NODA Racing – Verano sí, vacaciones no

0
Comparte

Es innegable que el mes de junio trajo emociones fuertes para Juju Noda y todo el equipo NODA Racing. Debutar con victoria fue un gran momento del año, aunque después de esa primera ronda hubiera dos meses y medio de parón. Ha pasado casi la mitad de ese tiempo y lo que está claro es que por mucho verano que haya, las vacaciones son un concepto ajeno. Evidentemente, no es tanto un lamento como una mera constatación de un hecho. El trabajo en el mundo del automovilismo raramente se detiene y por lo tanto siempre hay algo que hacer. Incluso si oficialmente hubiera vacaciones, seguro que seguiría habiendo trabajo…

En el caso de NODA Racing, esto implica que siguen adelante las pruebas de temporada. Después del exitoso debut en Jyllandsringen, la atención se enfoca ahora en los otros dos circuitos daneses en los que se disputarán las próximas dos rondas. Estamos hablando de Padborg Park y Ring Djursland con dos y una cita respectivamente. El primero es esencialmente nuestro circuito local; el lugar en el que hemos dado más vueltas y donde en teoría Juju debería sentirse más cómoda. Teniendo en cuenta que quedan dos rondas para un total de seis carreras, eso significa que la mitad de lo que queda es en ‘nuestro’ circuito. Eso nos da confianza aunque hay que trabajar. En ese sentido, rodar en Padborg cuando es posible sigue siendo útil.

Probar en un circuito que el equipo y el piloto conocen bien resulta útil por varios motivos aunque lo más importante es mantener las sensaciones para no perder el ‘filo’ competitivo del piloto. Por otra parte, siempre hay alguna prueba que realizar que podría servirnos para las carreras. Dicho esto, Padborg Park no es el único circuito en el que hemos rodado. Apenas unos días después de ganar en Jyllandsringen y ‘gracias’ a la situación actual con el Coronavirus, logramos un acuerdo con Ring Djursland para realizar media jornada de pruebas en un un circuito en el que en situación normal habríamos llegado al fin de semana de carreras sin un solo kilómetro. Medio día no es mucho pero es más que nada. El motivo, aprovechar un día en el que debería haber habido carreras y que al cancelarse el evento, el circuito tenía disponible.

Pero incluso más allá de Dinamarca, NODA Racing ha salido de las fronteras del país en el que compite para preparar el futuro de Juju. La semana pasada todo el equipo viajó hasta Paul Ricard, donde realizamos dos días de pruebas en un circuito completamente distinto a todo lo que nuestra joven piloto había experimentado antes. Aunque ella ha rodado en circuitos como Motorland y Montmeló, el trazado de Le Castellet es otra historia. Escapatorias de asfalto ‘infinitas’, rectas muy largas para un Fórmula 4 y vueltas que nuestro monoplaza siempre iba a tardar mucho en completar. Siempre iba a ser una experiencia nueva para Juju y esto es lo que hay que buscar.

A fin de cuentas, la gran diferencia en materia de piloto entre un quipo de Fórmula 4 y uno de Fórmula 1 es que en el primero, el piloto aún tiene mucho campo por recorrer. Eso significa que, con mucho por aprender, casi cualquier experiencia puede cambiar a un piloto por completo. Un joven que empieza una temporada bien puede acabarla magníficamente con un buen programa de test que le permita vivir nuevas experiencias con curvas desconocidas en circuitos distintos. Es lo que buscamos con Juju, que cada día que se sube al coche es mejor piloto. Lógicamente también se hace mayor, algo que puedo ver de forma evidente en el año que hace que la conozco en persona.

En Paul Ricard, el objetivo como siempre era aprender aunque mentiría si dijera que no hubiéramos mirado todos los tiempos de varias competiciones. A fin de cuentas, hay que tener referencias para entender cómo de bien o de mal vamos. Por ejemplo: el circuito fue recientemente reasfaltado de forma parcial, por lo que supondríamos que tenía que estar en mejores condiciones. La ELMS, por ejemplo, tenía tiempos más de 2 segundos más rápidos que el año pasado. Por otra parte, las altas temperaturas de estos últimos días juegan en contra del rendimiento del motor en un circuito en el que para un F4, este es crucial. Los mismos días que nosotros estarían en pista los coches de la Fórmula 4 francesa; Mygale M14-F4 con motor Renault…

Pero este año han pasado del mismo propulsor que usamos nosotros a un motor turbo que francamente, empuja mucho más. Además, el hecho de cambiar de neumáticos también les ha ayudado a mejorar sus registros. En definitiva, la Fórmula 4 francesa pasaba a no servirnos de referencia y solo podríamos mirar el récord de 2019. Y en ese sentido, las cosas fueron bien. La Fórmula 4 española rodó en las mismas fechas y en esta ocasión el mejor registro se quedó a un segundo del récord de esta categoría. Mientras tanto, Juju logró rebajar el récord de la F4 francesa en algo más de dos segundos. Prometedor, seguro, aunque siempre con intención de ser muy prudentes con las conclusiones…

Tenemos intención de volver a Paul Ricard, con un motivo que quedará claro en los próximos meses. Mientras tanto, el equipo vuelve a Dinamarca para empezar a pensar en preparar el retorno de la competición. No sin antes mencionar el fallo que nos dio una pieza de suspensión heredada del propietario anterior del coche que tenía algún kilómetro más de lo informado. Si alguna vez compráis un Fórmula 4, es importante que os aseguréis que todo está en orden. Es un fastidio, cuando algo falla por mala gestión ajena… por suerte, todo quedó en un pequeño contratiempo que no impidió aprovechar al máximo las dos jornadas. Y es que a veces parece que los días de test sean los más tranquilos aunque ocasionalmente son los más cansados.

El mes de agosto está a punto de empezar pero aunque en Japón este periodo es el tiempo de vacaciones oficial para las escuelas, el equipo no descansará. Ante todo, porque hay que estar en forma cuando las cosas vuelvan a la acción en septiembre. Pero también hay que seguir probando y rodando en la medida de lo posible para asegurarnos que el coche con el que Juju compita en Padborg Park, Ring Djursland y Jyllandsringen es lo más competitivo posible. Al final, por muy bueno que sea un piloto, la máquina tiene que estar a la altura para que su talento florezca. En caso contrario y en categorías monomarca donde se percibe que todos los coches son iguales (nada más lejos de la realidad en la mayoría de casos), un buen piloto podría salir con mala reputación.

Por mi parte y aunque justo estamos terminando el séptimo mes de un total de doce, ya empiezo a pensar en 2021. Es temprano y Juju lleva una sola ronda (tres carreras) este año… pero es mejor prepararlo todo para que luego no nos pille el toro. Las reuniones en persona son siempre mejores en el mundo de las carreras, pero en los tiempos que corren habrá que adaptarse y hablar de forma digital. Afortunadamente, esto es algo que la tecnología nos permite con relativa facilidad así que no es un problema para nadie. Los planes para Juju Noda de cara a 2021 empiezan a tomar forma poco a poco y aunque no hay solo una opción, vamos eliminando aquello que no tiene un interés para valorar aquello que sí lo tiene.

El auténtico periodo decisivo de esta temporada llegará entre mediados de septiembre y mediados de noviembre. Pero para que todo salga bien en ese espacio de ocho o nueve semanas, será crucial que las cosas se preparen de la mejor manera durante el próximo mes y medio. Como siempre, nuestra filosofía es la de seguir trabajando porque si los otros lo hacen y tú no, te quedas atrás… pero si tú lo haces y ellos no, puedes tener una pequeña ventaja. Y en el mundo del motor, muchas pequeñas ventajas pueden acabar suponiendo la diferencia entre una victoria y un segundo puesto. ¿Cómo era aquello de que el segundo es el primero de los perdedores…?

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *