Los puntos clave del Gran Premio de la Toscana

0
Comparte

Mugello. Ya hemos visto de cómo es el trazado de la Toscana a una vuelta. Esa mezcla de curvas rápidas enlazadas con los mejores monoplazas de la historia pone los pelos de punta. Momentos de casi 6 G laterales… pero eso ya está en el baúl. ‘Pole’ 95 de Lewis Hamilton, y 300 kilómetros por delante el domingo.

Esos 300 kilómetros, como en Monza, pueden dar para mucho. La imprevisibilidad es cada vez más escasa donde todo está controlado al dedillo, y eso en parte es lo que nos gusta. Pero, como hemos dicho, está todo controlado. A grandes rasgos, el Gran Premio de la Toscana tendrá estos pilares.

Terreno ‘desconocido’

La duda es el desgaste a largo plazo de los neumáticos. Sí, han probado las gomas en entrenamientos, y han preparado el coche para que no se desgasten tanto. Aún así, las condiciones cambian mucho a unos entrenamientos donde faltan elementos.

El primero de ellos es el aire sucio. No se ha disputado carrera en Mugello, y no saben hasta qué punto el aire sucio será complicado. En especial, para las gomas. En los libres, si hay aire sucio, muchas veces levantan y dejan espacio. En carrera no pueden evitar ese aire sucio, y seguro que dará situaciones complicadas para los equipos.

El sobrecalentamiento de las gomas será interesante, y por eso también se irá más fuerte de lo habitual en la salida de la carrera. En el caso de Max Verstappen, por ejemplo, la intención es ponerse al menos en segunda posición. Ya si supera a Lewis Hamilton sería genial para él, pero dependerá de ese transcurso desde la salida a la primera curva.

Photo by Rudy Carezzevoli/ Getty Images / Red Bull Content Pool

Aquí también entra en juego el desgaste de los neumáticos. ¿Cuánto durarán? Se espera mucho calor en la jornada de mañana, por lo que el aire sucio será aún más peligroso si cabe.

Rendimiento de los motores y gestión de batería

Este es otro punto interesante, y más cuando se luche en grupo. La falta de frenadas importantes no permite a los equipos cargar mucho la batería, por lo que la ayuda eléctrica será menos útil que en otras carreras. La gestión de esa energía será fundamental, y también influirá mucho en el ritmo.

Si un piloto puede ahorrar batería sin que le adelanten o afecte mucho a su tiempo por vuelta, tendrá una posición en pista casi segura. Eso siempre que el motor le responda.

Mugello es un circuito donde se existen dos secciones de más de 15 segundos a fondo. Eso para el motor no es lo ideal aunque no es tan doloroso como en Monza. El problema será el aire sucio, elemento que siempre provoca dolores de cabeza. La temperatura, elemento a vigilar.

¿Y a nivel de pilotos? La verdad es que, por no repetirme demasiado (siempre los mismos focos), he preferido optar por un análisis más reflejado en lo que afectará al Gran Premio más que los puntos interesantes. Que si Verstappen intentando ganar a los Mercedes, que si la pelea en zona media, donde todos pueden pescar… Quizá lo remarcable será ver lo que Charles Leclerc puede hacer. Pero, como es un circuito nuevo, la duda existe.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *