La Fórmula 1 y el cielo, una relación de toda la vida

0
Comparte

Aunque en un comienzo quizás no sea una vinculación tan evidente, un Fórmula 1 y un avión son mucho más parecidos de lo que os podáis imaginar. En tiempos recientes, la aerodinámica se ha vuelto un factor crucial en la construcción y desarrollo de un monoplaza de la máxima categoría, por no mencionar que existen conceptos de la aeronáutica trasladados a la competición del motor. Siendo distintos, son mundos que beben el uno del otro para enriquecer unas tecnologías que llevan al límite a máquina y piloto.

En el medio, y desde la aparición de los primeros alerones, se encuentra la Fórmula 1. Los tubos de Pitot, utilizados para medir la influencia del aire en un punto; el sistema DRS, inspirado en los flaps o aletines de las alas de los aviones; los diversos materiales y el uso del túnel de viento o el conocido como Gurney flap son varias de esas innovaciones que dieron el salto de un lado a otro, por no mencionar a los ingenieros aeronáuticos que han terminado aplicando sus conocimientos en la Fórmula 1 o los aviones bautizados como los monoplazas, pero hoy toca hablar de una relación no tan conceptual y más cercana.

Contenido bloqueado

Para poder visionar esta publicación, suscríbete a Efe.uno Premium

  • Vídeos de Efeuno en exclusiva, con secciones no publicadas.
  • Podcasts diarios con la información más importante; tertulias semanales.
  • Secciones de la página web nuevas y en exclusiva.
  • Emisiones en directo para nuestros suscriptores de pago.
  • Sorteos mensuales exclusivos.
  • Disfruta de Efe.uno sin publicidad.

Quizá te interese