una pista que, en el día de hoy, ha ido por encima de los 50ºC de temperatura, algo que tampoco ha ayudado en exceso.

Max Verstappen, por su parte, bloqueó el neumático delantero izquierdo una vez era demasiado tarde para siquiera pensar en tomar la curva. Atacando en su vuelta con los neumáticos duros durante la primera sesión del sábado, el exuberante estilo de conducción del neerlandés le llevaría contra las protecciones a escasas horas de la clasificación. Eso sí, si los mecánicos de Red Bull pudieron reaccionar tras el toque previo al Gran Premio de Hungría de 2020, esto sería un costoso caramelito para ellos.

Los accidentes en clasificación tampoco estarían exentos de una mezcla de sobreconducción y error de juicio en el momento clave. Lance Stroll, en un incidente más cercano al de Leclerc, bloquearía su neumático delantero derecho y, aunque en su caso sí llega a tocar el ápice interior, lo hace con demasiada velocidad y termina siendo expulsado hacia el muro exterior. Un toque lo suficientemente contundente como para dañar de forma fatal su monoplaza.

Antonio Giovinazzi, a falta de nueve minutos para concluir la Q1, sería la última víctima de la curva 15 tras encontrarse con una ingente cantidad de subviraje en su Alfa Romeo. A pesar de no entrar con tanto ímpetu en la curva como Verstappen o Stroll, el Alfa Romeo C41 sencillamente sería incapaz de huir del muro. Ni la más mínima opción de escapatoria en el caso del italiano, que ya había tomado la decisión de trazar la curva fuese como fuese.

Un trazado que esconde sus peligros y que, a diferencia de Mónaco, sí puede perdonar una vez, pero no dos. El escenario del Gran Premio de Azerbaiyán supone un reto para ingenieros y pilotos a la hora de poner a punto el monoplaza y ser efectivo en los tres sectores, bien diferenciados entre ellos. Rendirse a la velocidad punta en las rectas siempre comprometerá este segundo sector en Bakú.

Si a esto le sumamos la posibilidad de una bandera amarilla o roja en cualquier momento y la intención de buscar un rebufo y evitar tráfico, la tensión de la clasificación en Bakú gana puntos por momentos. Y no nos olvidemos que mañana habrá una carrera, si bien es cierto que, a día de hoy, no hemos visto incidentes más graves que alguna pasada de frenada durante el domingo.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *