Racing Point y Stroll brillan bajo la lluvia

0
Comparte

La jornada de clasificación en el GP de Turquía ha sido de lo más impredecible y todo ello se debe gracias a la lluvia y a las escasas capacidades de agarre que ofrecía la pista del Istanbul Speed Park, sede del GP de Turquía. Hoy era, por tanto, el día para disputarle la pole a los Mercedes que se han mostrado tan dominadores a lo largo del año, tanto es así que ya tienen en el bolsillo el Campeonato de Constructores.

Sin embargo, la opinión general de que la alternativa estaba en el box de Red Bull era extendida. Como mucho uno podía pensar que McLaren o Renault podría dar una autentica machada y desafiar a la competencia de la Fórmula 1. No obstante, han sido los chicos de Racing Point que han ido de menos a más y han sorprendido a todo el mundo con la primera pole de la trayectoria de Lance Stroll.

Todo esto llega después de una tendencia en la que parecía que Racing Point se empezaba a deshinchar tras un principio de temporada muy sólido. Por tanto, la de mañana, con Lance Stroll desde la pole y Sergio Pérez que partirá en la tercera posición, suponga una grandísima oportunidad para lograr un resultado histórico para el equipo y también para sacarles un buen puñado de puntos a sus competidores de la zona media, siendo los principales rivales McLaren y Renault.

Por tanto, si hablamos de protagonistas, hay que hablar de Lance Stroll que se une al selecto grupo de canadienses que han logrado al menos una pole, siendo el primero que no se apellida Villeneuve y el tercero del país norteamericano. Pero no es la primera vez que Stroll brilla bajo estas condiciones cambiantes y de bajo agarre. Ya lo hizo en el GP de Italia de 2017 donde puso el Williams en primera fila de parrilla bajo el diluvio que dejó el circuito de Monza en unas condiciones extremadamente delicadas.

También ha vivido carreras bajo condiciones de caos en el GP de Azerbaiyán de la temporada 2017. También con aquel Williams que aspiraba a desafiar a los demás en carreras locas como aquella, supo aprovechar sus cartas, diseñando una estrategia ganadora y colándose en un podio que en condiciones normales no iba a ser factible. Aquel podio, además, le sirvió para ser el novato más joven en subirse a un cajón del podio.

Por tanto, el GP de Turquía ya es uno que los aficionados de Racing Point y del piloto canadiense van a disfrutar y con la carrera por disputarse, está permitido soñar. Será una carrera atípica, haya lluvia o no, puesto que ya el viernes en seco se demostró que las condiciones de agarre a consecuencia de las frías temperaturas eran muy precarias.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *