Fórmula 3 — Inyección de adrenalina al campeonato

0
Comparte

La FIA Fórmula 3 avanza de forma imparable hacia su gran final después de que, el pasado fin de semana, el Autodromo Nazionale di Monza acogiese la penúltima ronda de un campeonato que llega a su recta final con una lucha codo con codo entre Logan Sargeant y Oscar Piastri. Tanto el estadounidense como el australiano se han encontrado con un primer periplo italiano bastante complicado, y es que solo uno de los cuatro resultados posibles por ellos ha sido en los puntos, dejando las cosas completamente a decidir para las últimas dos carreras de Mugello.

La ronda en sí, tal y como nos podíamos esperar, tuvo sus mayores focos de acción en la clasificación y en los despachos de la FIA, pues la lluvia de sanciones entre los entrenamientos cronometrados y las dos carreras ha sido incesante. No hay más que ver las sanciones post clasificación, sesión en la que tuvimos de todo: Alexander Smolyar dando espectáculo cada vez que se acercaba a una escapatoria con gravilla, Liam Lawson saliendo a pista con un ventilador aún conectado a su Hitech y provocando una bandera roja, el tradicional atasco… y fue ahí donde radicó todo.

Théo Pourchaire, Alex Smolyar, Pierre-Louis Chovet, Lirim Zendeli, Ollie Caldwell, Sebastián Fernández, David Beckmann, Oscar Piastri y Frederik Vesti serían los pilotos sancionados únicamente por el tapón antes de la Parabólica y, a mayores, Smolyar, Zendeli, Piastri y Vesti sufrirían penalizaciones extra por otros incidentes provocados en una sesión que se revolucionó de pies a cabeza. Pourchaire, que había obtenido la pole por un impresionante margen, cedería la primera plaza a Liam Lawson, con un inesperadísimo Matteo Nannini segundo. Hughes sería tercero, delante de Calan Williams y Logan Sargeant.

Carrera 1: Frederik Vesti se impone en el primer asalto

Si las carreras de Spa-Francorchamps nos parecieron emocionantes, lo cierto es que la primera carrera de Monza supera este calificativo de sobra. Toques, luchas, adelantamientos y muchísima acción con polémica de por medio, un cóctel explosivo que animó el campeonato, pero que no dejó de estar compuesto por incidentes y más incidentes de pilotos profesionales en las 22 vueltas disputadas.

Desde la salida y como viene siendo habitual en Monza, la primera curva sería un foco evidente de líos. Matteo Nannini buscaría la machada de ponerse líder, pero a poco estuvo de terminar su carrera antes de tiempo al tocarse con Liam Lawson. Por detrás, la parrilla hacía la curva por donde podía y como podía, con Sebastián Fernández trompeando por la escapatoria y con Enzo Fittipaldi clavándose en la salida. El brasileño, eso sí, sería otro de los protagonistas secretos de la prueba.

Théo Pourchaire firmaría una gran salida y se colocaría tercero en vuelta y media, atacando a un nervioso Nannini que cedería la segunda plaza. Llegaba el segundo paso por la Variante del Rettifilo y volvía el pavor, pues Alexander Smolyar y David Beckmann pasarían olímpicamente de trazarla. En este punto, Logan Sargeant rodaba séptimo tras Igor Fraga, con Frederik Vesti noveno y Oscar Piastri decimotercero. Matteo Nannini intentaría mantenerse a flote, pero la lucha por el podio se le escapaba al ser superado por Jake Hughes. Théo Pourchaire no perdía el tiempo y se ponía líder.

En esta cuarta vuelta, más de lo mismo, pero con Logan Sargeant empezando a sufrir la dinámica de locura que la carrera empezaba a tomar. En poco más de una curva, Alex Peroni y Frederik Vesti le adelantaban, y llegaba la quinta vuelta. El piloto estadounidense volvía a verse superado por la situación y se iba largo en el Rettifilo, aunque no tanto como Federico Malvestiti, que perdía por completo su Jenzer y rozaba el muro, pero seguía en carrera. Hablando de lucha, Oscar Piastri ya estaba a la altura de Logan Sargeant y desataba un tremendo duelo directo entre los dos Prema.

Igor Fraga, que había logrado rodar sexto, se sumaría a la lista de aquellos que se iban largos en la primera curva, con el agravante de que el piloto brasileño comenzaría a desinflarse a pasos acelerados, siendo superado por Sargeant y Piastri, que buscaban entrar de nuevo en el TOP 10. Un nuevo paso por la primera curva y un nuevo incidente: Alex Peroni se pasaba de frenada e impactaba contra Calan Williams, arruinando la carrera del de Jenzer al trompear. Esto ocasionaría un corte del TOP 10 con el resto de pilotos.

Matteo Nannini, todavía con la esperanza de luchar por el podio, pecaría de optimista una vez más en la primera curva e impactaría una vez más contra Liam Lawson, tal y como pasó en la salida, solo que con un final mucho más desafortunado, pues el italiano doblaría su suspensión y se vería forzado a retirarse. Paso a paso y esquivando incidentes, Frederik Vesti ya se encontraba quinto, iniciando una lucha muy agresiva con Liam Lawson por la cuarta plaza que se solventaría con el danés superando al neozelandés. Prácticamente al momento, el coche de seguridad hacía su aparición después de que Sebastián Fernández se saliese de pista en Ascari.

La resalida se daría en la vuelta 14 y abriría un capítulo completamente distinto de la carrera y, sobre todo, del campeonato. Los adelantamientos en la misma recta de meta llevarían a Frederik Vesti a la segunda posición tras Théo Pourchaire. Oscar Piastri, con una remontada sublime, ya estaba sexto, pero la gran noticia saltaría cuando Clément Novalak tocaría a Logan Sargeant en la Variante della Roggia y llevaría al piloto de Prema a trompear, afectando de lleno a su lucha por el título.

Esto ofrecería a Oscar Piastri una oportunidad de oro de hacerse con el liderato del campeonato, aunque sin opción ya de pelear por la victoria, sentenciada a un mano a mano entre Pourchaire y Vesti. La lucha por el tercer puesto, por otro lado, se transformaría en una batalla salvaje entre Piastri, Beckmann y Hughes. Al frente, Frederik Vesti le robaba el liderato al francés de ART en la primera curva a falta de dos vueltas, posición que no abandonaría hasta cruzar la meta.

El piloto danés firmaría así su segunda victoria del año por delante de Pourchaire y Piastri, que retomaría el liderato con Beckmann cuarto y Hughes, quinto. Por detrás, Michael Belov conseguiría adjudicarse su primer punto en su tercera carrera en la FIA Fórmula 3 y, por consiguiente, se haría con una muy valiosa pole invertida.

Carrera 2: Piastri y Sargeant lo dejan para Mugello; victoria de Jake Hughes

Si la carrera 1 estuvo plagada de caos después de encontrarnos con una parrilla generalmente atípica, la segunda carrera con la inversión de los diez primeros puestos no iba a ser diferente, ¿verdad? Con una primera fila compuesta por Michael Belov y Enzo Fittipaldi, la salida vendría marcada por la aparición desde la segunda fila del primer piloto con opciones reales, Lirim Zendeli, que se ponía primero al lanzarse a cuchillo a la primera chicane. Belov caía a la cuarta plaza y Jake Hughes ganaba tres puestos para ponerse tercero tras Fittipaldi.

Nada más llegar a la segunda vuelta, Théo Pourchaire, en plena remontada, cometería un error en la Variante della Roggia y se subía a la banda disuasoria, rebotando en dirección a la gravilla y perdiendo diez plazas. Tres vueltas después, Enzo Fittipaldi sacaba pecho y lograba un muy buen adelantamiento por el exterior de esa misma curva a Lirim Zendeli para ponerse líder de la carrera, aunque la velocidad del Trident quedaría constatada en el paso a la sexta vuelta, recuperando el liderato.

La intensa lucha entre el brasileño y el alemán quedaría eclipsada por el abandono de David Beckmann, que se salía de pista en Lesmo 2 después de ser atosigado por Oscar Piastri y dañaba de forma terminal su Trident. Recordad este movimiento, porque será de gran importancia para más adelante. Inmediatamente, los protagonistas volverían a ser el nieto de Emerson Fittipaldi y Lirim Zendeli, pues un minúsculo toque entre ambos en la primera curva llevaba al HWA Racelab a sufrir un pinchazo que daba fin a sus opciones de un gran resultado. Entre el caos, Liam Lawson tomaría el liderato… pero recordad también este detalle.

Un error de Lirim Zendeli en la primera curva se solventaría con Frederik Vesti, en lucha con Oscar Piastri, subiendo al podio, mientras Jake Hughes le arrebataba el liderato a Liam Lawson. En la vuelta diez, poco después de que el inglés se pusiese líder, llegaría el primer golpe de efecto al campeonato. Clément Novalak entraría con demasiada agresividad a la primera curva y se tocaría con Oscar Piastri, trompeando el de Prema y llevándose en el proceso a Michael Belov y David Schumacher, que pasaban justo por la curva en ese momento.

Este incidente provocaría la aparición del coche de seguridad virtual y el abandono del australiano, lo cual dejaba a Logan Sargeant, protagonista de una remontada espectacular, en una gran posición tras subir hasta el quinto lugar desde la vigesimosexta en parrilla. Su avance se encontraría de bruces con su propio compañero, Frederik Vesti, con el cual iniciaría una incomprensible lucha fratricida que se solventaría con ambos dejando marchar a Liam Lawson, perdiendo posiciones y, finalmente, con un toque en Ascari que acabaría con ambos fuera de los puntos. Logan Sargeant estaba desquiciado.

Todo este lío permitiría a Jake Hughes obtener su segunda victoria del año, con Lawson segundo y Théo Pourchaire, muy inteligente al superar a los dos Prema y a Zendeli, tercero. Pero, como fue costumbre en esta ronda, faltaban las sanciones posteriores, siendo una de ellas sumar diez segundos a Liam Lawson por forzar a Zendeli fuera de la pista cuando se puso líder de la carrera en la vuelta 9. Lawson aterrizaría en la séptima posición, por detrás de un impresionante Pierre-Louis Chovet, sexto detrás del Campos de Alex Peroni que no puntuaba desde la ronda en España.

De esta forma, Pourchaire se auparía a la segunda plaza y Alexander Smolyar, cuarto, lograría su primer podio. Los dos protagonistas del campeonato también serían sancionados: Piastri por forzar a Beckmann y Sargeant por su toque con Vesti, solventándose con cinco posiciones en parrilla para el primero y tres para el segundo muy a tener en cuenta para la carrera 1 de Mugello, el primer asalto de la gran final de la FIA Fórmula 3, porque sí, la temporada concluirá con un muy emocionante último episodio en el jamás visitado circuito de Mugello.

Clasificación de pilotosPuntosClasificación de equiposPuntos
1º — Oscar Piastri1601º — Prema Racing429.5
2º — Logan Sargeant1522º — Trident227.5
3º — Théo Pourchaire1363º — ART Grand Prix214
4º — Liam Lawson1274º — Hitech Grand Prix151
5º — David Beckmann123.55º — MP Motorsport103
Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *