Los fantasmas de la fiabilidad vuelven al seno de Red Bull

0
Comparte

Tras tres largas semanas desde el primer Gran Premio de la temporada, el circuito de Imola vuelve a acoger a la Fórmula 1 después de haberlo hecho en 2020. La primera jornada está marcada por los entrenamientos libres donde los pilotos y los equipos tratan de encontrar la mejor puesta a punto para los monoplazas, así como entender cuál es la degradación de los neumáticos que suministra Pirelli.

El viernes de los chicos de Red Bull ha sido, cuanto menos, de o más ajetreado. Ha habido de todo y la verdad es que la productividad ha sido más bien escasa en dos sesiones que ya se han visto mermadas, puesto que en la actual temporada las tandas de entrenamientos libres han pasado de durar 90 minutos a ser de tan solo 60 minutos.

En la sesión matutina la problemática ha sido protagonizada por Sergio Pérez mientras que Max Verstappen se las apañaba para adueñarse del tercer mejor tiempo, por detrás de los Mercedes. El mexicano se ha dado de bruces con el que fuera su compañero en Force India y actual piloto de Alpine, Esteban Ocon. A poco para el termino de la sesión han protagonizado un accidente que no ha tardado Helmut Marko en achacar a una mala actuación de su piloto.

Ambos pilotos con un portavoz de cada equipo han recibido la convocatoria a comisarios entre las dos sesiones de prácticas en la que han tenido que explicar su versión de sus hechos, puesto que la maniobra ha sido objeto de investigación. No obstante, dirección e carrera ha pérfido no sancionar a ninguno de los dos pilotos.

La sesión vespertina fue incluso peor para los intereses de los de Milton Keynes. Aunque los daños en el coche de Pérez se repararon y el mexicano pudo completar la sesión con una sexta posición, Max Verstappen no corrió la misma suerte. Los problemas de fiabilidad aparecieron por primera vez esta temporada en Red Bull. El holandés tuvo que parar el coche en la escapatoria y no se le volvió a ver en acción.

Más allá de lo evidente y es que Verstappen se perdió casi por completo la segunda sesión de entrenamientos libres da que pensar. ¿Vuelven los problemas con las unidades de potencia e Red Bull? ¿Se ha sacrificado rendimiento por fiabilidad? Lo cierto es que resulta complicado de discernir, pero en un trazado que a priori se antoja propicio para el Red Bull, han sufrido lo indecible.

Bien es cierto que hay que destacar la tercera posición de Verstappen por la mañana, pero pro la tarde hay pocas cosas de las que agarrarse viendo que Sergio Pérez no ha podido superar una sexta posición que, en condiciones normales deberían superar. A ello hay que sumarle el buen rendimiento que ha ofrecido Ferrari durante toda la jornada que, de confirmarse en el resto del fin de semana, serán un equipo difícil de superar.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *