El ‘Trackwalk’ de Portimao

0
Comparte

Ficha Técnica

Cuerda: 4.653 metros (2,9 millas)
Curvas: 15 (9 a derechas, 6 a izquierdas)
Situación ‘Pole Position’: izquierda
Año de Construcción: 2008
Año de Debut F1: 2009 (test F1), 2020 (Gran Premio)
Zonas DRS: 1
-125 metros después de la curva 15
Puntos de Detección DRS: 1
-65 metros después de la curva 14
Número de Puestos de Comisarios: No comunicados
Número de Paneles Luminosos: 19
Récord ‘Pole Position’: 1:30.415 (Robert Doornbos, A1GP Powered by Ferrari, 2009)
Récord Vuelta Rápida: 1:27.987 (Sebastien Buemi, STR3, test F1 2009)

Características base

Portimao es uno de los nuevos este año. Ceja levantada en todos los equipos, con opción a dar una carrera distinta. Un trazado de poco más de cuatro kilómetros que ha tardado más de 10 años en acoger el Mundial de Fórmula 1. Al llegar, lo primero que llama la atención son los rasantes.

Esos cambios de altitud provocan que el circuito sea aún más complicado, ya que el fondo plano del coche no puede estar tan bajo por las compresiones, así como las suspensiones deben trabajar de forma distinta. La dicotomía entre suspensiones blandas y duras es importante, y con tantos rasantes es fundamental clavar la decisión.

Unas suspensiones más blandas pueden provocar que el coche sea muy lento en los cambios de dirección, y que además el fondo plano toque con facilidad el suelo. Si a ello le sumamos la diferencia de peso entre la clasificación y la carrera, los mecánicos han de dejar margen para que el coche no sea demasiado bajo en las primeras vueltas.

A toda configuración inicial, los equipos deben añadir unos neumáticos extra duros y un asfalto nuevo. Aún con poco agarre, el asfalto será la parte más complicada de entender durante todo el fin de semana. Habrá que tener en cuenta la temperatura del mismo, así como el nivel de goma y la temperatura de estas.

Además, la configuración de los radiadores será otro punto a tener en cuenta. En Nürburgring, Portimao y Turquía se esperan temperaturas más bajas de lo normal, por lo que ojo al sobrecalentamiento de los motores. Hace unas semanas vimos el McLaren de Lando Norris incendiarse, y ya en los segundos libres hemos visto el Alpha Tauri de Pierre Gasly arder.

Sobre el pilotaje, ya hemos visto lo complicado que ha sido adaptarse a una pista nueva con un asfalto tan especial. Posiblemente hayan dejado mucho margen a la hora de marcar vueltas, por lo que los tiempos pueden caer mucho en las próximas horas.

Mark Thompson/Getty Images/Red Bull Content Pool

Gestión de carrera

Al ser un circuito nuevo, los equipos no tienen referencias de combustible medio por vuelta. Las aproximaciones las harán en base a la simulaciones hechas en la fábrica, y una vez lleguen al circuito y disputen los entrenamientos libres, pues tendrán el dato exacto.

Podrán ahorrar gasolina, de necesitarlo, en varios puntos del circuito. La configuración de Portimao, especialmente en el sector central, permite a los monoplazas de Fórmula 1 aprovechar la inercia más que en otros circuitos. Es una zona media entre circuito fluido y ‘stop&go’, por lo que hay zonas largas para hacer ‘lift&coast’. Lo mismo para la electricidad, ya sea por el MGU-K (frenadas) o el MGU-H (aire residual del turbo)

El desgaste de las gomas dependerá directamente del estado de la pista. Al inicio hemos visto mucho ‘graining’, pero conforme se engome la misma y la temperatura acompañe, desaparecerá. Destacar también la estrategia, ya que el poco entreno de hoy puede dejar dudas de cara a si ir a una o dos paradas.

Por último…¿lloverá? La previsión da lluvia a la hora de la carrera (entre las 12 y las 14 hora local), por lo que eso es algo a tener en cuenta de cara al domingo. Si la clasificación es en seco, seguramente opten por una configuración dedicada a la pista seca.

Es verdad que últimamente, debido al parque cerrado, los equipos no arriesgan en exceso con las elecciones. Con eso, abren la puerta a un cambio meteorológico sorpresivo en carrera. De paso, se cubren las espaldas con una buena configuración en seco.

Portimao es una gran duda a despejar. Los terceros entrenamientos libres serán un último laboratorio para probar y, de paso, limar las asperezas de la configuración. Esa duda puede darnos una carrera interesante, y si la lluvia visita el Gran Premio de Portugal, tendremos caos a la vista.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *