¿Qué es el IMSA? La categoría donde competirá Kevin Magnussen en 2021

0
Comparte

Después de quedarse sin asiento en el equipo HAAS, Kevin Magnussen anunció que en este año 2021 competirá en el IMSA junto al equipo Chip Ganassi Racing. Una categoría que a muchos de vosotros os puede resultar desconocida, pero que históricamente ha acogido a varios pilotos del Gran Circo, comenzando por Jan Magnussen, padre de Kevin. Aprovechando este fichaje, vamos a explicar qué es el IMSA WeatherTech SportsCar Championship, el campeonato estrella de carreras de resistencia en Norteamérica.

La International Motor Sports Association, o IMSA, es una empresa que lleva organizando los máximos certámenes automovilísticos de resistencia en Norteamérica desde los años 70. Después de 15 años bajo la denominación «American Le Mans Series», en 2014 volvieron a sus orígenes y tras fusionarse con otro campeonato (el Grand-Am) crearon una categoría unificada que poco tiene que envidiarle al Mundial de Resistencia. Cuenta con dos de las carreras de resistencia más míticas de todos los tiempos: las 24 horas de Daytona y las 12 horas de Sebring, además de ofrecer siempre una gran emoción en todas sus diferentes clases.

Las carreras multiclase: muchos frentes abiertos

A diferencia de las categorías de monoplazas y, al igual que sucede en el WEC, en el IMSA se disputan varias carreras dentro de al misma carrera, pues hay un total de cinco clases diferentes en pista a la vez. Esto significa que hay cinco categorías de coches distintas corriendo, con tiempos por vuelta muy diferentes, lo que provoca que las maniobras de doblaje (constantes para los más rápidos) sean casi más importantes que los propios adelantamientos. La gestión del tráfico en carrera se convierte en algo vital y hace que los pilotos más avispados destaquen.

Pero también tiene su parte mala, pues obviamente cada doblaje conlleva su riesgo y es habitual ver problemas e incluso accidentes por arriesgar demasiado. Esto también significa que hay cinco ganadores distintos, uno por categoría, además del ganador absoluto, que generalmente es el que centra los focos de atención. Tres categorías de prototipos y dos de Gran Turismos (GTs) conforman la parrilla de las carreras importantes, aunque a lo largo del campeonato hay carreras donde no compiten todos. Vamos a analizar las diferentes clases.

DPi: categoría reina y futuro de la resistencia

En las últimas semanas, se ha hablado mucho de los Hypercar en las próximas 24 horas de Le Mans y de la normativa LMDh, donde Audi y Porsche trabajan para volver a la mítica carrera francesa. Los LMDh serán la segunda versión de los DPi (añadiendo tecnología híbrida) y es uno de los grandes éxitos del IMSA en los últimos años. Están basados en los LMP2 del WEC, con las marcas eligiendo uno de los chasis disponibles (Oreca, Ligier, Dallara o Riley-Multimatic) y modificando tanto la carrocería como el motor para adaptarlo a sus necesidades.

Con una base común, la competición siempre está muy pareja y los costes se reducen mucho. Tiene el aspecto clásico de los prototipos cubiertos modernos y producen al rededor de unos 600 CV. Ahí es donde encontramos a Kevin Magnussen con el Cadillac #01 del equipo Chip Ganassi Racing. Además de el danés, tenemos también muchos otros nombres conocidos en la Fórmula 1 como Sébastien Bourdais (Cadillac #5), Alexander Rossi (Acura #10), Felipe Nasr (Cadillac #31), Kamui Kobayashi (Cadillac #48) y Juan Pablo Montoya (Acura #60). Cadillac, Acura y Mazda pelearán por las victorias absolutas en esta categoría durante todo el año.

LMP2: los veloces prototipos privados

#8 Tower Motorsport by Starworks ORECA LMP2 07, LMP2: Ryan Dalziel, David Heinemeier Hansson, John Farano, Nicolas Lapierre

Los DPi están basados en ellos, pero en lugar de contar con apoyo de marcas, estos son privados y cualquier equipo puede adquirir uno para competir con ellos. Están orientados a pilotos menos experimentados y es necesario tener uno con categoría bronce de la FIA (la más baja) en cada coche. La potencia es similar a los DPi, pero todos cuentan con un motor Gibson, mientras que las prestaciones aerodinámicas son ligeramente inferiores. Es por ello que los tiempos por vuelta también son más lentos.

Este año encontraremos equipos corriendo con 3 de los 4 modelos: Oreca, Ligier y Dallara, siendo estos primeros los que predominan al igual que en el WEC. Pero junto a los pilotos más amateurs también encontraremos pilotos profesionales y conocidos por todos. Robert Kubica debutará con el equipo High Class (con base en Barcelona) mientras que Giedo van der Garde será uno de los cuatro pilotos del Racing Team Netherland. Ambos pilotos estarán únicamente en las próximas 24 horas de Daytona.

LMP3: la novedad de este 2021

La categoría LMP3 entra este año en el campeonato, buscando aumentar las parrillas con prototipos mucho más económicos y fáciles de gestionar que los LMP2. Con un peso inferior a los 1000 Kg, cuentan con un motor V8 de 5 litros que produce unos 420 CV. Cuentan con menos carga aerodinámica que sus hermanos mayores por lo que los tiempos son considerablemente más lentos, en algunas ocasiones casi a ritmo de GT. Esta categoría ha llamado la atención de varios pilotos jóvenes y en las próximas 24 horas de Daytona tendremos hasta 7 coches inscritos, tanto Ligier como Duqueine, las dos marcas principales.

GTLM: los GTs de Le Mans

Una categoría que ha vivido mejores días, pero los GT Le Mans (GTE) son siempre un espectáculo. Basados en coches de producción «Gran Turismo», generan una gran carga aerodinámica para este tipo de vehículos y son realmente rápidos. El peso base son 1.245 Kg y los motores (5.5L máximo para los atmosféricos y 4.0L para los turbo), que tienen que ser derivados de un motor de producción, producen más de 500CV. Además, hay unos requisitos de fabricación mínimos de unidades de calle.

Actualmente en el IMSA hay cuatro marcas diferentes, aunque no todas están a tiempo completo. Corvette contará con dos coche, con el español Antonio García, vigente campeón, en el #3. Porsche tendrá representación también todo el año con el equipo Proton Racing mientras que dos BMW (RLL) y un Ferrari (Risi Competizione) estarán en las 24 horas de Daytona.

GTD: el fenómeno mundial de los GT3

En el IMSA compiten bajo el nombre de GT Daytona, pero son básicamente los GT3 que se encuentran por los campeonatos tanto nacionales como internacionales de todo el mundo. También basados en coches de producción, tienen unas prestaciones inferiores a los GTE, pero también su precio es muy inferior lo que provoca que sean muchos los equipos que opten por este tipo de maquinaria. 20 unidades estarán presentes en Daytona de nueve marcas diferentes.

Lamborghini, Porsche, Audi, Acura, Mercedes, Ferrari, BMW, Lexus y Aston Martin tendrán su representación, en todos los casos con equipos privados, como es habitual en la categoría. Muchos pilotos profesionales corriendo junto a otros más amateurs, prometen y ofrecen siempre un gran espectáculo. El conocido Balance of Performance, que iguala las prestaciones de los coches según su rendimiento y prestaciones, hace que la categoría sea muy pareja pese a tener vehículos muy diferentes.

Las 24 horas de Daytona, la mejor opción para empezar a seguir el IMSA

Los próximos días 30 y 31 de enero se disputarán las 24 horas de Daytona, cita que está marcada en rojo en el calendario y que aunque abra el campeonato, es posiblemente la más importante. Una auténtica carrera de resistencia en un circuito que mezcla tanto óvalo como circuito rutero. Siempre es una carrera apasionante y con batallas en todas las categorías. El codiciado triunfo que ya encontró Fernando Alonso en su segundo intento lo buscarán este año pilotos de altísimo nivel, empezando por Kevin Magnussen. Se podrá seguir en directo de manera gratuita por la página web del IMSA.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *