Scott Dixon se lleva la pole de las 500 millas y Alex Palou sigue brillando

0
Comparte

El pasado fin de semana tuvieron lugar todas las sesiones que conformaron la parrilla de salida de las 500 millas de Indianápolis. Será la 105 edición de esta prestigiosa carrera en la que se volvieron a enfundarse el casco pilotos como Simona de Silvestro o Juan Pablo Montoya y también la segunda participación de un Alex Palou que en 2020 enamoro a los Estados Unidos.

La sesión de clasificación empezó en la jornada del sábado donde todos los participantes salieron a hacer su tanda de cuatro vueltas y en la que el tiempo a tener en cuenta sería la media de velocidad de los cuatro giros al óvalo del circuito de Indianápolis. Un año más, quedó claro que la tónica favorable para los equipos que utilizan el motor de Honda, mientras que los que usan el propulsor de Chevrolet lo han pasado peor.

Alex Palou vuelve a hacerlo

En este sentido, sorprendía el rendimiento, en especial de Will Power que ya en los entrenamientos libres previos dejó entrever que su ritmo de clasificación era muy justo y no lograba meterse entre los 30 mejores tiempos. De esta forma, se vería obligado a tomar parte en el llamado ‘last row shoot out’, donde los cinco últimos clasificados tendrían que hacer una nueva sesión ene l domingo para ver quienes iban a ser los tres componentes de la última fila de la parrilla y quienes eran los dos pilotos que se quedaban fuera de la carrera.

En el lado contrario el equipo de Ed Carpenter Racing y el Chip Ganassi Racing fueron quienes encontraron mejor ritmo y, por tanto, los que impresionaron más. En esta sesión lo importante de verdad era colarse entre los nueves mejor clasificados y así entrar en el selecto grupo del ‘Fast 9’. Algo que el representante español, Alex Palou, pudo realizar el año pasado en su año de debut junto al equipo Dale Coyne.

Palou volvió a hacerlo, completo su promedio y se metía en aquel grupo en el que terminaron por meterse todos sus compañeros de equipo. Cuando todos completaron su tanda, quedaba tiempo restante que podían utilizar los distintos pilotos para mejorar el promedio establecido por cada uno. Palou trató de mejorarlo para asegurarse su presencia en la lucha por la pole. Desafortunadamente un accidente lo impidió y amenazó su continuidad en el fin de semana.

Su equipo trabajó a destajo para tener su coche reparado para la jornada dominical en la que se conformaron las tres primeras filas de la parrilla de salida de las 500 millas que se disputarán el próximo fin de semana. El piloto español de Ganassi mejoró las prestaciones de la temporada pasada y saldrá sexto. La pole fue muy competida pero una versión superlativa de Scott Dixon fue suficiente para que el australiano se llevase el gato al agua.

También se celebró el ‘last row shoot out’ en la que los cinco últimos clasificados (Simona de Silvestro, RC Enerson, Will Power, Charlie Kimball y Sage Karam) tuvieron una última tanda de cuatro vueltas cada uno para buscar el mejor registro posible y evitar el desastre. Finalmente, Power, de Silvestro y Karam fueron los elegidos en una tanda no apta para cardiacos.

Quizá te interese
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *