Previa Fórmula E (II): el lavado de cara de Tempelhof

0
Comparte

El escenario de esta batalla final por el último campeonato antes de que la Fórmula E pase a ser un mundial en la temporada 2020-21 será el Tempelhof Airport Street Circuit. Dentro de las opciones que manejaba la categoría, el trazado de la ciudad de Berlín era el más apropiado al tratarse, a efectos prácticos, de un parque y no una sucesión de calles o avenidas. Además, la amplia zona de la antigua terminal permitiría a la Fórmula E llevar a cabo una interesante propuesta: variar el trazado en el que se competiría en estas tres dobles rondas del ePrix de Berlín.

Al final, después de las teorías que se barajaban, las tres variantes a utilizar no suponen una revolución absoluta, pero sí presentan un reto curioso para los pilotos. En las dos primeras rondas, disputadas el 5 y 6 de agosto, las carreras se disputarán en el sentido inverso al normal, mientras que la opción en la que se competirán los días 8 y 9 de agosto será la «clásica», presente desde 2017.

Finalmente, para los días 12 y 13, la Fórmula E presentó una novedosa variante del circuito con curvas más reviradas en el segundo sector y que, logísticamente, tampoco suponían una enorme carga para la organización, ampliando su distancia unos 150 metros. Las curvas 4, 5 y 6 pasan a componer unas enlazadas, mientras que al final del segundo sector se le suman cuatro curvas. Además, como último apunte, se regresa a la entrada del pit-lane de la edición de 2017, mucho más apropiada para competir en las diferentes variantes del circuito.

Hasta el momento, hemos analizado brevemente a los equipos y pilotos que, visto su rendimiento en lo que llevamos de año, podrían partir con más posibilidades de disputarse la victoria, pero no solo ellos competirán en Berlín estos días. Otros equipos parten con otros objetivos y, como es normal, también toca hablar de ellos.

Envision Virgin Racing: salvar una situación límite

Resulta increíble pensar que un equipo que lleva desde el origen de la categoría intentando asaltar el título se encuentre en una posición así, aunque lo cierto es que no es el peor situado de la parrilla a estas alturas y la mala suerte ha acosado un poco a los ingleses. Quizás por eso o por el futuro más presente, el que ha sido líder de Virgin desde el primer año, Sam Bird, ha decidido dar el paso a Jaguar para el próximo año, siendo sustituido por otro piloto de altura: Nick Cassidy.

Desde la primera carrera en Diriyah, Virgin no ha vuelto a subirse al podio, con Robin Frijns en la decimoquinta posición de la tabla. Eso sí, el holandés es uno de los que llega con ritmo de competición al disputar el pasado fin de semana la primera ronda del DTM, pero falta por ver si Virgin es capaz de solventar la que, hasta ahora, sería su peor temporada en el campeonato. Además, el equipo inglés será uno de los que apoyará al United Kingdom National Health Service (NHS) con mensajes de agradecimiento en su monoplaza por su labor durante la pandemia.

ROKiT Venturi Racing: buscar, por lo menos, la honra

El equipo monegasco, en su caso, se mantiene en las posiciones esperables. Edoardo Mortara vuelve a ser la punta de lanza de la estructura comandada por Susie Wolff, mientras Felipe Massa sigue buscándole el punto a la categoría, si bien es cierto que el año pasado concluyó un más que correcto debut con un podio en la carrera local de Venturi.

Salvo en la temporada 2016-17, los monegascos se han anotado, por lo menos, un podio en su casillero durante la temporada, así que sería lo lógico pensar que, como objetivo para final de año, sus dos pilotos buscarían una pequeña recompensa para su primer año como clientes oficiales de Mercedes en la Fórmula E. Mientras, ronda el rumor de que el equipo de Fórmula 1 podría tomar a su sponsor principal, la marca ROKiT.

TAG Heuer Porsche Formula E Team: golpe de realidad

A pesar de que Porsche había comenzado su aventura en la Fórmula E con una carta de presentación magistral en forma de podio en Diriyah, cualquier esperanza de repetir ese resultado parece haberse evaporado. André Lotterer prácticamente rema en solitario ante lo que se temía en un principio: la falta de adaptación de Neel Jani a la categoría, penúltimo y solo por delante de Ma Qinghua.

Ahora, el objetivo al que se pueden aferrar es puntuar y seguir aprendiendo, paso a paso, para afrontar la próxima temporada con mayores fuerzas, más considerando el aplazamiento de la llegada del Gen2EVO, la evolución del actual Spark SRT05e. Este atraso permitirá a los de Stuttgart indagar más en la naturaleza del chasis y perfeccionar una unidad de potencia con unos problemas de juventud más que evidentes.

Mahindra Racing: el calambrazo del año

Pero si existe una decepción este curso, no cabe duda de que Mahindra es el súmmum de los desfallecimientos. Sin Campos Racing poniendo su granito de arena en el equipo indio, los resultados han dejado de estar y, junto con ellos, Pascal Wehrlein, que zanjó su relación de forma inmediata con Mahindra durante el parón sanitario sin dar mayor explicación que «la situación actual».

Su asiento lo ocupará otra cara conocida de la parrilla, un Alex Lynn que concluyó la pasada temporada sustituyendo a Nelsinho Piquet en Jaguar sin tampoco especial brillantez, aunque con la esperanza de haberse adaptado finalmente a la categoría. Su problema y el de Jérôme d’Ambrosio es que deberán plantar cara al resto de la parrilla sin rastro del ritmo que daba podios y victorias al equipo de un Dilbagh Gill que, recientemente, ha visto confirmado su contagio por coronavirus. Su sustituto será Toni Cuquerella, el ex-ingeniero jefe de la escudería Hispania entre otros.

GEOX Dragon: volando en picado

Acabamos el análisis de los equipos con las dos estructuras propulsadas por una unidad de potencia firmada por Penske, y lo cierto es que no es nada descabellado. En primer lugar está el equipo Dragon gestionado por Jay Penske, hijo del archiconocido Roger «The Captain» Penske, que afronta el que puede ser su peor año con diferencia con una maquinaria que no rinde casi bajo ninguna circunstancia.

Por si eso no fuese suficiente, la inestabilidad con los pilotos vuelve a hacer acto de presencia. Brendon Hartley, el único capaz de llevar el Dragon a los puntos este curso, ha sido sustituido por Sérgio Sette Câmara de cara a las rondas de Berlín, el ahora piloto más joven de la parrilla. Si bien es un fichaje bastante prometedor, el equipo americano suma a un nuevo rookie a sus filas para acompañar a Nico Müller, que viene de vencer en el DTM donde es líder frente a René Rast, pero que no acaba de rendir en la Fórmula E.

NIO 333 FE Team: sin esperanza a corto plazo

Sin un solo punto en su haber y con una unidad de potencia desfasada, un equipo en proceso de re-conversión y la duda constante de su futuro, el destino del equipo que en origen venció en la primera temporada de la Fórmula E es tan extraño como desolador. La losa de ser el peor monoplaza de la parrilla es pesada, pero quién sabe si sus dos pilotos podrán sacar fuerzas de flaqueza de algún lugar.

Oliver Turvey se mantiene fiel a la estructura china y ha luchado contracorriente por los puntos, hito que hubiese conseguido en Diriyah de no haber sido descalificado por un exceso de energía utilizada durante la carrera. Ma Qinghua, lejos de optar por los puntos, ha luchado por no ser último sin especial éxito y, por encima, se ha quedado fuera de las rondas alemanas al no poder viajar por las limitaciones existentes. En su puesto, curiosamente, se sentará un Daniel Abt que ha aterrizado en el peor lugar imaginable tras su despido y sin una pizca de arrepentimiento vista su actitud en redes. ¿Quedará algo de esperanza?

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *