La armada invencible neerlandesa se pasea por la F4 española

0
Comparte

El Campeonato de España de Fórmula 4 bajó el telón este pasado fin de semana en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Después de recorrer casi toda la geografía española y una pequeña parte de la francesa, el certamen nacional de monoplazas se despidió de una temporada atípica pero que ha podido completar. No había muchas esperanzas de que esto ocurriera cuando Efe.uno estuvo presente en la primera cita en Navarra, pero finalmente ha sido posible.

Han pasado cinco meses desde que la pista de Los Arcos diera el pistoletazo de salida. La estructura MP Motorsport no tardó en poner las cartas sobre la mesa con sus, por entonces, cinco pilotos en liza. Kas Haverkort se impuso desde el principio a sus compañeros, con una esperanza que iba creciendo en forma de un Mari Boya que se alzó como su rival principal. El aranés asombró ya en tierras navarras con su primer podio y una templanza en pista digna de los más experimentados.

Ningún equipo ha podido plantar cara al conjunto neerlandés, salvo el breve paréntesis de Jenzer Motorsport, que se presentó en la ronda celebrada en Paul Ricard y que convirtió en suyas las dos primeras mangas gracias al gran hacer de Filip Ugran. Sin embargo, la tercera fue de nuevo cosa de la armada invencible de los Países Bajos. A los demás, apenas les han quedado las migajas que ellos les han querido dejar por el camino.

El Campeonato de España de Fórmula 4 arrancó el pasado mes de julio en Navarra. © Pablo López Castillo (Efe.uno).

El regreso a la piel de toro trajo la primera victoria en monoplazas de Mari Boya, el que ha conseguido poner en aprietos en más de una ocasión al campeón Kas Haverkort. En el circuito de Jerez, también hubo un halo de esperanza gracias al sensacional triunfo de Valdemar Eriksen que regaló la primera y única victoria de la temporada al conjunto Drivex, triunfador en 2019. Pero fue algo puntual, pues a partir de ese momento, la gloria ha sido completamente para MP Motorsport.

Si la armada era ya bastante numerosa con cinco coches en pista, la llegada de Thomas ten Brinke, con un palmarés de ensueño en karting, supuso un refuerzo que no necesitaban. El joven neerlandés se adaptó muy rápido a la mecánica del Tatuus, brillando con luz propia en las seis mangas disputadas entre el trazado andaluz y el Circuito Ricardo Tormo. Y entre tanto, Haverkort seguía ampliando su ventaja al frente de la clasificación general, aunque con la constante amenaza de un Mari Boya que iba de menos a más.

El circuito del Jarama dictó sentencia en un escenario espectacular y legendario. © Daniel Atán (Efe.uno).

Esta tendencia también se ha ido vislumbrando en los dos competidores de Fórmula de Campeones. En especial en la mejora de Quique Bordás, que ha sabido coger la experiencia necesaria sobre su monoplaza para conseguir plantar cara a los líderes y llegar al podio en Motorland Aragón. La pista de Alcañiz brindó grandes dosis de emoción y espectáculo con numerosos incidentes e imágenes para el recuerdo. Uno de estos protagonistas fue Lorenzo Fluxá, que finalmente ha conseguido certificar su papel como mejor piloto del año no perteneciente a MP Motorsport. El del equipo GRS pudo subir al podio en Navarra y plantar cara cuando la situación lo ha permitido.

En todo caso, el gran protagonista en el trazado del Bajo Aragón fue Mari Boya, que se destacó con dos victorias y un paso enorme al frente para amenazar la posición de privilegio de Haverkort. Sin embargo, la llegada al Jarama revertió la situación y el líder del certamen tuvo la gran ocasión de proclamarse campeón. Y así lo hizo, sin dar oportunidades a nadie y llevándose las tres victorias para proclamarse matemáticamente Campeón de España de Fórmula 4. Con ello, la cita en Barcelona fue una fiesta para el propio Haverkort y su equipo, MP Motorsport. Tenían en su poder el trofeo, así que únicamente quedaba rematar la faena por todo lo alto.

Kas Haverkort, el capitán de la armada invencible neerlandesa, MP Motorsport. © Daniel Atán (Efe.uno).

Lo hicieron, con dos primeras posiciones más del neerlandés y el primer triunfo de Thomas ten Brinke desde la Pole Position para cerrar el año. El dominio ejercido ha sido tal que nada ni nadie los ha podido parar. De manera que GRS, Drivex o Fórmula de Campeones se han visto abocados a resultados en la zona media. Y eso, sin contar el papel de las estructuras más pequeñas, como Xcel Motorsport o MOL Racing. Este último comenzó con Javier Sagrera al volante de su coche, pero tras varias citas, el catalán dejó el campeonato y el equipo comenzó una colaboración con M2 Compétition.

En todo este tiempo, la imagen de la F4 española ha ido variando, pero siempre con el total protagonismo de MP Motorsport. Efe.uno lo ha podido vivir de cerca, y sobretodo, ha contado en vivo y en directo su inicio y sus dos rondas finales. Con esto, podemos afirmar que aunque MP Motorsport haya dominado a placer, ha sido una temporada espectacular, llena de sorpresas, altibajos y grandes gestas. Sólo nos queda esperar a que arranque el 2021 y los pequeños pero matones monoplazas del certamen vuelvan a la vida con las nuevas incorporaciones que se avecinan.

Foto de portada: © Daniel Atán (Efe.uno).

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *