La Fórmula 2 alcanza el centenar de carreras en Azerbaiyán

0
Comparte

Desde el año 2017, como bien sabréis, la GP2 Series dijo adiós para un lavado de cara que la transformaría en lo que actualmente es la FIA Fórmula 2. Aunque sus inicios fueron un poco a medias, pues estaba pensado arrancar esta nueva etapa con el Dallara F2 2018, la búsqueda del abaratamiento de la competición permitiría al Dallara GP2/11 transformarse en el monoplaza más utilizado por el anterior campeonato y en el protagonista de la temporada inaugural de la FIA Fórmula 2.

Ese primer curso de 2017 vendría marcado por la irrupción de un rookie que marcaría tendencia en años futuros, y es que Charles Leclerc llegó, vio y venció de la mano de una Prema que ya sabía muy bien cómo se conjugaba el verbo ganar tras arrasar con Pierre Gasly y Antonio Giovinazzi en 2016. Pero no sería la única particularidad de una temporada que dejó actuaciones memorables.

Aunque no llegarían a coincidir en una ronda, hasta tres pilotos españoles disputarían más de una carrera en este 2017: Sergio Canamasas, Roberto Merhi y Álex Palou, si bien es cierto que este último competiría bajo licencia japonesa al estar compitiendo ese año en la Fórmula 3 nipona.

De hecho, Palou llegaría a arrancar desde la pole por inversión de parrilla en la que sería la única ronda en Jerez en toda la historia de la segunda categoría de promoción. Allí coincidiría con Santino Ferrucci, con el que posteriormente compartiría equipo en su temporada de debut en IndyCar.

Charles Leclerc brillaría con la estrategia en Baréin, se impondría al fallecimiento de su padre, Hervé Leclerc, pocos días antes de la ronda en Bakú donde no se bajaría del podio y finalmente se proclamaría campeón en, precisamente, Jerez. Todo ello en un 2017 donde ya se subiría al monoplaza del equipo con el que debutaría en Fórmula 1, Sauber.

Pero 2017 también nos dejó detalles como la inesperada primera victoria de Sérgio Sette Câmara en Spa-Francorchamps. Tras no haber podido puntuar en todo el curso y con los líderes del campeonato saliendo por detrás al haber sido descalificados en la carrera principal, el brasileño obtendría la primera victoria de MP Motorsport en la Fórmula 2. También viviríamos los debuts de unos jovencísimos Callum Ilott y Lando Norris, participando el segundo con Campos Racing en Abu Dabi.

En 2018, el propio Lando Norris se sumaría al debutante y flamante campeón de la GP3 Series, George Russell y a Alexander Albon para dejarnos una de las temporadas más emocionantes, además de una generación de oro que terminaría ascendiendo al completo en 2019 a la Fórmula 1. Habría que esperar hasta Yas Marina para proclamar campeón a Russell en una temporada con victorias sorprendentes como la de Maximilian Günther o la espectacular jugada con los neumáticos de Tadasuke Makino en Monza.

Y llegó 2019. Aún a día de hoy se hace complicado echar la vista atrás y rememorar una temporada en la que un único nombre propio destacó sobre el resto. Anthoine Hubert, con dos victorias en su haber en un año de debut memorable, nos dejaría en Spa-Francorchamps tras un evento en el que todos los factores que podrían salir mal, salieron mal. Un choque que también marcó a un Juan Manuel Correa que, a pesar de todo, vuelve a correr en 2021 en memoria de Anthoine.

Pero también hubo sonrisas y alegrías. El apellido Schumacher volvió a ser noticia con la victoria de Mick en Hungría, recibimos la visita de Patricio O’Ward y vivimos los debuts de Guanyu Zhou, Christian Lundgaard o Tatiana Calderón, a día de hoy la única mujer piloto en llegar a este peldaño de la escalera FIA. Mientras Mahaveer Raghunathan puntuaba en Monza y Jack Aitken llevaba a Campos a su mejor año desde 2015, Nyck de Vries se proclamaba campeón frente a un Nicholas Latifi que se transformaría en el único ascenso a Fórmula 1 de ese año.

El año pasado, la historia se avivó todavía más con el título de Mick Schumacher. Una historia cocinada a fuego lento y que viviría un triple ascenso a Fórmula 1 con el campeón, Yuki Tsunoda y Nikita Mazepin. Callum Ilott, el subcampeón, buscaría suerte en otros destinos, aunque también tendría su primer pedacito de Fórmula 1 en pista con Alfa Romeo.

En un 2020 extraño por la innegable marca de la pandemia, la Fórmula 2 repetiría escenarios como nunca lo hizo y visitaría Mugello por primera vez, un circuito donde nos encontraríamos el primer podio de un Jüri Vips al que jamás nos imaginábamos en esta tesitura. Tampoco nos imaginábamos que la combinación de un rookie como Felipe Drugovich y un veterano como Nobuharu Matsushita llevarían a MP Motorsport al mejor año de su historia, y lo lograron con cuatro victorias.

La FIA Fórmula 2 vive ahora su primera gran renovación de formato desde que nació la GP2 Series. Con tres carreras por fin de semana, pero con un calendario cogido con pinzas en según qué apartados, se ha establecido como esa categoría por la que pasar sí o sí para llegar a la Fórmula 1. Lo que se pretendía, básicamente. Eso sí, lo hace siendo un campeonato que difícilmente decepciona con sus carreras y donde las batallas en pista nunca fallan a su cita. Y por eso, esperemos poder celebrar sus 200 carreras en años futuros.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *