La falsa crónica o el GP de Azerbaiyán que nunca fue

0
Comparte

Tras un loco Gran Premio de Mónaco, la Fórmula 1 viajó el pasado fin de semana a Azerbaiyán, siempre en nuestro particular mundo paralelo con nuestra temporada ficticia en un lugar en el que 2020 arrancó con relativa normalidad en Melbourne antes de seguir adelante con las carreras que hemos ido repasando a lo largo de los últimos meses. Los rumores sobre la temporada 2021 empiezan a aparecer. Sebastian Vettel fuera de Ferrari, George Russell en Mercedes, Daniel Ricciardo cambiando de aires… el espectáculo está servido. La octava carrera de la temporada tuvo, sin duda, espectáculo suficiente.

Alta velocidad urbana

Después del Gran Premio de Mónaco en el que la sesión clasificatoria es vital, la Fórmula 1 viajó al espectacular circuito de Bakú en el que las largas rectas permiten cierto juego de adelantamientos. Esto, combinado con la tendencia a la aparición del coche de seguridad, hace que el Gran Premio de Azerbaiyán sea típicamente un evento en el que se puede clasificar ligeramente por encima o por debajo de lo esperado el sábado sin que eso selle el resultado de la carrera el domingo. Los entrenamientos libres mostraron a una Mercedes ligeramente superior a Ferrari y a Red Bull, aunque lo más sorprendente llegaba con el rendimiento de Racing Point, con mejoras para este fin de semana.

Por primera vez en la temporada 2020, Williams evitó la última fila de la parrilla de salida con George Russell por velocidad pura. Daniil Kvyat y Nicholas Latifi quedaron relegados a la vigésima y décimo novena posición respectivamente, mientras Russell era décimoctavo pero se veía superado por Pierre Gasly y Romain Grosjean, que también cayeron en la Q1. La segunda parte de la sesión clasificatoria tuvo como eliminados al Haas superviviente, los dos pilotos de Alfa Romeo y a los dos hombres de Renault. Räikkönen, el ganador de Mónaco, era undécimo por delante de Ricciardo, Ocon, Giovinazzi y Magnussen.

La gran sorpresa era por lo tanto la entrada en la Q3 de Lance Stroll, aprovechándose de las fortalezas de su Racing Point, además de las mejoras que funcionaban de maravilla. Una vez más, los más veloces fueron los pilotos de Mercedes con Lewis Hamilton obteniendo una nueva pole position por delante de su compañero Valtteri Bottas. Justo por detrás, los Ferrari coparon la segunda fila con Sebastian Vettel por delante de Charles Leclerc, mientras Sergio Pérez daba la ‘campanada’ de la sesión al batir a los dos pilotos de Red Bull; Max Verstappen sexto y Alexander Albon séptimo. Carlos Sainz ocupó la octava posición por delante de Lando Norris y Lance Stroll cerró el top 10 para la carrera.

Un invitado sorpresa

A pesar de una primera carrera en Bakú muy poco llamativa en 2016, en ediciones siguientes la cita de Azerbaiyán se ha convertido en una de las más esperadas de la temporada de la Fórmula 1 por sus habituales sorpresas. En temporadas recientes hemos visto un podio de Stroll, el toque entre Hamilton y Vettel, un accidente entre los dos Red Bull, un pinchazo de Bottas cuando lideraba… las expectativas son las de ver siempre algo sorprendente en Bakú. En este caso, la carrera no decepcionó y trajo suficiente ‘show’ como para estar a la altura de las circunstancias. Todo comenzó ya en la salida con un toque entre los dos Ferrari que les mandó a ambos a boxes para sendas reparaciones.

Mientras las radios de Vettel y Leclerc sacaban humo y el equipo de Maranello intentaba lidiar con la situación, en cabeza los Mercedes rodaban con un orden relativo sin que hubiera luchas entre ellos. Esto dejaba a Pérez en tercera posición, sin problema alguno para mantener a raya a los dos Red Bull que eran incapaces de seguirle el ritmo. En la parte trasera del grupo también había lío con un toque entre Giovinazzi y Magnussen que les dejaba a ambos fuera combate, convirtiéndose en los primeros abandonos del Gran Premio de Azerbaiyán. Por delante la carrera parecía estar tranquila, pero con la lucha interna en Mercedes, esa situación no podía mantenerse por mucho tiempo…

Mercedes, Mercedes y punto

Completando el primer tercio de carrera, Bottas aprovechó que sus neumáticos estaban en mejor estado para superar a su compañero de equipo y tomar la delantera. Sin embargo, el finlandés lo hacía en el segundo sector del circuito, permitiendo que Hamilton recuperara la primera posición en la larguísima recta de meta. Arrancó entonces una lucha entre ambos que permitió que Pérez se acercara peligrosamente a los dos hombres de cabeza. De forma casi incomprensible, el Racing Point número 11 se encontraba metido en medio de la pelea por la victoria con los dos Mercedes mientras los Red Bull estaban en tierra de nadie, lejos de sus perseguidores pero también de las posiciones del podio.

Por detrás, los dos Ferrari estaban en plena remontada con Vettel y Leclerc metiéndose en el top 10 con la última ronda de paradas, aprovechando un coche de seguridad tras un accidente de Ricciardo. Esta situación dejó la carrera igualada de nuevo, con todos los pilotos con neumáticos nuevos y ‘solo’ 18 vueltas para el final. La prueba, que había estado tensa pero sin presencia real de cambios de posiciones más allá de la recuperación de los coches de Maranello, recuperaba su interés con poco menos de un tercio de las vueltas para la bandera de cuadros.

Prácticamente de inmediato, Hamilton tomó la delantera con Bottas justo detrás y Pérez en una segura tercera posición tras huir de la pareja de Red Bull liderada por un animado Verstappen que veía la oportunidad de colarse en el podio. Por detrás, Vettel y Leclerc dieron cuenta de Albon pero ya no llegaron a alcanzar al primer piloto de la marca de bebidas energéticas. A falta de 7 vueltas, Hamilton seguía aún en cabeza pero Bottas era ahora claramente más rápido. El finlandés no conseguía encontrar un hueco para superar a su compañero de equipo y la carrera cada vez estaba más tensa.

Sorpresa por partida doble

Al final, la sorpresa llegó cuando Bottas se situó en primera posición y Hamilton contactó con el alerón del primero, provocando esta situación un pinchazo que le obligó a pasar por boxes. Por delante, Valtteri Bottas se encontró con la tarea hecha y completada, logrando su segunda victoria del año -y el liderato de la general- por delante de un encantado Sergio Pérez que se subía al podio por delante de Max Verstappen. Sebastian Vettel y Charles Leclerc completaron el top 5 con Alexander Albon sexto y Lewis Hamilton séptimo y con un enfado importante con el otro piloto del equipo de Brackley aunque tuvo el ‘consuelo’ de llevarse la vuelta rápida.

El top 10 lo redondearon Lance Stroll, Carlos Sainz y Kimi Räikkönen. Después de su paso por Bakú, la Fórmula 1 no descansa y prepara ya su viaje a Canadá antes de retornar a Europa para un verano que empieza con el Gran Premio de Francia. Luego, llegará ya el punto de unión entre nuestra realidad paralela y el mundo real en el que la categoría reina volverá a la acción. Por lo pronto, esta semana es la del Gran Premio de Canadá en el que a menudo hay también algunas sorpresas.

Clasificaciones generales

PILOTOS
1- Valtteri Bottas – 112p
2- Charles Leclerc – 110p
3- Lewis Hamilton – 107p
4- Sebastian Vettel – 94p
5- Sergio Pérez – 80p
6- Max Verstappen – 77p
7- Alexander Albon – 54p
8- Carlos Sainz – 42p
9- Esteban Ocon – 32p
10- Kimi Räikkönen – 29p
11- Pierre Gasly – 18p
12- Daniel Ricciardo – 16p
13- Lando Norris – 14p
14- Lance Stroll – 13p
15- Brendon Hartley – 8p
16- Kevin Magnussen – 4p
17- George Russell – 2p
18- Daniil Kvyat – 2p
19- Antonio Giovinazzi – 1p
20- Nicholas Latifi – 1p
21- Romain Grosjean – 1p
22- Robert Kubica – 0p
23 – Sergio Sette Câmara – 0p

EQUIPOS
1- Mercedes – 220p
2- Ferrari – 212p
3- Red Bull – 140p
4- Racing Point – 95p
5- McLaren – 56p
6- Renault – 48p
7- Alfa Romeo – 31p
8- AlphaTauri – 10p
9- Haas – 5p
10- Williams – 3p

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *