La Fórmula E se anima con las «joker laps»

0
Comparte

Desde que fue concebida, la categoría eléctrica de monoplazas por antonomasia siempre ha tenido cierta atracción hacia el riesgo. El aprovechar al máximo todo lo que sus ubicaciones le permiten es otra de sus características e innovar en base a ellas. No olvidemos que, de los 25 circuitos que han albergado un ePrix, dos de ellos han sido circuitos permanentes. Curiosamente, este fin de semana se sumará otro circuito al uso a esta lista.

El ePrix de Puebla, como os podréis imaginar, se disputará en el Autódromo Internacional Miguel E. Abed de Puebla, pues el Autódromo Hermanos Rodríguez todavía se encuentra despertando de sus funciones de hospital de campaña por el COVID-19. El propio circuito de Ciudad de México ya vivió el paso de la Fórmula E y albergó carreras con hasta dos trazados distintos, todos ellos dándole protagonismo a la zona del antiguo óvalo y el Foro Sol.

El segundo circuito permanente en albergar una carrera de Fórmula E fue nuestro Circuit Ricardo Tormo, que también vivió varios cambios entre los trazados usados en pretemporada y el que finalmente albergaría la doble ronda del ePrix de Valencia, la primera vez del campeonato en España para competir.

Desde que se implementó el Attack Mode, un aumento temporal en la potencia de los monoplazas en carrera, el acceder a una sección apartada de la trazada habitual era la condición para activarlo a través de unos sensores en determinados puntos del asfalto sobre los cuales debía pasar el transponder del monoplaza. Eso cambiará en Puebla.

Por primera vez, podemos decir que la Fórmula E tomará el concepto que más define a las carreras de rallycross, aunque a su manera: las joker lap. También es comparable a lo que sucede en el Circuito Internacional de Vila Real cuando el WTCC y el WTCR compiten en la pista portuguesa. Una vez por carrera, los pilotos están obligados a tomar la última curva, situada en una rotonda, de forma distinta a la habitual, usando una trazada más lenta.

Ahora nos trasladamos a Puebla y si nos fijamos en la curva 8, ubicación de la zona de activación del Attack Mode, vemos algo curioso. Lo que normalmente estaría fuera de la trazada, en algunos casos de forma muy exagerada como en Berlín Tempelhof, ahora se encuentra en una curva distinta. Lo que la Fórmula E propone es utilizar la antigua curva 8 del circuito, técnicamente en desuso desde 2005, como «joker lap».

De esta forma, la activación de este Attack Mode implicará una pérdida de tiempo como posiblemente nunca habremos visto en la Fórmula E. A un factor estratégico determinante se le dará una vuelta de tuerca, implicando todas las desventajas de una «joker lap» o «long lap» en asfalto: menos goma, menos adherencia, potencial asfalto en peor estado y, en definitiva, una vuelta mucho más lenta que será vital gestionar durante las dos carreras que se disputarán en Puebla.

Esto no es nada nuevo en el mundo del automovilismo, pero posiblemente estemos hablando de la primera aplicación de este concepto en el universo de los monoplazas. Por si la Fórmula E no había tenido suficiente proponiendo un circuito prácticamente indoor para el ePrix de Londres en el enorme centro de exposiciones ExCeL London, ahora la categoría nos sale con una nueva innovación de las suyas para darle todavía más picante a sus carreras.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *