Portimão congenia con Alpine: ¿resurrección breve o realidad?

0
Comparte

La agitación de la zona media parece sufrir una réplica cada fin de semana de Fórmula 1 y esta historia no iba a ser distinta en el tercer Gran Premio de la temporada. El Gran Circo se ha trasladado a Portugal por decimoctava vez en su historia, la segunda en el Autódromo Internacional do Algarve y al igual que en su primera visita al Sur del país luso, las distancias parecen haberse ajustado un poquito en la lucha por los puntos.

Con los 12 primeros en prácticamente un segundo de diferencia, la sensación que nos deja este viernes es que, poco a poco, los equipos con un arranque algo más dubitativo parecen haberse desperezado. Con McLaren y AlphaTauri teniendo un arranque de fin de semana a su ritmo, despacio pero con buena letra de cara al domingo, quienes más han destacado han sido los pilotos de Ferrari y Alpine, siendo los de Maranello los más constantes en la clasificación, pero con la inesperada y agradable sorpresa de los franceses en la segunda sesión del viernes.

La primera toma de contacto de los 20 pilotos con el trazado portugués estuvo marcada por unas temperaturas inferiores a las de la segunda sesión, más representativa de lo que se espera de clasificación y carrera. En la mañana, Max Verstappen fue primero con un 1:19.648, lejos del 1:18.410 que se marcó en la primera sesión del 2020. La cosa fue peor a medida que las temperaturas han aumentado, yéndose la diferencia hasta casi los 2 segundos.

Más allá del corte a la aerodinámica, la causa principal la encontramos en que Pirelli se ha decantado por los compuestos más duros disponibles, coincidiendo con los del pasado Gran Premio de Portugal a pesar de los problemas que estos dieron. Así, aparece por primera vez en la temporada el compuesto C1, que también estará presente en el Gran Premio de España. El duro calor del sur de la Península, además de hacer la pista más complicada, parece haberle sentado bien a un Alpine que, en la última sesión del viernes, cerró el TOP 5 con Fernando Alonso, siendo Esteban Ocon sexto tras el español con un tiempo casi idéntico.

Partimos de la base de que, el pasado curso, Renault fue incapaz de rondar el TOP 5 en ninguna de la sesiones. Sí, este viernes ha sido extraño, no hay más que ver el séptimo puesto de George Russell en la primera hora de pista por la mañana, pero si echamos un ojo a los tiempos alcanzados por el Alpine en las tandas «largas» (Fernando Alonso realizó una tanda de 11 vueltas con el medio y Ocon 13 vueltas con el blando, rodando más rápido el español), hay lugar para agarrar la esperanza con pinzas. Como detalle, el tercer sector más rápido lo firmaría el asturiano, aunque con la ayuda del rebufo.

Una lucha por puntuar, a falta de saber cómo evolucionan McLaren, AlphaTauri e incluso Aston Martin, con un Lance Stroll atinado, no es nada desdeñable. Positivo considerando el ritmo de carrera visto en Baréin por los monoplazas franceses. Por lo visto en los dos Grandes Premios de esta temporada, además, el ritmo en clasificación de los Alpine es capaz de alcanzar la Q3, así que habrá que estar pendientes de esta evolución positiva del A521 y su adaptación a un Autódromo Internacional do Algarve ya de por sí especial en características.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *