Los puntos calientes del Gran Premio de Gran Bretaña

0
Comparte

Tras una nueva exhibición de Mercedes en clasificación, la lucha por la victoria queda entre Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. El Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 es la cuarta cita del mundial 2020, y aunque todo pinte negro (no a malas, sino por el color de los Mercedes), siempre hay algo en lo que fijarse. En este caso, la sesión de clasificación ha tenido una tónica clara: diferencia entre compañeros de equipo.

Esta diferencia provoca que el grupo se agite un poco. En las citas anteriores, los pilotos estaban situados por equipos tanto en clasificación como a final de carrera. Aquí, por errores o rendimiento puro, el pelotón no sigue un orden lógico y ese es nuestro primer punto clave.

Lucha abierta por el podio

Con Sergio Pérez en casa y Lance Stroll como punta de lanza de Racing Point, el equipo “local” no estará solo en la pelea por el podio. Max Verstappen, Charles Leclerc y Lando Norris se postulan como la gran competencia para Stroll.

Durante los entrenamientos libres, el claro candidato al título ha sido Max Verstappen. Con un ritmo similar a Valtteri Bottas con los neumáticos medios en tanda larga, el neerlandés buscará su tercer podio seguido. En Hungría rompió los esquemas que habíamos planteado, y se posiciona como la única amenaza real de Mercedes en carreras con algo de ajetreo.

Por su parte, Charles Leclerc y su Ferrari han clasificado por encima de lo que el coche podía dar. La vuelta del monegasco es un soplo de aire para un equipo Ferrari que encara su peor temporada desde 2014. La estrategia será clave si quiere luchar por el podio, ya que como Verstappen, él de rojo saldrá con la goma media.

Estrategia: 1 parada vs 2 paradas

Aquí radicará gran parte de la salsa de la carrera. Según afirma Pirelli, la estrategia más rápida es la de salir con neumáticos blandos para acabar con los neumáticos duros. Todo esto, sobre el papel. La parte interesante llegará con los tres primeros, ya que ellos han clasificado en Q2 con la goma media.

¿Qué diferencias hay? Pues que es probable que los equipos con goma media al inicio opten por una estrategia a dos paradas (si Pirelli no se equivoca). El tiempo estimado es peor yendo a una (medio-duro) que a dos (medio-blando-blando) si se empieza con las gomas medias, y esto genera dos puntos de ataque.

El primero será la posición en pista. Ir a una parada te da entre 20 y 30 segundos extra de tiempo ganado. Eso significa que, a menos que el que vaya a dos paradas abra esos 20-30 segundos de diferencia antes de la última detención, tendrán que encontrarse en pista. La posición en pista es aire sucio, por lo que adelantar es algo difícil. Lo único a favor que tendrán los que paren dos veces, en este caso, es el mejor ritmo.

La segunda es el ritmo puro y duro. Un piloto que empiece con la goma blanda deberá parar antes que los que montan goma media. Se espera que la goma media dure unas 24 vueltas. La blanda, depende del momento de uso.

Po último, esto puede cambiar si aparece algún coche de seguridad en el momento indicado. Una neutralización puede ayudar a los que vayan a dos paradas a equilibrar la balanza, pero tiene que aparecer en la ventana de paradas correspondiente. Por ejemplo, si se espera que la segunda parada se haga en la vuelta 31 (blando-blando-medio), un coche de seguridad en la 29 sería como agua de mayo (o agosto, valga la broma) para ellos.

Las dudas: Hülkenberg, Albon y Vettel

Si antes hemos hablado de Verstappen, Stroll y Leclerc, ahora toca hablar de sus compañeros. En especial, del segundo piloto de Racing Point: Nico Hülkenberg.

De regreso a la Fórmula 1 por la ausencia de Sergio Pérez por COVID-19, el alemán ha tenido que hacer una adaptación rápida al coche. Si ya de por sí el coche es rápido, la tarea de aprender todo el procedimiento que envuelve las unidades de potencia ha sido clave.

Con ello, Hülkenberg no ha podido pasar a Q3, y saldrá desde la 13ª posición de la parrilla. Si consigue encauzar su ritmo de forma correcta, ojo con los puntos que pueda sumar el ganador de Le Mans en 2015.

Por otra banda, encontramos a Alex Albon. El de Red Bull tuvo un accidente en los libres del viernes y la presión cada vez es mayor en el británico-tailandés. Hay que sumar puntos, y más en un año donde ser P2 en el mundial de constructores ayudará económicamente más que de costumbre por la recesión mundial debido a la pandemia. Ojo a lo que haga Albon con la estrategia.

Para terminar, Sebastian Vettel es la tercera duda. En su último año en Ferrari, Vettel no se siente del todo cómodo. Sabe que no ha estado a la altura de sus propias expectativas, y quizá ya no esté enamorado como antes de la F1. Además, el SF1000 no ayuda a que esas expectativas se cumplan, y acaba siendo una bola enorme de problemas cuesta abajo. Durante todo el fin de semana, el alemán ha sufrido con la puesta a punto de su Ferrari. ¿Conseguirá sacar petróleo?

Así pues, queda todo preparado para el Gran Premio de Gran Bretaña. La primera de las dos carreras seguidas en SIlverstone nos puede ayudar a entender Cómo será la que se disputará en siete días. Pero, para eso, queda mucho.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *