Fórmula 2 — Oscar Piastri y la canción del verano

0
Comparte

Todos los años, la FIA Fórmula 2 acude a determinadas pruebas que han permanecido inamovibles en el calendario desde su nacimiento como la GP2 Series. Hasta esta temporada, estas rondas eran las del Hungaroring, Mónaco, Montmeló, Monza y Silverstone. Con la caída de las visitas a Hungría y España, que pasan al calendario de la FIA Fórmula 3, Gran Bretaña es la segunda ronda de este curso que sigue ahí a pesar de todo.

Y es que Silverstone es un circuito especial. Da grandes carreras, con una afición entregada y no deja de suponer uno de los bastiones de la historia del automovilismo en general. Por eso, no es de extrañar que, a pesar del destrozo del calendario y de la presencia de algunas rondas curiosas, el trazado británico siga acogiendo a la antesala de la Fórmula 1.

La antesala de la Fórmula 1 también ha vivido actuaciones memorables, pero la de Oscar Piastri en clasificación fue incluso más allá. Tras la barbaridad de Théo Pourchaire en la clasificación de Montecarlo, el piloto de Prema llegó y se plantó en la Silverstone marcando casi seis décimas de diferencia con el segundo en su primer intento. Robert Shwartzman podría haber sido uno de los que plantasen cara a esas distancias, pero trompearía en Stowe y forzaría la bandera roja.

A pesar del intento in extremis de Guanyu Zhou, que nada más marcar su tiempo veía cómo la bandera roja era agitada, Oscar Piastri obtendría por dos décimas su primera pole position en la Fórmula 2 y la primera de un piloto australiano en toda la historia de la GP2 y la F2. Habría que remontarse a las poles de Mark Webber en la Fórmula 3000 para encontrar algo similar, pero es que el caso de Oscar Piastri no tiene precedentes. Su desempeño siendo debutante ya habla maravillas de él a estas alturas.

Carrera corta 1: una salida le basta a Robert Shwartzman

Pero como la Fórmula 2 siempre esconde sorpresas a la vuelta de la esquina, quien arrancaría el sábado por la mañana en primera posición sería un Christian Lundgaard desaparecido desde Sakhir. Por detrás, un Jüri Vips buscando subirse de forma definitiva al vagón de la lucha por el título y un Roy Nissany que buscaría la machada de mantener un tercer puesto poco probable para él, sobre todo considerando que partía por delante de Shwartzman y Drugovich.

Dicho y hecho, la salida sería un caos total. Mientras Robert Shwartzman realizaba una arrancada digna de elogio al colocarse primero tras superar a Lundgaard y Vips, ambos lentos en los primeros metros, Roy Nissany se empotraba en la curva 3 contra el piloto danés. La sorpresa mayúscula llegaría con el incomprensible trompo en solitario del líder, un Guanyu Zhou que abandonaba en la curva 4. El coche de seguridad salía a pista.

Los neumáticos darían de qué hablar y mucho. Con los problemas de temperatura a la orden del día, la resalida en la vuelta 4 de 21 vería a más de un piloto dejando su firma en el asfalto. El más espabilado volvería a ser Oscar Piastri, que lanzaría un ataque a Liam Lawson que les tendría enzarzados durante gran parte de la resalida, con Dan Ticktum a la expectativa. Esta bonita batalla se iría al traste con el segundo coche de seguridad provocado por Alessio Deledda.

Esta vez sí, Piastri asaltaría el sexto lugar de Lawson en la resalida de la vuelta 7 pero, como no hay dos sin tres, el coche de seguridad volvería a pista después de que Guilherme Samaia se quedase atrapado en la puzolana a la salida de Luffield, la curva que precede la antigua recta de meta.

Rondando la mitad de la prueba, varios pilotos pasarían por boxes buscando una alternativa en el neumático medio. Richard Verschoor sería el más destacado, aunque Jack Aitken se encontraría con la extraña situación de ver su rueda delantera derecha bloqueada al salir de su parada.

Desde esa resalida, solo el piloto neerlandés de MP Motorsport le daría algo de picante a la prueba, remontando desde la decimocuarta posición hasta la décima tras pelear contra su compañero, Lirim Zendeli. Robert Shwartzman comandaría con mano de hierro esta carrera tan bronca y solo la vuelta rápida en el descuento de Oscar Piastri impediría al ruso asaltar el liderato de la Fórmula 2.

Eso sí, esta sería la primera vez que Prema alcanzaría un 1-2 en la clasificación del campeonato desde 2016 con Giovinazzi y Gasly. Jüri Vips y Christian Lundgaard completarían el podio, con Felipe Drugovich y Théo Pourchaire cerrando el TOP 5. La pelea de Verschoor se solventaría, finalmente, con la pole invertida de cara a la tarde del sábado.

Carrera corta 2: Richard Verschoor se cuela entre los grandes

Tras el estrepitoso ritmo de carrera de la mañana, con hasta tres coches de seguridad, la segunda carrera del sábado tampoco se quedaría muy atrás. Richard Verschoor sería el agraciado con la pole invertida por delante de un Marcus Armstrong necesitado de resultados con urgencia y un Dan Ticktum como máximo favorito, aunque con Liam Lawson y Oscar Piastri también en la pomada.

La salida sería bastante limpia en los primeros puestos, aunque Christian Lundgaard casi se quedaría tirado en parrilla. Todo aparentaba normal hasta que el coche de seguridad hacía acto de presencia súbitamente. La causa sería un duro accidente entre Ralph Boschung y Alessio Deledda, con el agravante de que el piloto suizo perdería el control tras irse a la hierba en la curva 4 por un toque con su compañero de Campos, Matteo Nannini. Guanyu Zhou lograría esquivar por la mínima el incidente, pero no el italiano de HWA Racelab.

Con cinco de las vueltas ya consumidas, solo pasaría una vuelta hasta que Jehan Daruvala perdería el control de su Carlin mientras mantenía un paralelo con Bent Viscaal en Stowe. El de Trident, con mucha valentía, buscaría el exterior, pero el piloto indio acabaría impactando contra el neerlandés. El coche de seguridad, una vez más, salía a pista a robar protagonismo.

Desde ese punto, la calma tensa se apoderaría de la carrera. Richard Verschoor era capaz de mantener a raya a todos los pilotos que le precedían y solo Oscar Piastri, rodando quinto, lanzaría una ofensiva contra Liam Lawson durante un par de vueltas, superándole finalmente en la vuelta 18 de 21 en Brooklands. Cuando todo parecía bastante decidido, un espectacular trompo del otro Prema, el de Robert Shwartzman, hacía que el piloto ruso perdiese más posiciones.

Con una tranquilidad pasmosa, Richard Verschoor se transformaría en el segundo piloto neerlandés en vencer en la FIA Fórmula 2 tras Nyck de Vries, el cuarto si contamos a Robin Frijns y Giedo van der Garde en la GP2 Series.

Por fin, Marcus Armstrong volvería al podio con un segundo lugar en un año que estaba siendo horrible para él y DAMS, acompañado por Dan Ticktum. Piastri, Lawson, Vips, Drugovich y un sorprendente David Beckmann que salía decimotercero cerrarían los puntos.

Carrera principal: Guanyu Zhou arrasa y minimiza daños

El domingo por la mañana solo había una palabra que pudiese definir la situación en Silverstone: tórrida. Con prácticamente 40ºC en el asfalto a las once de la mañana, hora local, jugar con los neumáticos sería absolutamente crucial para salir adelante en la carrera. La salida jugaría otro porcentaje importante, con un ojo puesto en los coches de seguridad de cara a la estrategia.

Precisamente la estrategia sería bastante unánime. Casi todos los pilotos buscarían arrancar con los medios para pasar a los duros casi al instante de poder hacerlo, aunque existirían rebeldes como Jüri Vips, Matteo Nannini, Lirim Zendeli o Jehan Daruvala que harían la jugada contraria.

La salida desvelaría algo bastante curioso: todos aquellos que habían partido en zona impar sufrirían de lo lindo en los primeros metros. De esta forma, Oscar Piastri cedería la primera posición a Guanyu Zhou. Por detrás, Richard Verschoor, tercero en parrilla, sería superado por Dan Ticktum. Una carrera más, Robert Shwartzman tendría una salida fulgurante que le colocaría quinto.

Esta vez sí, la limpieza sería la gran protagonista de las primeras vueltas, como también sería la brutal degradación que sufrían algunos pilotos. Los más destacados serían Dan Ticktum y, sobre todo, un Robert Shwartzman que perdía comba a pasos agigantados con los cuatro primeros. En la vuelta 6 de 29, el piloto ruso se lanzaría a hacer la parada en boxes obligatoria junto con el británico.

Una vuelta después, Oscar Piastri tendría que defenderse de estas paradas. Lundgaard pararía a la par que el australiano pero, una vez más, el danés se llevaría dos de cal por una de arena, perdiendo una rueda mal ajustada y siendo duramente penalizado por ello. Terrible desenlace para una ronda que había comenzado bastante bien para él.

Aunque Piastri reaccionaría pronto, las gomas más calientes de Ticktum le permitirían superar con facilidad al de Prema en Brooklands. Justo en esa vuelta, el noveno giro, Guanyu Zhou paraba en boxes y se mantenía líder virtual sin apenas ningún contratiempo. Aunque Ticktum buscaría perseguirle, perdería tiempo superando a Marino Sato y Matteo Nannini. Piastri se quedaba colgado.

Richard Verschoor era el líder y prolongaría lo indecible los neumáticos medios, rozando ya la vuelta 12. Aunque su parada sería algo lenta, se incorporaría justo por detrás de Oscar Piastri, iniciando la persecución del líder del campeonato. Por delante, Jüri Vips heredaba el liderato y seguía rodando a buen ritmo con los neumáticos duros. En la vuelta 18 de 29, el estonio pararía en boxes y saldría undécimo a pista. Su carrera empezaba ahora.

El drama de Oscar Piastri se acrecentaría en el último cuarto de carrera, siendo completamente incapaz de superar a Matteo Nannini y permitiendo que Richard Verschoor se acercase. Con el resto de posiciones del podio completamente inalcanzables, Nannini pararía en boxes a falta de unas cinco vueltas. La batalla por el podio entre Piastri y Verschoor se desencadenaba.

Mientras Jüri Vips alcanzaba su tope en la séptima posición, la pelea por el tercer lugar arrancaba con un Verschoor claramente con mayor ritmo. Eso sí, el de Prema no cedería ni un solo centímetro, teniendo paralelos en casi cada curva durante el penúltimo giro. A pesar de esto, los intentos de Verschoor le dejarían sin margen para una última vuelta en la que, aunque buscaría lo imposible en la última curva, no sería posible llegar al podio.

Guanyu Zhou ganaba sin oposición alguna y salvaba una ronda en Silverstone desastrosa hasta el momento con dos ceros. Dan Ticktum, el segundo piloto más constante entre los cinco primeros tras Vips, que no ha dejado de puntuar desde el horror de Baréin, acompañaría a la dupla de Alpine en el podio.

Por detrás, Robert Shwartzman levantaría un muro impenetrable por la quinta posición, siendo seguido muy de cerca por Felipe Drugovich, Jüri Vips, Théo Pourchaire, Lirim Zendeli y Jehan Daruvala. Básicamente, todos los puntos restantes se repartieron entre los vagones que compusieron el tren del piloto de Prema.

Y con esto, la Fórmula 2 se va de vacaciones. La segunda categoría no regresará hasta el Gran Premio de Italia en Monza, cediéndole el testigo durante todo agosto y parte de septiembre a la FIA Fórmula 3 y la W Series con Hungría y Bélgica. Oscar Piastri se marcha como líder del certamen y mejor rookie. Habrá que ver si, como la canción del verano, seguirá sonando durante todo lo que queda de curso o se borrará a favor de otros pilotos. Desde luego, en Alpine tienen razones de sobra para sonreír.

Clasificación de pilotosPuntosClasificación de equiposPuntos
1º — Oscar Piastri108 — PREMA Racing199
2º — Guanyu Zhou103 — UNI-Virtuosi Racing162
3º — Robert Shwartzman91 — Carlin145
4º — Dan Ticktum89 — Hitech Grand Prix143
5º — Jüri Vips85 — ART Grand Prix93

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *