Fórmula 2 — Baréin dictará sentencia

0
Comparte

El año se acerca a su último trimestre, donde paulatinamente las categorías llegarán a su fin y pasarán al tiempo de recapacitación de cara a la siguiente temporada. La FIA Fórmula 2 es uno de los campeonatos que ha entrado en su fase final después de la última ronda europea donde, una vez más, Mick Schumacher salió como mayor beneficiado del trazado urbano de Sochi y empieza a poner la directa hacia el que podría ser su salto a la Fórmula 1 con el título bajo el brazo.

Con unos horarios mucho más matutinos al ser la única categoría soporte que se trasladaría a orillas del Mar Negro junto a la Fórmula 1, la FIA Fórmula 2 salió a pista con los pilotos de Carlin como máximos protagonistas. Aunque Luca Ghiotto se impondría en la sesión de entrenamientos libres, la clasificación quedaría comandada por Yuki Tsunoda, que obtendría su tercera pole de la temporada. A tan solo seis milésimas se quedaría su compañero, un Jehan Daruvala que se sacaría su mejor clasificación del año. Tercero y a casi dos décimas, Mick Schumacher, con Callum Ilott y Luca Ghiotto cerrando el TOP 5.

Por detrás, tendríamos el segundo y tercer cambio de equipo de una temporada bastante estable a lo que alineaciones se refiere. La baja de Nobuharu Matsushita de MP Motorsport para, según ellos, buscar nuevos y emocionantes retos fuera de la FIA Fórmula 2, si bien es cierto que el apoyo de Honda escasea, desencadenaría el fichaje de Giuliano Alesi por los holandeses hasta final de año.

La vacante en BWT HWA Racelab la ocuparía un conocido de la casa, Jake Hughes. Tras seis años rondando la GP3 Series y diversas categorías de Fórmula 3, por fin asciende a la Fórmula 2 con 26 años, siendo ahora mismo el piloto más veterano de la parrilla. El inglés sería decimoquinto por delante de su experimentado compañero, Artem Markelov, mientras que Giuliano Alesi tan solo podría ser penúltimo por delante de Guilherme Samaia.

Carrera larga: Mick Schumacher le roba la cartera a Yuki Tsunoda

Que la carrera del sábado fuese por la mañana supondría un escenario completamente nuevo para los pilotos de la parrilla, sobre todo en lo que a temperatura y goma en pista se refiere. La salida en Sochi volvería a tornarse un punto donde los ojos tendrían que estar muy pendientes, y es que el antecedente de Nobuharu Matsushita todavía estaba fresco en la memoria. El respeto entre pilotos duraría hasta la curva 2, donde los dos pilotos de Charouz entrarían como un elefante en una tienda de porcelana y provocarían un toque en cadena con Jüri Vips y Christian Lundgaard. A la poste, Felipe Drugovich y Roy Nissany también se verían involucrados, lo que ocasionaría la salida del único safety car de la carrera.

Yuki Tsunoda lograría mantenerse al frente, pero sin Jehan Daruvala como escolta al ser superado por Mick Schumacher. Por detrás, Callum Ilott se mantenía cuarto y Jack Aitken, tras partir octavo, subía a la quinta plaza. Guanyu Zhou y Robert Shwartzman retrocederían un par de casillas en el tablero y cerrarían el TOP 8. Desde la resalida a las primeras paradas pasarían poco más de tres vueltas, lanzándose prácticamente todos los líderes a boxes en la vuelta 8 de 28. Tsunoda, Schumacher, Ilott y Shwartzman, que tendría un pequeño inconveniente en su parada, clavarían sus estrategias.

Esto llevaría a Jack Aitken a liderar la carrera junto con Nikita Mazepin y Guanyu Zhou, que iniciarían una batalla a tres que terminaría con el inglés y el chino de UNI-Virtuosi enfrentándose casi en cada paso por la curva 2, el mayor punto de adelantamiento tras la larga recta de meta y la curva 1. Esto les llevaría a perder un tiempo valioso que permitiría a Mazepin reincorporarse a la lucha y superar al joven piloto de Renault. Por detrás, tanto Tsunoda como Schumacher sacarían el máximo partido de sus neumáticos más jóvenes y recortarían la distancia a marchas forzadas.

Entre las vuelta 17 y 18 pararían los pilotos con neumático duro y montarían el «blando», que en esta ocasión estaría representado por el color morado que antiguamente usaba el compuesto ultra blando de la Fórmula 1. Aitken, Zhou y Mazepin, con Marcus Armstrong en la distancia harían su parada y se lanzarían a la remontada, lo que dejaría la lucha abierta entre Mick Schumacher y Yuki Tsunoda. Artem Markelov, que también prolongaría su parada con el duro, se encontraría como intermediario de la batalla entre el alemán y el japonés, permitiendo al de Prema acortar distancias y lanzar un primer ataque tan efectivo como suficiente.

Mick Schumacher, elegante y eficaz, superaría por el exterior de la curva 3 al piloto de la casa de Honda y empezaría a abrir hueco sin mayor complicación. Por si esto no fuese suficiente, Callum Ilott aprovecharía la tendencia negativa del japonés y superaría con una gran frenada al de Carlin, subiendo a la segunda plaza. Por detrás, Robert Shwartzman se borraría por completo de la carrera con un ritmo nuevamente impropio y sería superado por Daniel Ticktum por la décima posición, perdiendo el único punto al que podría optar.

Tsunoda volvería a la carga en la última vuelta tras mimar sus ruedas y sería capaz de adelantar a un Callum Ilott sin apenas neumáticos por el exterior de la curva tres. El inglés no tendría descanso hasta prácticamente la línea de meta, pues Luca Ghiotto sacaría el máximo partido a sus opciones de podio y presionaría al segundo de la clasificación hasta dejar la distancia bajo la bandera a cuadros a tan solo 25 milésimas. Mick Schumacher se haría así con su segunda victoria del año, la segunda en cinco carreras, mientras que Guanyu Zhou salvaría una importantísima pole invertida para el domingo.

Carrera al sprint: Susto en la carrera corta más corta

Si el sábado por la mañana los pilotos pudieron esquivar los peligros del conjunto de curvas 2 y 3 de aquella manera, el domingo la historia fue ostensiblemente peor. Con 21 vueltas por delante, las carreras de Guilherme Samaia y Jake Hughes no pasarían del primer giro después de un efecto en cadena que terminó con el piloto brasileño de Campos con un pinchazo y con el monoplaza del inglés incapaz de seguir en marcha.

Al frente de la prueba, la batalla que llegamos a entrever en la carrera corta entre Jack Aitken y Guanyu Zhou se prolongó a los primeros giros. El londinense lanzaría un ataque en la curva 2 que el piloto chino podría contener por poco, iniciando una persecución mientras abrían hueco con Nikita Mazepin y Mick Schumacher. Paulatinamente, el ritmo inferior del Campos llevaría a Aitken a perder posiciones con Mazepin y Schumacher, destacando el bonito duelo que tendría con el alemán en el revirado último sector del circuito de Sochi.

Jehan Daruvala aprovecharía dicho duelo para superar también a Aitken hasta la curva 2, donde el piloto indio se saldría de pista y se vería obligado a tomar la chicane de bolardos para no ser sancionado en la vuelta 4, algo que no podría evitar poco después. Guanyu Zhou y Nikita Mazepin habían abierto ya una distancia de casi cinco segundos con Mick Schumacher, tercero, lo que dejaba a Jack Aitken en cuarta plaza por delante de Luca Ghiotto. Estos dos pilotos serían los protagonistas del desenlace anticipado de la carrera.

En la vuelta 7, el piloto italiano de Hitech buscaría un exterior en la curva 3 sobre el Campos, que comenzaría a subvirar de forma alarmante hasta que, sin posibilidad de corregir su trayectoria, el inglés colisionaría contra el monoplaza a su derecha, acabando ambos en las protecciones exteriores de la curva tras un durísimo impacto que incluso levantó las barreras TecPro allí instaladas. La bandera roja sería inmediata y, tras una larga espera, se confirmaría que la carrera no se reanudaría para reparar la zona del impacto, tomándose los resultados de la vuelta anterior como oficiales y entregándose la mitad de los puntos.

De esta forma, Guanyu Zhou obtendría por fin su primera victoria en la FIA Fórmula 2, siendo a su vez la primera de un piloto chino en la categoría. Nikita Mazepin y Mick Schumacher conformarían el resto del podio, mientras que Aitken y Ghiotto mantendrían la cuarta y quinta plaza. Robert Shwartzman, al igual que Christian Lundgaard, saldrían de vacío de esta ronda tras ser décimo y decimotercero respectivamente.

Y después de diez rondas en Europa, ahora es el turno de esperar. La FIA Fórmula 2 aguardará hasta finales de noviembre para viajar a Baréin, donde la temporada concluirá con una doble ronda en el trazado de Shakir. Al igual que la Fórmula 1, la segunda categoría competirá en el alocado trazado externo, con el agravante de que la última y posiblemente decisiva ronda se disputará en el corto circuito de 3.6 kilómetros. Con 96 puntos todavía en juego, el campeonato está abierto a cualquier sorpresa de última hora.

Clasificación de pilotosPuntosClasificación de equiposPuntos
1º — Mick Schumacher191 — Prema Racing331
2º — Callum Ilott169 — UNI-Virtuosi Racing288.5
3º — Yuki Tsunoda1473º — Hitech Grand Prix244
4º — Christian Lundgaard145 — ART Grand Prix183
5º — Robert Shwartzman140 — Carlin183
Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *