Juan Manuel Correa, un regreso a la altura de los héroes

0
Comparte

El 31 de agosto de 2019, el mundo se detuvo. En el Circuito de Spa-Francorchamps, la fortuna decidió que todas y cada una de las condiciones inimaginables para que una vida fuese borrada se darían, y el automovilismo quedaría profundamente marcado. El rocambolesco y todavía difícil de creer accidente letal que se llevaría a Anthoine Hubert tendría un segundo protagonista, un alma que caería en el engaño de la curva ciega que es el Raidillon y no tendría forma de esquivar el monoplaza varado del francés.

Juan Manuel Correa, piloto nacido en Ecuador pero que compite bajo licencia Norteamericana, sería el segundo involucrado en un choque que rompió cualquier simulación de seguridad realizada con el robusto Dallara F2 2018. El resultado para el ecuatoriano sería la fractura de sus dos piernas, además de sufrir daños leves en su médula espinal. Tras diversas operaciones en sus extremidades en el CHU Liege Hospital, lo peor vendría poco después de su traslado a un hospital de Londres a comienzos de septiembre de ese año. Las brutales fuerzas G del choque provocarían un posterior Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda, una dolencia que le llevaría a un coma inducido y a retrasar el tratamiento de sus piernas ante la debilidad de sus pulmones.

Pero el piloto ecuatoriano saldría adelante, abandonaría el coma inducido e iniciaría la larga rehabilitación que se divisaba en el horizonte. Siempre activo en redes sociales, el 12 de octubre de 2019 nos permitiría ver por primera vez el estado de su pierna derecha, la peor parada en el incidente. Todo el año 2020 estaría enfocado a su recuperación, pasando de la silla de ruedas a pequeños avances en público, tal y como se vería en el homenaje a Anthoine Hubert en Spa al siguiente año.

Hoy, 1 de febrero de 2021, el paso definitivo para su regreso a los circuitos ha sido confirmado. El ex-piloto de la FIA Fórmula 2, categoría en la que lograría dos sorprendentes podios en Bakú y Paul Ricard, ha firmado con la estructura de ART para competir en la FIA Fórmula 3, volviendo así al tercer escalón de la escalera de la FIA donde ya participó entre 2017 y 2018 con Jenzer Motorsport. Este movimiento, comprensible ante la menor exigencia física de los Fórmula 3, permitirá a Juan Manuel ponerse a prueba y averiguar si el esfuerzo de año y medio fuera de las pistas ha dado sus frutos. Eso sí, tal y como ha declarado, subirse de nuevo a un monoplaza y retomar su carrera deportiva ya es una gran victoria.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *